El Madurismo, el Chavismo y el Socialismo no son sinónimos


Es objetivo de los próximos artículos que enviaré para publicar en Aporrea es contribuir al conocimiento de los venezolanos que vamos acudir a votar el próximo 21 de noviembre en las mega elecciones que en esa fecha realizaremos. Pienso que como Politólogo tengo el deber de ser orientador del pueblo, al cual debo agradecer haber establecido las condiciones para que yo pudiera tener acceso a una universidad pública gratuita. Si me hubiera graduado de médico mi deber seria sanar, curar y aliviar a ese pueblo.

En mi artículo anterior traté en lo posible de definir conceptualmente lo que era EL MADURISMO y el ANTIMADURISMO, ambas creaciones de los sectores de oposición que intentan destruir a Nicolás Maduro y al gobierno que lideriza, para favorecer al SISTEMA CAPITALISTA, el cual hace oposición al SOCIALISMO BOLIVARIANO DEL SIGLO XXI, legado del Comandante Chávez que recorre al mundo sintetizado con el nombre de CHAVISMO.

Si para algo me sirvió estudiar Ciencias Políticas durante cinco años en la ULA, fue para tener claridad conceptual y saber utilizar la terminología para definir los hechos y fenómenos que a mi alrededor acontecen. No sólo interpretando lo que otros estudiosos han aportado, sino adecuando los nuevos términos que van apareciendo para insertarlos en el lenguaje común que usaran los medios de comunicación que orientan a las masas según sus conveniencias e intereses. Hecha esta introducción, pasamos a continuar aportando nuestro modesto marco conceptual:

1.- MADURISMO Y CHAVISMO NO SON SINONIMOS:

Una cosa no tiene que ver con la otra, aun cuando estén sentados en la misma mesa. Una cosa es la FORMA y otra el FONDO. Una cosa es OIR y otra ESCUCHAR. Una cosa es VER y otra MIRAR. ¿Nos vamos entendiendo?, EL MADURISMO es la forma como el Gobierno venezolano, surgido de unas elecciones populares, ejerce el arte de gobernar a la Nación, con una población de 30 millones de habitantes y ejercer la soberanía en todo territorio nacional durante un tiempo determinado en la Constitución y al final dar cuenta de lo realizado y no realizado. El gobierno, cualquiera que sea su orientación ideológica política funciona como un SISTEMA, el cual tiene sus ENTRADAS DE INSUMOS, SUS PROCESOS Y SUS PRODUCTOS. Esto es igual para el GOBIERNO demócrata de Baiden, el liderizado por Putin en Rusia o el de los Ayatolas en Irán. Ningún gobierno del mundo tiene como Misión Principal hacer algún tipo de Revolución. Para ejercer el gobierno solamente deben estar contempladas las atribuciones de los funcionarios en un Texto Constitucional que le dé base jurídica para actuar.

Siendo todo lo anterior aceptado, no se puede entender como se le puede exigir a un Presidente (en este caso Nicolás Maduro), que realice o ejecute una acción de gobierno Socialista, cuando todo el piso jurídico existente y los sistemas de producción son Capitalistas. Eso es como pedirles “peras al horno” como decía el filósofo del Zulia. La principal preocupación y ocupación del gobierno que preside Nicolás Maduro es GOBERNAR para todos los venezolanos y hacer que las leyes que le regulan se ejecuten. Cualquier ciudadano tiene el derecho y la obligación de reclamarle cuando considere que está violando o dejando de cumplir esas leyes. Quien tiene la Potestad para establecer, cambiar o modificar esas leyes y hacer que ellas sean consideradas revolucionarias o socialistas es al Poder Legislativo a quien le compete y no al Poder Ejecutivo. Todo esto necesario por haber aceptado y aprobado en la vigente Constitución de la República, la existencia de cinco (5) Poderes aptos y autorizados para ejercer el Poder y formar parte del Gobierno.

Identificado ”EL MADURISMO” como la FORMA de ejercer o ejecutar las funciones públicas de gobierno al sindicalista NICOLAS MADURO MOROS; el cual con su estilo que le caracteriza, es el responsable ante los electores que le dieron su apoyo y sabiendo de antemano como es su carácter, temperamento y su capacidad, ¿se le puede pedir algo superior a lo cual no está obligado y además si llegara a hacerlo, se le puede acusar y destituir por no cumplir o violar las leyes y reglamentos que le rigen?.

Todos sabemos que Nicolás Maduro fue seleccionado por su predecesor como heredero de su legado y aunque éste le pidió y le dejó instrucciones de cómo manejar esa herencia, este no estaba obligado ni preparado para administrarla; además las condiciones cambiaron, pues los enemigos que dejó Chávez modificaron las estrategias para enfrentarlo y salir de él. Es por eso que El Presidente Nicolás Maduro, como negociador sindicalista que es, realiza cambios en EL PLAN DE LA PATRIA y hace aprobar una LEY DE PRECIOS JUSTOS apenas toma el Poder. Es por demás conocido que la esencia de todo gobierno es permanecer en el Poder el mayor tiempo posible.

EL CHAVISMO es otra cosa, es la esencia, es el fondo. Es una propuesta ideológica, doctrinaria e histórica que se fue construyendo con el aporte de los sectores más progresistas del continente que comulgan con El Cristianismo, el Socialismo, el Bolivarianismo y el Antimperialismo, que buscan establecer la igualdad fundada en la Justicia, la Paz y la Protección del Medio Ambiente como ejercicio de Gobierno. Para poder comprender mejor las diferencias vamos a colocar como ejemplo la importación de harina de trigo desde Rusia por el gobierno de Maduro: Esa harina la trae el gobierno para que a todo el pueblo venezolano no le falte el pan en su mesa y no pase hambre. Como el sector de la economía que cuenta con los recursos, la infraestructura y la gente preparada para procesar esa harina están en las Empresas privadas, entonces el gobierno de Maduro no le queda más remedio que dársela o vendérsela a las Empresas Capitalistas. Si el sector popular organizado en Comunas tuviera la infraestructura para procesar esas harinas, o parte de ella, el gobierno seguro se la daba a ellos, pero como la consigna COMUNA O NADA, no tiene nada que decir entonces quedan por fuera.

Ante una situación descrita en el párrafo anterior, vamos a ver como actuaron los funcionarios en Mérida, EL MADURISTA: Reunió a los panaderos y les dijo que trataran de mantener los precios que ahora tienen y les sugirió que un 10% de esa harina la usaran para hacer pan que puedan comprar los más pobres y remató diciéndoles que serían monitoreados por los Consejos Comunales. ¿Qué hubiera hecho un CHAVISTA?: Habría usado parte de ese recurso para organizar a las comunidades y constituir con los consejos comunales unidades productivas de pan, primero con las amas de casa que tienen hornos y en cada parroquia organizar una Panadería Comunal. Como no había CHAVISTAS, toda la harina se les entregó a las panaderías. Y lo que hubiera podido ser una ocasión para ir construyendo El Socialismo, se convirtió en una acción para potenciar al Capitalismo.

En la próxima entrega profundizaremos un poco más para demostrar por qué estos tres conceptos: MADURISMO, CHAVISMO Y SOCIALISMO NO SON SINÓNIMOS.

Juanveroes66@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 991 veces.



Juan Veroes


Visite el perfil de Juan Veroes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: