¿Radio bemba para una conciencia ciudadana?

Así mismo, como lo están leyendo. En este portal leí recientemente un artículo que llamó mi atención, por haber anteriormente leído a este articulista y parecerme, sin conocerlo bien, una persona seria - www.aporrea.org/actualidad/a306339.html.

Tan es así que me atreví a publicarlo en el chat de debate de Alumnos Desde Donde Sea, en el cual compartimos "alumnos" (puesto que estamos aprendiendo) de la Patria Grande. Y me correspondió analizarlo con mayor profundidad y no a vuelo de pájaro como hice inicialmente.

Lo primero que llama la atención es que se da por asentado que existe un rechazo del ochenta por ciento, tal vez hasta del ochenta y cinco por ciento al Gobierno de Nicolás Maduro, donde por supuesto se encuentra incluido el articulista en cuestión.

Y claro, consigo una encuesta reciente, realizada por la Universidad Católica André Bello (UCAB), dirigida por el padre José Virtuoso, donde efectivamente, establecen ellos, que el 84,1 por ciento de la población cree necesario el cambio de gobierno. ¿Será que Santiago Arconada, autor del artículo bajo estudio, se apoyó en esta encuesta?

Pues creo que sí. Porque reza el análisis de la encuesta realizada por el Centro de Estudios Políticos y de Gobierno de la UCAB, en igual dirección que el texto del articulista, "se trata de datos valiosos para la sociedad civil (recuerdo ese término muy manoseado en el golpe de estado 2002 pero también en el paro petrolero) que sirva para la toma de decisiones, para superar la crisis."

Y, además, en referencia al G4, se afirma que, si esta agrupación no fuera a las elecciones, la participación en las regionales caería hasta un 44 por ciento, desde un 53 por ciento que proyecta la encuesta.

Apreciados lectores, según estos datos y aseveraciones, para la UCAB, "Guaidó sigue siendo un referente de la oposición dura y de la oposición blanda que quiere confiar en alguien".

Pero es que yo, hace apenas días, observé en primera persona que Juanito Alimaña estaba en un parquecito aledaño a mi casa, intentando una especie de mitin, y les aseguro que había cuatro gatos, que traduzco en, tal vez, no mayor a veinte personas. Escuálida reunión.

Sabemos que el padre José Virtuoso, rector de la UCAB, admitió que el golpe llamado de los plátanos verdes, del 30 de abril 2019, no salió como esperaba, pero, sin embardo no le tiembla la lengua al afirmar que ha contribuido a hacer patente el descontento militar.

Recomiendo al respecto el excelente artículo de nuestro compañero Claudio Domínguez, quien escribió este mismo año, sobre este personaje - www.aporrea.org/ideologia/a298913.html

En una entrevista del pasado mes de julio, el sacerdote José Virtuoso señala "o se termina de dar el banderazo o definitivamente se va el tren".

¿Cuál banderazo? ¿Usando la bandera de siete estrellas? Pues el rector afirma que Maduro debe salir de la cancha, que hay que convertir estas elecciones regionales en un punto de protesta y en movimiento de ciudadanos que intentan recuperar trincheras de lucha.

Siguiendo la rigurosidad de un análisis lógico, sigo preguntándome: ¿punto de protesta? ¿Trincheras de lucha? ¿Guaidó? Entonces claramente el rector Virtuoso hace alusión al terrorismo de calle, a la quema de personas vivas, a incendiar estructuras aledañas de escuelas de niños, a usar guayas para asesinar inocentes.

Y en la misma línea del destinatario del título de este artículo, pide este sacerdote (?) que funge de rector, que la ciudadanía debe conectarse con el país vivo que sigue en las calles. Señala también que "ellos han hecho un trabajo extraordinario alineándose con la comunidad internacional".

Pero estas palabras de consideración también son respaldadas en el análisis de la encuesta que, creo utiliza Santiago Sarconada para su texto, por la profesora internacionalista Elsa Cardoza, quien añade que los actores internacionales han hecho un muy buen trabajo para atender la emergencia humanitaria (¿será la de Cúcuta en febrero 2019?) , los planes de vacunación (¿de las vacunas que ningún país, con excepción de China, Rusia, y Cuba, han querido aportar a Venezuela?), y a vigilar los derechos humanos y la seguridad jurídica.

Aquí si es menester detenerme. ¿Derechos humanos? Como bien sugiere mi amigo secreto Diogenes, vayan por favor a leerse el informe de Alena Dohuan de febrero de 2021 donde concluye explícitamente reconociendo "el efecto devastador de las sanciones unilaterales en el amplio ámbito de los derechos humanos, especialmente el derecho a la alimentación, el derecho a la salud, el derecho a la vida, el derecho a la educación y el derecho al desarrollo".

Al rector de la UCAB le preguntamos, ¿quién pidió todas estas sanciones que trajeron estas nefastas consecuencias? Pues justamente la oposición apátrida que usted y sus colaboradores aúpan.

