El socialismo no ha fracasado, tampoco el capitalismo, pero éste, se está resquebrajando

Decir que el comunismo fracasó es algo así como decir que el capitalismo fracasó. El fracaso del comunismo, si es que se puede hablar de fracaso, se pudiera asumir, no realmente como fracaso, en todo caso se pudiera decir que fue derrotado parcialmente por el capitalismo, que es un sistema que necesita ir demoliendo cualquier alternativa distinta a su filosofía para poder sobrevivir, es por ello que el imperio norteamericano que es el centro o el corazón del capitalismo neoliberal mundial, cada vez que aparezca algún gobernante en cualquier parte del mundo con ideas nacionalistas y opuestas a las de ellos y en el cuál observen alguna posibilidad de éxito, se ven en la necesidad de tratar de destruirlo porque ese éxito de esa otra alternativa diferente a la de ellos, implicaría que otros pueblos pudieran tomarlas como ejemplo para la consecución de bienestar para sus pueblos, lograr su desarrollo y al mismo tiempo la muerte progresiva de su sistema depredador y destructivo como lo es el sistema capitalista, es decir, un sistema parasitario.

Existen muchas personas dentro de la izquierda que frecuentemente esgrimen el argumento de que el capitalismo fracasó y nada más lejos de la realidad, todo lo contrario, el capitalismo ha sido un verdadero éxito, si tomamos en cuenta que sus objetivos han sido logrados en gran medida si tomamos en consideración todo el poder que han acumulado, comenzando por el hecho de llevar a la humanidad a pensar y a creer en lo que a ellos les ha dado la gana, que además es responsable directo de tanta miseria en muchos paises en el mundo, porque incluso, está comprobado que en el planeta tierra hay suficientes recursos para todos sus habitantes. Afortunadamente y eso hay que agradecérselo en parte a la globalización y a los avances en lo que se refiere a comunicaciones, que ha permitido en alguna medida también, que en la actualidad se les está dificultando cada vez más, engañar y manipular la conciencia de los pueblos para así apoderarse de sus recursos. Este proceso ha sido lento pero sin embargo continúa avanzando y llegará el momento en que todo ese poder será reducido a su mínima expresión, de lo contrario, la humanidad estaría en inminente peligro de extinción.

Todo esto explica claramente porque la desesperación del imperio por tratar de destruir la revolución bolivariana junto con todos estos movimientos que se viene desarrollando en latinoamerica, casos: Bolivia, Ecuador, Brasil, Argentina, Uruguay, Nicaragua, Paraguay y por supuesto Cuba. También explica la necesidad del imperio de tener bajo sus servicios a gobiernos lacayos e indignos como el colombiano en la persona de Álvaro Uribe o Allan García en Perú, que son utilizados para tratar crear fricciones entre los paises que están entendiendo cuál es el camino a seguir. El socialismo no es un sistema fracasado, el asunto está en que no cuenta ni ha contado con los recursos y el poder con que cuenta el capitalismo y que sin embargo con todo ese poder ha comenzado a hacer aguas por todos lados.

arnomartinez@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2688 veces.



Arnó Rafael Martinez Ochoa


Visite el perfil de Arnó Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: