El Estado burgués moderno es el gran explotador del trabajador

Diremos que la producción de la ganancia, como valor agregado, precede a su obtención comercial, financiera, impositiva y en dividendos.

La ganancia, en su tradicionales formas como dividendos en compañías anónimas , intereses financieros, impuestos empresariales y sobre la renta, y márgenes comerciales, es producida antes de que el banquero la reciba, antes de que el comerciante la ingrese en caja, antes de que el Estado la entere al Fisco Nacional, antes de que el empresario industrial la deposite en sus cuentas bancarias.

El fenómeno lo ejemplarizaremos de la siguiente manera:

Sean dos lotes de las mercancías A y B, producidas por sendos propietarios. En un primer momento, ambos productores intercambian recíprocamente esas mercancías, de tal manera que si valen 1.000 unidades monetarias c/lote, al final del intercambio ninguno obtiene ganancia alguna.

Pero en un segundo momento, ambos productores y dueños de las mercancías A y B deciden valerse de sendos intermediarios o comerciantes. Y si vendieran por su valor, 1.000 unidades monetarias, y si cada uno de estos comerciantes se anota 10% como margen de ganancia bruta, consecuentemente venderían sus inventarios al precio de 1.100 u/m.

Entonces el productor de A recibe la mercancía B, y el productor de esta recibe A, pero como ambas valen sólo 1.000 u/m debemos inferir que si entre los dos intermediarios se queda una ganancia de 200 um, los compradores de A y B tuvieron que vender por sólo 900 lo que vale 1.000.

Mediante un sistema de ecuaciones ilustraremos mejor:

Valor de A = 1.000 um; Valor de B = 1.000 um ;

Precios de venta a los comerciantes = 1.000 um

Ganancia comercial = 200 um , = 100 um + 100 um;

Precio de venta para A y para B = 1.100 u/m.

Pero cuando los productores de A y de B vendieron al intermediario lo hicieron por sólo 1.000 um, y como ahora deben pagar 1.100 um, a cambio de A y B que sólo valen 1.000 um , la diferencia de 100 um va con cargo a los 1.000 que como productores recibieron de manos del comerciante, y en consecuencia infiérese que sólo vendieron por 900 lo que vale 1.000:

900 + 900+ 200 = 2.000 = valores de A y B.

De resultas, la ganancia de los comerciantes estaba ya incorporada al valor que los intermediarios compraron a sus respectivos productores. Que se trata de una ganancia que fue añadida como parte del trabajo agregado por el asalariado.

Este ejemplo comercial es extensible a la ganancia financiera, al dividendo del accionista inversor, y a los impuestos que recibe el estado burgués. Como este Estado pecha a todos los empresarios, industriales, banqueros y comerciantes, es deducible que este Estado es el gran explotador burgués.

osmarcastillo@cantv.net


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5710 veces.



Manuel Martínez


Visite el perfil de Manuel C. Martínez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: