El Arado y el Mar

¿Por quién votaría el Comandante Chávez?

Las elecciones son droga que confunde la mente nacional. Entre mentiras, promesas imposibles, calumnias, ataques mutuos monta su tienda el circo electoral.  Las elecciones intentan copar la escena política, confinar la política al juego electoral, que la gente se olvide del problema central: la vuelta al capitalismo, el abandono del camino de Chávez, nos trajo esta miseria. Intentan que a la mente colectiva la ocupen las trivialidades electorales: reducir el problema de hoy a las disputas de quincalla entre el madurato chato y la infecunda oposición. Un villano y un galán, como en las telenovelas. En estas elecciones todos mienten, ocultan sus verdaderas intenciones (los programas de los candidatos y sus consecuencias), no proponen proyectos, se guían por las encuestas para desarrollar sus demagogias.

En este océano de mentiras y falsedades, en este mar proceloso es difícil navegar. Una manera de entender el cuadro político es imaginar ¿qué haría Chávez, por quién votaría Chávez? Esa es una buena brújula.

Chávez se declaró, de pensamiento y acción, Socialista. Entonces, es lógico pensar que votaría por un socialista, quedan descartados los candidatos de la derecha que participan en las elecciones primarias. Pero, ¿votaría por el candidato del madurato, cualquiera que este sea? El gobierno que se dice chavista, en la práctica arrasó con la obra de Chávez, acabó con PDVSA, la roja rojita, la de los tres millones diarios, acabó con la economía, la educación, la salud, la conciencia del deber social, arrasó con todo, no quedó piedra sobre piedra. Además, y esto le daría mucha rabia, deformaron su imagen, lo utilizan para justificar el desastre que hicieron; se dicen chavistas, pero le tienen miedo a su pensamiento.

Está muy claro que en estas elecciones a la carta del capitalismo, el Comandante Chávez no votaría por ninguno. Pero, entonces, qué haría, cuál es la propuesta, que haría. La respuesta la encontramos en su historia: en situación similar, Chávez desconoció al gobierno, se alzó el 4 de febrero contra toda esa farsa. Pues hoy haría lo mismo: se alzaría, no solo contra el gobierno, contra el sistema oprobioso que se está consolidando.

La tarea de los chavistas está muy clara: se impone reconstruir el liderazgo chavista, de gente sin temor, que sea chavista de pensamiento y acción, que no se avergüence de decirlo y de actuar en consecuencia, no andar con cuidado de no mezclarse con los chavistas perseguidos por el madurato, con miedo de fotografiarse con los estigmatizados por el madurato. Un liderazgo que se declare chavista, que es en esencia declararse Socialista y contra lógica del Capital, ir de frente contra la traición del madurismo, no como estos falsos chavistas, los “fake chavistas”, que son capitalistas, amantes de la burguesía. El chavismo debe organizarse, presentarse como una opción, acumular fuerza en la acción.

Chávez vive en el pensamiento y en la acción chavista, vive en la lucha por el Socialismo. El capitalismo, los capitalistas, los “fake chavistas” lo desacreditan, lo condenan al olvido. Ese sería el cierre del ciclo del intento socialista. Le debemos a Chávez su defensa, demostrarle al mundo que en este pueblo aún quedan reservas de dignidad, que el extraordinario ejemplo del Comandante, su prédica, su ejemplo es llamarada que vive en el corazón de la sociedad.

¡CHÁVEZ VIVE EN EL SOCIALISMO! 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1605 veces.



Toby Valderrama-Antonio Aponte

elaradoyelmar.blogspot.com

 elaradoyelmar@gmail.com      @elaradoyelmar

Visite el perfil de Toby Valderrama Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: