Rememorando el 23 de enero de 1958

La "Vaca Sagrada" levantó vuelo la madrugada del 23 de enero de 1958 del aeropuerto de la Carlota; a bordo, el General Marcos Pérez Jiménez, y sus más cercanos colaboradores dejaban el país, caía la dictadura.

Quien con "puño de hierro" había regido el país desde 1948, dejaba el poder y con ello se abrirá ese periodo llamado del "Pacto de Punto Fijo" que culminara en 1999 con el ascenso de Chávez.

Pérez Jiménez había llegado al poder en 1948 como parte de un golpe militar, que derrocó al presidente Rómulo Gallegos, quien desestimo la alerta que los comunistas le habían hecho.

Aunque formalmente ocuparía la presidencia en 1952, ya era evidente desde 1948 que el verdadero poder de la dictadura era Pérez Jiménez. La dictadura no fue más que una de las herramientas del capital para administrar la nación venezolana dentro del marco internacional de la "Guerra Fría"

Para 1957 el PCV plantea la más amplia unidad de fuerzas democráticas, para poner fin a la dictadura militar; desmarcándose de las aventuras putchistas que la dirección de AD planteaba para combatir al dictador; de allí nacerá la idea de fundar la Junta Patriótica en junio de 1957, y conjugar todos los esfuerzos por poner fin al régimen perezjimenista.

Integrada por: Fabricio Ojeda de URD, Guillermo García Ponce del PCV, Silvestre Ortiz Bucarán de AD) y Enrique Aristeguieta Gramcko de Copei; la Junta Patriótica fungirá de dirección unitaria en la lucha por las libertades democráticas

El Golpe de Trejo del 1 de enero del 58 así como la huelga de la prensa del 21 de enero de 1958 que luego devino en huelga general, acorralaran a la dictadura la cual al perder sus últimos respaldos militares, llevan a la huida de Pérez Jiménez.

El 23 d enero de 1958 deja profundas enseñanzas ´para el pueblo; primero la más amplia unidad de los sectores populares y de la clase obrera, esto se logró en 1958; segundo un programa definido, concreto y revolucionario, de esto careció la Junta Patriótica, pues nunca se planteó nada más allá de "elecciones libres" pudo haber avanzado más, tanto en conquistas populares, como en la superación revolucionaria del capitalismo rentista.

64 años después del 23 de enero de 1958 la clase obrera venezolana y las masas explotadas, deben aprender de las experiencias pasadas; a la actual crisis venezolana y la nefasta gestión burguesa del gobierno venezolano debe dársele una salida en favor de la clase obrera; hoy luego de acontecidas las recientes elecciones regionales en Barinas, tanto el gobernó como la oposición derechista, están negociando un "modus vivendi" que no afecte sus intereses, es decir los intereses de capitalismo.

El mejor homenaje a la gesta del 23 d enero de 1958, es dotar a la clase obrera venezolana de una eficaz herramienta organizativa de lucha y de un programa de gobierno científico, racional, sensato y concreto. El pueblo venezolano está cansado de caudillos, líderes mágicos y superhéroes de caricaturas baratas.

"Ni en dioses, reyes ni tribunos,

está el supremo salvador.

Nosotros mismos realicemos

el esfuerzo redentor".

La Internacional.

 

*Publicado en Tribuna Popular nro. 3026. enero de 2022

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 675 veces.



Wladimir Abreu

Historiador. Profesor universitario

 vladimirabreu@hotmail.com

Visite el perfil de Wladimir Abreu para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: