La soberbia: crónica del trágico final de la dirigencia del gobierno y la oposición venezolana

He llegado a al estado de consciencia que me cuesta creer lo que leo, escucho y hasta lo que veo, por eso le doy el beneficio de la duda a los historiadores y filósofos, en el afán de sostener la verdad absoluta desde una sola perspectiva, Antonio Gramcy, en "el hombre unidimensional" intentó dejar argumentos para entender el vaivén de situaciones que cada momento histórico tiene porque influye en la realidad que tenemos y en el futuro que nos espera.

En otra oportunidad trataré de abordar con más detalles sobre este particular, hoy mis pocas neuronas se ocupan de la soberbia, un estado de ánimo del individuo que termina consumiendo al portador.

Primero les invito a leer una breve definición de la soberbia de acuerdo a Google:

1. Sentimiento de superioridad frente a los demás.

2. Rabia o enfado que muestra una persona de manera exagerada ante una contrariedad.

Todos sabemos que lo contrario a la soberbia es la humildad y que por esta virtud se construye un lazo afectivo y emocional capaz de convertir cualquier adversidad en oportunidad y cualquier crisis en las condiciones para su propia superación.

La comunicación, la confianza y el respeto se expresan con la libertad que constituye tener consciencia de nuestras debilidades y adversidades para asumir nuestro sagrado derecho a equivocarnos y asumir de cada error el saldo positivo del aprendizaje.

Entrando en detalles, nuestra historia tiene referentes del surgimiento, auge y caída de la dirigencia por múltiples razones, entre ellas la rebelión indígena, la rebelión de independencia y rebeliones cívico militares de cuyos episodios surgió la dirigencia del momento histórico que vivimos.

Lo vivieron nuestros antepasados aborígenes, nuestros libertadores, la generación del 28 del siglo pasado y la generación del 23 de enero de 1958 hasta nuestros días, la rebelión popular del 27 y 28 de febrero de 1989 y las rebeliones "cívico" militar del 4 de febrero y 27 de noviembre, estás últimas en 1992.

Claro que cada quien escribió su propia versión de la historia y por eso les dije al inicio que no creo en todo porque si hacemos un simple ejercicio con nuestro entorno familiar, específicamente con nuestros padres y abuelos para que nos cuenten de su experiencia vivida antes de nuestro nacimiento, nos vamos a encontrar con lugares comunes: ninguno es capaz de admitir que se equivocó, que cometió algún error, que metió la pata porque todos tratarán de contar su versión de la experiencia vivida como protagonistas infalibles de una fábula. Algo parecido ocurre en todos los velorios, nunca nadie se atreve a decir algo negativo del difunto, quien hasta hace poco era odiado por la mayoría de los que están en el acto fúnebre tomando el café que con tanto dolor preparo la madre o la hija del fallecido.

Así también pasa con la historia del pensamiento de la raza humana y con la historia de esta tierra, donde están los metros de tierra que a nosotros nos tocan del planeta.

En línea general, hay gente que ha tenido el atrevimiento de plantear que llegamos donde estamos por las rebeliones militares del 92 en un intento fallido por desconectar este suceso de una serie de procesos populares que fueron acumulando fuerzas y consciencia para pasar a la ofensiva y convertir una derrota militar en una victoria política, consecuencia histórica de múltiples y diversas luchas desde la declaración de nuestra independencia.

El asunto es que llegamos al gobierno bajo el liderazgo de Hugo Chávez en un momento histórico muy convulsionado como el de este momento, los partidos políticos del stablismen perdieron la legitimidad y la confianza de sus electores tradicionales y la dirigencia que llegó al gobierno luego del derrocamiento de Marcos Pérez Jiménez había degenerado porque una característica que los describe es que al llegar al poder, la dirigencia era pueblo, venían del pueblo y padecieron la misma calamidad, la humildad era una de sus virtudes pero igual que en los inicios de la independencia, surgieron contradicciones de individualidades y grupos que los desconecto de la masa.

Aquí es importante recordar que Chávez al salir de prisión asumió la política erronea de convocar al abstencionismo en un país con más de un 80% de pobreza e igual porcentaje de rechazo a la política y dirigencia.

La humildad de este buen hombre lo coloco en el corazón de la mayoría porque optó por nadar contra la corriente junto al pueblo en un mundo contagiado por el virus de la globalización y el pensamiento único, Chávez se lanzó por la vía de la construcción del mundo multipolar, claro que en el camino tuvo que rectificar el error de coquetear con la tercera vía.

Otro detalle muy importante es que para reafirmar el inicio del camino por transitar rumbo a nuestra independencia y soberanía, convocó al proceso Constituyente de 1999, con sus virtudes y defectos el mejor y más moderno de la época que configuro el fiel cumplimiento de su única promesa electoral, la refundación Nacional.

¿Cuál fue el pecado original? Primero creer que Chávez era infalible y segundo, perder el tiempo y espacio que tuvimos con él para organizar y formar cuadros confiables, en lugar de esto, comenzó un proceso sistemático de desmovilización de cuadros revolucionarios probados al calor de las batallas en armas y luchas populares.

Hace tiempo leí una nota donde el actual gobernador de Táchira admitió que, "uno de los errores de Chávez fueron las expropiaciones", no me sorprendió leer eso pero si me llamó la atención la falta de voluntad para decirlo cuando el hombre estaba vivo. Pero viendo el asunto desde una perspectiva de águila nos encontramos con detalles que demuestran que no fueron las expropiaciones sino a la dirigencia la culpable y responsable del deterioro.

Yo vivo en Cabimas, tierra petrolera y en el patio de tanques la Salina y todos los campos urbanísticos, infraestructura y dependencias de la antigua Lagoven tienen un antes y un después, no me cabe en la cabeza la idea de que la gente que dirigió está empresa en el pasado era más eficiente que la actual, sino vean en que condiciones está el patio de tanques que en otrora tenía una belleza y un cuidado que era digno de promover como destino turístico para el mundo, sino vean en que condiciones están las pasarelas de los campos y los urbanismos que en lugar de desmejorar porque fueron un ejemplo de la exclusión en el pasado, pudieron ser modelo para masificar por toda la ciudad y convertir la exclusividad de una minoría en el beneficio de las mayorías pero no, aquí nadie asumirá la responsabilidad que es única y exclusivamente de la dirigencia.

Otro ejemplo del proceso de desmovilización de cuadros revolucionarios lo constituye el nacimiento y muerte del Polo Patriótico y surgimiento del PSUV, digan lo que digan y hagan lo que hagan tienen el mismo prestigio de adecos y copeyanos en la década de los 90 del sigo pasado.

El extinto Polo Patriótico se conformó con los partidos de izquierda que acompañaron las rebeliones populares de los últimos tiempos en alianza con el MVR200, actores materiales de las rebeliones cívico militar del 92, se pensó en primera instancia que se formaría una gran estructura política para formar cuadros y ocupar espacios de gobierno desde donde se podía construir poder dándole poder a los pobres de acuerdo a la expresión del propio Comandante.

Pero como los deseos no preñan desde el mismo seno de la alianza comenzaron las contradicciones por la asignación de cargos para ejercicio de gobierno y para las candidaturas a los cargos de elección popular, todos querían de todo pero una minoría estaba dedicada al trabajo del caballo de Troya.

El caballo de Troya tuvo varios episodios y protagonistas desde la Asamblea Nacional Constituyente porque la misma estuvo infiltrada para evitar los cambios profundos, luego fueron surgiendo otros protagonistas con un pasado dudoso sobre la procedencia política que aceleraron el paso para la ruptura de la base política de apoyo, de esta corriente surgió "la genial" idea de crear el PSUV y la disolución de todos los partidos haciendo una interpretación equivocada de las últimas palabras del Libertador Simón Bolívar por un lado y tratando de imitar otros modelos como el cubano y el chino de un partido gobierno por el otro.

El asunto es que Chávez hizo una rectificación histórica sin admitir su error cuando convocó a la conformación del Gran Polo Patriótico Simón Bolívar rumbo a lo que sería el último proceso electoral que nos acompañaría.

La fundación del PSUV tuvo en medio de la retórica del partido más grande y democrático del mundo su propio "plomo en el ala", cualquier persona se podía inscribir, elegir y ser electo miembro de cualquier nivel de la estructura y este fue el camino que asumió una clase dirigente con viculos bien estrechos con grupos paramilitares colombianos que vieron en la dirección política una oportunidad para ocupar espacios de gobierno y lo hicieron, en tribunales hay procesos judiciales contra diputados, alcaldes, concejales y jefes políticos de distintos ámbitos.

Si usted lo duda haga un simple ejercicio de observación de su espacio natural, de la comunidad, parroquia o municipio, ¿Quiénes son los dirigentes? ¿Cree usted que se justifica la defensa y preservación de un gobierno que tiene este tipo de personajes en la dirección política y de gobierno? No me lo diga a mi, vea y discuta con su entorno familiar, social y político para que tengamos una respuesta colectiva.

Quiénes promovieron la segunda Constituyente tenían bien claro el objetivo, visión y misión de sus amos porque no redactaron ninguna Constitución de acuerdo a los artículos invocados para su convocatoria, en lugar de ello violentaron TODO el texto Constitucional de 1999 con la aprobación de unas leyes Constitucionales que vulneran nuestra soberanía Nacional, suprimen los derechos laborales, liberan los precios que al final dolarizaron, le otorga beneficios a los dueños del capital, exhoneracion de impuestos a las importaciones, las privatizaciones de todas las empresas nacionalizadas por Chávez, la implantación de la política monetarista desde el BCV para otorgar las divisas a los grupos económicos con el pretexto de estimular el crecimiento económico mientras el pueblo observa este proceso de retroceso que no es más que la aplicación de un plan de ajustes neoliberal superior al de la cuarta república, tiene que sobrevivir con el salario mínimo más bajo del planeta en un país con TODOS los bienes y servicios dolarizados y los derechos mercantilizados.

Claro que para llegar al extremo del fascismo tuvieron que usar toda la violencia legal del estado y la aplicación de acciones leguleyas desde el TSJ y MP respectivamente, de ahí surge la lógica de asaltar a los cuadros militantes despojandolos ilegal e inmoralmente de las estructuras de sus propios partidos. Vean lo que pasó con el PPT, el MEP, Tupamaru y otras organizaciones sin distinción de su ubicación ideológica.

Era más fácil continuar el rumbo de Chávez y proteger al pueblo pero la dirigencia optó por arrastrarse ante el imperio traicionando a nuestros verdaderos aliados, era más fácil mantener un diálogo con el pueblo y las organizaciones políticas revolucionarias que con su naturaleza diversa, crítica y ética podían contribuir a la construcción porque la irreverencia no conspira contra la lealtad pero la dirigencia prefirió criminalizar, perseguir y judicializar al pueblo y sentarse en México a intentar la resurrección del pacto de punto fijo con la dirección de la oposición.

Se les olvidó que cuando el imperio invadió Libia primero le rindieron homenaje a Cadafi, se reunieron con él haciendole creer que "lo amaban" mientras lo cocinaban a fuego lento para matarlo.

Ya se que algún defensor de lo indefendible saldrá con la leyenda urbana de las sanciones, bloqueo pero no se atreven a mencionar la corrupción, por ejemplo: uno de los más grandes errores de Chávez y que todavía ocurre es la relevancia dada a algunos militares que fueron sacados de los cuarteles para ocupar cargos de elección popular y cargos en la administración pública porque ellos fueron formados para la guerra en un país que tiene larga data en paz.

Por esta misma razón es que estamos como estamos, gobernados por un arroz con mango ideológico cargado de consignas vacías. Un gobierno gatopardiano que le asalto la esperanza a un pueblo que más temprano que tarde pasará por encima de la dirigencia del gobierno y la oposición.

¡Bolívar y Chávez Viven!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 812 veces.



Edwin Martinez Espinoza

Secretario General PPT Cabimas, Zulia.

 edwinmartinezespinoza@gmail.com      @edwinviene

Visite el perfil de Edwin Martinez Espinoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: