Morel, Dante y Alfredo. Una lotería con las bolitas compuesta

¡A chuchaa! Ay mija, en estos días he estado pensando mucho. Más que pensar comay Chucha, me he estado preguntando, si alguna de las otras 22 entidades federales, corren para este 21-N, con la misma "suerte", que hoy tenemos los neoespartanos.

Comay Chucha, Estamos frente a una lotería y la esperanza es que el premio tiene la característica de ser como un purgante.

Mija, he tenido que recurrir a la salsa de Henry Fiol para drenar esta mala suerte. Estamos como Henry Fiol, si jugamos el 701, saldrá el 702, y si apostamos al 421, seguramente nos saldrá el 422. ¡Salao! Muy salao estamos los neoespartanos.

Ni la patrona podrá cambiar esta suerte. Hacer un milagro ahora, no es suficiente. Se necesitan varios milagros que alcance hasta el CNE y la patrona, por más que quiera, no podrá hacer un montón de milagros juntos. Será muy agotador.

Sabemos que Dante Rivas fue un gobernador interino con poder. No se me vayan a molestar, pero es una especie de Guaido Chiquito, que se llama protector. Dante es candidato a la gobernación y nos está ofreciendo el cielo con luna y todas las estrellas. No pudo resolver nada y nos promete el cielo.

Otro candidato Chucha, es el actual gobernador Alfredo Diaz. Él también anda regando el montón de promesas que ya hizo en la pasada campaña, pero que no cumplió.

Un tercer candidato Chucha, es Morel. Varias veces ha sido candidato y varias veces gobernador. Chucha, lo lamentable de esta tan mala suerte (disculpen la redundancia), es que unos quieren a Morel porque están contando que él vuelva a dar la bolsa que dio, cuando fue gobernador. Es lo que oigo Chucha.

No sé Chela, pero creo que nos estamos portando como unos bolsas. No salimos de un bono y de una bolsa. Una tragedia Chela.
Volviendo a Henry Fayol, vale decir, como dice la canción :

"Qué he hecho yo pa' tener tan mala suerte, qué he hecho yo pa' sufrir tanto dolor/Triste dolor de vivir siempre angustiado/De vivir siempre frustrado buscando algún remedio a mi pobre situación".

Chucha, no es mala suerte. No le juguemos quiquiriguiqui a nuestras acciones. Hay que salir a votar. Si jugamos al 701 y sale el 702, hay que seguir apostando. El punto Chucha, es proponerse la democracia y quererla con su mejor ropita. El punto es hacer protagónica la postulación y que estas postulaciones no estén bajo el monopolio de los partidos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 726 veces.



Amaranta Rojas


Visite el perfil de Amaranta Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: