Variantes asesinas del Covid; y pérdida de nuestra gobernación en Barinas

Tres infernales días permanecía encamado presa de maléficos accesos de tos que amenazaban partirme el pecho en dos. De concomitante; la compañía y agonía de experimentar en el tracto bucofaríngeo unas tormentosas puñaladas producto de según mis análisis. De dolorosa infernal infección. Así como de análogo también preocupado observar; que se disparaba mi temperatura corporal de 37 grados, a 37 ½ grados. De estos 37 ½ grados a 38 grados. Con clara ruta de malestar y fiebre de rondar los 39 grados o más.

En el ínterin de la letal pesadilla. Por irresponsable postura mía de no alarmar a mis dos hijos. Le prohibía a mi esposa que me observaba aterrada. Que no contactara con los hijos.

Ya para la madrugada del 11 de enero; para ser exactos 04,32’ Aura me desobedeció y, vía oral mensaje WhatsApp le informó al más cercano de nuestros hijos contiguo a la residencia, lo que estaba sucediendo. En la orfandad de mi tortura escuchaba la conversa y mi hijo ordenó me pusiera al oído el teléfono. Como pude le susurré un Sos. Necesitaba me auxiliara, y de urgencias me llevara al médico.

No fue hasta de las 06,48’ am que apenado nos respondió nuestro hijo. Angustiado argumentando tener desconectado su teléfono celular. Planteó que en ese instante 06,48’ am salía rumbo a sus oficinas, dar algunas instrucciones a sus subordinados, e informar de la urgencia a sus otros dos compañeros de jerarquía. Para así de posterior; y lo más pronto posible. Encaminarse hacia el hogar, en busca de nosotros. A las 09:12´am llegó al hogar nuestro hijo. Aparcó su carro en el estacionamiento. No esperó el ascensor y a zancos llegó a nuestro apartamento en el 6to. Piso. Al entrar y hacer contacto visual conmigo observando mi destartalada humanidad. ¡¡Exclamó!! … ¡¡Coño viejo querido, no te me mueras!! …

De urgencias salimos del apartamento rumbo al seguro. Ya en P.B y áreas comunes de la residencia, a la vista de extraños y conocidos vecinos. Por asunto de autoestima y dignidad. Erguido rehusé apoyarme en los brazos de mi esposa e hijo; y solo lo hice en mi bastón. Llegamos al estacionamiento. Abordé la parte delantera del auto contiguo a mi hijo de conductor. Aura Giovanina sentada en la parte posterior. ¡¡Y me derrumbé temiendo perder la reciedumbre!!

De urgencias me ingresaron al Seguro. Como puede de viril y rebelde Sali del automóvil y solícito el personal de emergencias me ofrecieron una silla de ruedas. Atención que rechacé ante la mirada desaprobatoria de mi esposa e hijo. ¡¡No entendían que guerrero, viril, a mi edad y rebeldía, no debía inspirar piedad!! ¡¡Al contrario, incólume correspondía alejar de mí, lo timorato, y presentar los valores de la dignidad!!

Ahogado, doblado y martirizado por el feroz toser que me destrozaba el tórax, y las dolorosas puñaladas en mi zona bucal faríngea. Me ingresaron de emergencia. Me aguardaba oficiosa y atenta. Una medico jefa epidemióloga, su asistente; y un enjambre de solicitas y silenciosas atentas enfermeras. ¡¡Todos!! ¡¡Rigurosamente en atuendos de trajes de astronautas de protección barrera antiviral Covid!! De seguidas me crucificaron con pinchazos e irrigación venosa de Dexametasona, Levofloxacin y otros medicamentos. Semi consciente y de ojos cerrados, escuché la voz de la médica jefe Dra. Nuvia Bremont y su segundo abordo el Dr. Márquez. Un hombre como puede entrever canoso y cargado de años como yo; que me decía. ¡¡Ud es un viejo terco y valiente que no sabemos como ha resistido tanto sin concurrir a consulta!! ¡¡Ahora llénese de bolas que no se nos va a morir!! ¡¡Tenga confianza, relájese y deje que los medicamentos hagan su trabajo!!

A los pocos instantes; de nuevo arreció la pela con inusitada crueldad. La arremetida feroz del espantoso patológico cuadro clínico. Respiraba con dificultad entre silbidos y graves y profundos registros baritonales. Se rasgaba en pedazos el pecho con los violentos accesos de tos, y las dolorosas puñaladas en mi tracto buco faríngeo … ¡¡Se vino sobre mí!! … Un enjambre de médicos y solicitas enfermeras. ¡¡Me vaporizaron una y otra vez!! ¡¡Me conectaron a una bombona grande de oxígeno; y colocaron un oxímetro en uno de mis pulgares para medir la saturación; que resultó a estabilizarse normal!! En el entretanto semi consciente yo … Discurría de soliloxios monólogos oníricos … ¡¡Te jodiste rebelde con causa, viejo ñangaroso!! ¡¡Se agota tu tiempo!! ¡¡El seguir escribiendo tus opiniones de caustica objetividad!! ¡¡Se agota el tiempo de continuar cantando y garabatear, versos cortos y poesías que, portadas en tu mapire de fantasías, y obsequias a tu gente!! ¡¡Tu pueblo!!

