Más "delfín de la CIA y tarifado del Departamento de Estado" serás tú...

Esto se pone bueno, quién da más, quién levanta la mano y ofrece algo mejor con imagen o sin imagen y sin volumen siquiera. ¡Anjá, te gusta decir y no te gusta oír!, pudo haberle dicho el diputado al otro diputado, es decir, Pedro Carreño a Óscar Figuera con su chiva de luchador a tiempo completo por las causas que siguen sin ser justas y, sin irse de las manos uno veía al otro -¿serán chavistas?- como el otro veía al otro con ojos de paciencia e iba a decir, amarren a ese loco que está desorientado y fuera de lugar, lo pensó, pero no lo dijo, y como los enemigos del PCV son los psuvistas, el encontronazo entre los dos diputados se puso color de hormiga con el meollo candente, aunque Óscar Figueroa habló no para fuera del parlamento, no salió nada para el público audiovisual, así que no se puede abundar en detalles y decir, esto se dijeron, y entonces, hay que agarrarse de lo que dijo el bravucón de Pedro Carreño que, leímos en los dilatados ojos de de Óscar Figuera mientras el diputado Carreño hablaba, y lo que leímos fue, si fueras otro ni hablaras, será que no se acuerda que él tiene rabo de paja y, menos mal que Pedro Carreño no lo pudo leer en ese momento, porque si lo lee, entonces con más razón hubiera corrido la sangre en la AN, entonces podemos decir con mucha razón que, Dios sabe lo que hace y entre revolucionarios más, y los que formaban una coalición unitaria de izquierdas con el gallo cantando de por medio, ahora se ofenden como si no se conocieran, por lo que Guaidó se queja con razón que no lo dejaron gobernar democráticamente, por lo que pide claramente, elecciones libres y limpias, para él llegar por segunda vez al poder, pero ahora no será apoyado por los Estados Unidos y la UE solamente, al buscar más bien el voto del pueblo, lo más pronto pues, quiere que Maduro renuncie y se mida con él, lo que a Pedro Carreño, ni le va ni le viene, para cogerla en contra de Óscar Figuera y ponerlo de espía, a no ser que ellos sean zorros del mismo gallinero -o quizás uno más que el otro.

La reacción del derecho a réplica parece ser que no llegó para Figuera y sí llegó no lo vimos, y ojos que no ven..., así que tanto el del PCV que para el caso es Figuera, lo dejaron con el bate en las manos en turno al no darle la oportunidad de por lo menos llamar a Pedro Carreño barrigón que no es ofensa y como llanero que es debe saber por Luis Herrera que, no a todo animal se le puede jurungar el rabo, o mejor, si se meten contigo hazte el loco, pero deja que el agua corra, pero no, Pedro Carreño comenzó a tirarle pura recta que, tú, sí que tú, al no darle oportunidad de por lo menos que estirará la lengua de defensa.

Lo cierto es repito que, la sangre no llegó al río Guaire.

¿Qué pasará en lo adelante, ni Dios lo sabe, porque Pedro Carreño tiene sus armas secretas en buen estado y no se comunica con nadie, lo que dice, lo dijo, y toma lo tuyo, ahora sacúdete, y no tienes audio y vete a quejar a la embajada americana que está en Colombia y en Colombia no quieren ni a los maduristas, ni a los chavistas, ni a los comunistas que están desahuciados por Iván Duque y su gobierno como peligrosos.

Señores y señoras, está por demás decirles que el diálogo en la AN se rompió y no por falta de quórom, sino porque a Pedro Carreño, emocionado como estaba, tirándole leña a Figuera, se le subió la tensión política y se transformó en un gringo armado disparándole a los comunistas de Venezuela, menos mal que las municiones eran de saliva.

Así que comunista que hable en la AN con audio o sin audio, gringo se queda como traidor no vende patria, sino peor, agarra fallo de allá y de acá, ambos valen.

¡Hey, Óscar Figuera cómo te quedó el ojo! Y eso te pasa por no formar mejor parte del diálogo en México como opositor según el pensar y razonar de Pedro Carreño y, una vez que te bombardeo con frases frescas olorosas a jazmín gringo, se acercó a su curul diciendo, ¡me lo comí vivo! Y, posible es que, Pedro Carreño esté claro para ver que los enemigos del chavismo están en el PCV, y eso se le ocurrió después de leer los dos tomos de Carlos Siso en La formación del pueblo de Venezuela que, ubicó donde estaban sus enemigos políticos a destiempo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 941 veces.



Esteban Rojas


Visite el perfil de Esteban Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: