Los peces gordos del PSUV

Aquí en el Zulia la política también tiene su especificidades, en los tiempos de la cuarta república hubo una etapa, en que todo el poder lo tenia un gordo llamado el triple coronado, este gordito era el presidente de la Asamblea legislativa, presidente de FETRAZULIA y presidente del partido COPEI. El gordo Manuel Marín fue otro quien tuvo mucho poder, en especial, poder de fuego para acabar con las manifestaciones estudiantiles y los recursos que administró en su paso por la presidencia de la Asamblea Legislativa. Otro gordo que atesoró todo el poder del mundo fue, Hugo Soto Socorro, quien desde muy temprana edad se hizo de mucho poder, armando gavillas “obreras”, para así tener e imponer el control de las mafias sindicales; hasta que el dedo del gordo Lusinchi lo hizo el todopoderoso gobernador del Zulia.

Esto es historia patria y lo demás sería puro cuento, a no ser porque ahora, en la quinta república todo el mundo sabe y comenta, del vergonzante poder que vienen usufructuando no uno, ni tres gorditos, sino una pandilla de gordos y gordas, que al calor de su “sacrificio revolucionario”, hoy son los nuevos ricos, peces gordos y poderosos, que dejan en pañales a aquellos tristes y celebres recordados gordos de la cuarta republica.

Ya en los tiempos del MVR, PPT y POR MARACAIBO, estos conspicuos caudillos, mantuvieron cuotas de poder en esas organizaciones revolucionarias; condición que les permitió hacerse del poder que hoy detentan y ostentan de forma insolente, ante la mayoría de los dirigentes y militantes honestos, que si se empeñan junto al comandante Chávez, en impulsar la nueva moral revolucionaria y socialista. Estos gordos y gordas, ahora también “socialistas”, son los responsables de que aquí en Zulia se haya entronizado en el poder el viejo adecaje, revestido de un nuevo tiempo. Ellos son los expertos y asesores del murmullo y del susurro allá en Caracas, para que a los yukpas, barí, japreiras y wayú, sean vistos como los enemigos de la sierra de Perijá y el “desarrollo” carbonífero del Zulia. Estos gorditos rojo rojitos, son los mismos que permitieron, que nuestros activistas comunitarios no salieran electos como miembros de las juntas parroquiales y concejales, de la mayoría de los municipios de la región, debido a la división, de la que hicieron gala en esa contienda electoral. Si por estos glotones del erario público fuera, Alcaldes honestos y revolucionarios como Evert Cachón y Luís Caldera, brillaran por su ausencia.

Esta también sería historia patria, y quizás hasta honores le estaríamos rindiendo, si no fuera porque a propósito de la fundación del Partido Socialista Unido de Venezuela, estos maléficos personajes, no anduvieran rondando las puertas, pasillos y ventanas del nuevo instrumento político. Ya la Comisión Nacional para la constitución del PSUV les había dado un parao, al anunciar que no podían ser propulsores quienes a su vez estuvieran pensando en ocupar cargo de dirección.

Con esta premisa los gordos se abstuvieron de colarse en las listas de los propulsores; pero el capitán de los gordos, experto militar en mañas y marramuncias, en las puertas del primer evento de los propulsores zulianos, espetó: “yo espero que baje la marea pá agarrar espumita”. A la gorda de Barrio adentro, en la ultima asamblea, y en presencia de Arias Cárdenas, Mary Pili, Miuller Rojas y Lina Ron, los propulsores la pitaron de tal forma, que ni la presencia del gordo general, evitó que tuviera que ser sacada por orden de la comandante Lina y por haber firmado contra Chávez en el revocatorio. Ya el gordo de PODEMOS y su compadre, acaban de “sacrificar” a sus viejos partidos, para pedir nueva militancia en el apetitoso PSUV, y las gordas enjuiciadas y sentenciadas por la Contraloría General de la República, han enviado sus emisarios para que les vayan guardando puestos en la primera fila, junto al gordo salta talanquera, quien es el “más sacrificado”; porque primero renunció a Copey, para echarse un champú revolucionario en la izquierda cristiana, luego hizo el esfuerzo de ser candidato con Olavarria en OPINA, para terminar “heroicamente” en el MVR, del cual súbitamente renunció irrevocablemente, para poner todo su empeño en tomar por asalto, junto a esta camarilla de peces gordos, las honestas y aguerridas trincheras de los propulsores y militantes del partido, que aspira ser el mas democrático y revolucionario, que haya conocido el país.


douglas.zabala@corpomaracaibo.net

douglas.zabala@hotmail.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4317 veces.



Douglas Zabala


Visite el perfil de Douglas Zabala para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Douglas Zabala

Douglas Zabala

Más artículos de este autor


Notas relacionadas