Evoqué al noble vate de la lira india Premio Nóbel de las Letras 1.913. En sus versos

¡¡Barcos De Papel!! …

Cuando llega la noche / …

Escondo la cara entre mis brazos / …

Y sueño / …

Que mis barcos de papel / …

Bogan bajo las estrellas de la media noche / …

Las hadas del sueño los tripulan / …

Y, sus bodegones / …

Están repletas de fantasías / …

¡¡Te jodiste ya no podrás seguir en tu pretensión de querer tocar el cielo y transformar al hombre que bien sabes según Hobbes; el hombre es enemigo del hombre!!

No se que tiempo pasó. Una, dos, tres, cuatro horas y de ojos cerrados por el cansancio y la crucifixión. Escuché de nuevo la voz del Dr. Márquez. Despierte Sr. Belisario. Abra los ojos. ¡¡Ya definitivamente le estamos sacando del túnel!! Ud tiene de tres vacunas; la poderosa dosis inyectada de Sputnick rusa (Julio 2.021); misma que de defensa, le ha blindado de una tragedia. Por suerte el diagnostico para Ud que es un hombre sano y fuerte dentro de su estatura y complexión muscular. No es de Covid ni una de sus letales mutaciones. Lo suyo es una terrible y peligrosa bronquitis e infección buco faríngea, que de no asistir a consulta de despistaje y blindaje; hubiese sido de predicción reservada peligrosa para su organismo. Sus antecedentes clínicos bronquiales así lo confirman. ¡¡Cuídese!! Y a continuación. Ya ha pasado acá con nosotros casi seis horas de ambulatoria emergencia. Su olfato esta bien porque sin Ud notarlo coloque en su nariz. En sus fosas nasales una pequeña gota de algodón con alcohol absoluto y reacciono positivamente a la acción olfativa. Solo falta despistarle el gusto; y a continuación ….

¡¡Cierre los ojos!! ¡¡Saque la lengua!! Depositaré una pizca de algo que Ud Sr Belisario masticará y me informará qué detecta. ¡¡Así lo hice!! ¡¿Dígame Sr Belisario, puede identificar que es?! ¡¡Si respondí!! ¡¡Es afirmativo el sabor de una pizca de canela?! ¡¡Bien Sr. Belisario, eso es!! Le doy de alta. Acá le entrego los medicamentos de sostén por 15 días (Levofloxacin. Dexametasona. Loratadina y un frasco de Broxflema) ¡¿No lo podía creer?! ¡¡IVSS Una atención medica del carajo y me entregaban sin costo alguno los medicamentos de sostén. ¡¡Nobleza obliga!! ¡¡Amor con amor se paga!! … Y agradecí y agradezco en unión de mis amores al gobierno nacional en su rama de atención de salud al pueblo, toda su magnánima de deber ser; social asistencia …

¡¿De dónde un cuarto edad de 79 años cumplidos, en ruta hacia la quinta edad; con misera pensión (IVSS) de Bs D. 7,00 podía costear este excelente servicio socialista de atención médica?! Y luego caí en cuanta que son muchos los rumbos socialistas que, entre tropiezos de multifocales emboscadas del enemigo interno y externo, confronta nuestro gobierno.

¡¡Total reposo absoluto Sr Belisario!! ¡¡Riguroso y a la letra del pie, la ingesta de los medicamentos por los días indicados!! Recomendada enérgica y como debe ser, la Dra. Nuvia Bremont.

Del Dr. Márquez de quien intuí una corriente ñangarosa. ¡Insistía. ¡¡Suerte y cuídese viejo guerrero!! No tiene porque guardar preocupaciones que estresen anímicamente. ¡¿O quizás tiene Ud alguna por allí, de la cual no puede desprenderse?! Sin miramientos, directo y fulminante respondí … ¡¿Coño si Dr. Márquez?! ...Tal como califica en uno de sus Twists el Dr. Isaías Rodríguez¡¡ ¡¡Lo de Barinas fue un barranco!! ¡¡Perdimos la gobernación de Barinas!! No perdimos ante lo que fue una nuestra brillante jugada de acomodo de ambulancia. Permitir de relleno que el baboso de Claudio Fermín se postulara y por palpable descontento popular, le hubiese sido de mal menor posible; coronar la gobernación. Perdimos ante ¡¿Voluntad Popular?! ¡¡Enmascaramiento pseudo democrático; de lo más fascio anti patria homicida oposición!! …

¡¡De cómplice el Dr. Márquez me miro a la cara y discreto contesto ¡¡Coño si!! ¡¡Tiene Ud razón Sr. Belisario!! ¡¿Si nuestra élite cúpula política dirigente, no corrige los rumbos; nos jodimos!!

Nos despedimos. Rechacé de nuevo la silla de ruedas que solícito me acercó, el personal de enfermería del IVSS. Y mareado por los cocteles farmacológicos en mi torrente sanguíneo. Apoyándome únicamente en mi bastón. Rechazando también el apoyo de los brazos de mi esposa y de mi hijo. Dirigiéndome hasta el automóvil de mi hijo, rumbo al hogar. ¡¡Murmure de viejo cascarrabias!! ¡¡No faltaba más luego de guerrero rebelde ñangaroso, dar espectáculos de decrepitud y al carajo; el orgullo y la viril dignidad!!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 484 veces.



Julio César Belisario

Revolucionario. Contador Socio Director de la firma Secoafin, SC. Belisario, León & Asociados. Contaduría. Auditoría. Impuestos. Asesoramiento Gerencial, etc.

 juliocesarb72@gmail.com      @SigloXXII78

Visite el perfil de Julio César Belisario para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Otros artículos sobre el tema Coronavirus

Pulse aquí para leer ver todas las noticias y artículos sobre Coronavirus