En cuando a la seguridad judicial que los actores internacionales estarían vigilando, es cierto. Vigilan que no se lleven los recursos del estado venezolano en un banco de Portugal y que no logremos adquirir las necesarias vacunas, vigilan que no se le devuelva a Venezuela el oro que legítimamente le pertenece, vigilan que CITGO quede definitivamente en manos de oportunistas, vigilan también que Monómeros permanezca resguardado en manos del nefasto narco gobierno de Colombia, vigilan que todos los innumerables activos en el exterior queden bien secuestrados por esos tan admirados en la UCAB, actores internacionales.

Apreciados lectores, ¿de qué estamos hablando?

El compañero Santiago Arconada, quien nos relata que salió del chavismo, al igual que Vladimir Villegas, cuando en 2007 se quisieron modificar algunos puntos de la Constitución de 1999, piensa utilizar el método de Radio Bemba, una especie de comunicación horizontal, para convertir estas elecciones regionales en una especie de referéndum. Movilizando a la comunidad toda.

En verdad hay que agradecer mucho al articulista tan sensata y eficiente metodología, así como la de sugerir, casi que implorar, que para tener oportunidad real de "sacar a Maduro de la cancha", se vote por cualquiera de los candidatos, con tal de que presente mayor oportunidad de vencer, no importa si son de ese G4 que tanto daño ha hecho a Venezuela, no importa si son los mismos que están siempre llamando a una guerra civil entre venezolanos, no importa si sean una lacra, ¡Solo apriétense la nariz!

Por último, apreciados lectores que me siguen, el articulista en cuestión se lamenta de que el Comando de Campaña del PSUV Aristóbulo Isturiz, se inaugurara recientemente en el Hotel Humboldt, situado en las alturas del Parque Nacional Waraira Repano. Una hazaña construida en 1956 en apenas doscientos días, bajo el Gobierno de Marcos Pérez Jiménez, a pesar de las condiciones inhóspitas para llegarle, pues se encuentra situado a dos mil metros de altura sobre el nivel del mar.

El Hotel Humboldt, que lleva el nombre del investigador alemán que se dedicó a descubrir y documentar gran parte de la geografía, la fauna y flora venezolana, incluyendo esta cordillera, estuvo abandonado casi sesenta años, por la ineficacia, desidia y disputas políticas de los gobiernos en la cuarta república, aún si ustedes, ciertamente conocen, que pasamos por años de abundancia económica debido al alza de los precios del petróleo, cuando nos llamaban la Venezuela saudita.

Fue el Comandante Hugo Chávez quien, en 2012, aprobó los recursos para la recuperación y remodelación del complejo respetando el diseño original (muy inteligentemente). Nuestro presidente constitucional Nicolás Maduro se encargó de concretar ese proyecto, y en 2018 se reinaugura el Hotel Humboldt, un ícono para la ciudad de Caracas, una joya arquitectónica de los años cincuenta.

¿De qué se queja el compañero Arconada? ¿Será de que ese hotel cobra sus servicios a precios internacionales? ¿Qué servicios requeriría un acto oficial de inicio de campaña? ¿O tal vez, porque se encuentra ubicado inconvenientemente para realizar un acto político? ¿A sólo veinte minutos de un recorrido panorámico por el teleférico? Seguramente el Hotel Alba Caracas, hubiese sido el escogido para esta reciente reunión, pero sabemos que se encuentra en plena remodelación.

¿Dónde le hubiese gustado a Santiago Arconada que se realizara dicho acto? ¿En el Hotel Tamanaco, también construido bajo la dictadura en 1953, en pleno Este de la ciudad, propiedad hasta hace muy poco de la cadena Intercontinental?

En fin, para gustos hay colores. Mientras tanto Radio Bemba comenzó a funcionar muy mal pues los escasos lectores del artículo lo demuestran. Tal vez logre, con esta publicidad, apoyar a la noble causa de lograr una "Conciencia Ciudadana".

Y nosotros, dentro del grupo de alumnos, concluimos que es un artículo pueril, mal sustentado, claramente sesgado y funcional a la derecha nacional e internacional.

Postdata: ¿el techo derrumbado del pasillo de la UCV, no se encuentra en una universidad que se llena la boca diciendo que es autónoma y democrática? Y tienen ya doce años las autoridades rectorales sin renovarse. Gracias al Gobierno de Nicolás Maduro se están haciendo los trabajos que esas perennes autoridades universitarias no se propusieron, tal y cual como la desidia e ineficiencia que observamos en la cuarta república.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 694 veces.



Flavia Riggione

Profesora e investigadora (J) Titular de la UCV.

 flaviariggione@hotmail.com

Visite el perfil de Flavia Riggione para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Flavia Riggione

Flavia Riggione

Más artículos de este autor