Desigualdad económica característica saliente de las Democracias occidentales

El presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, y sus aliados occidentales están tratando de enmarcar los desafíos globales de una manera que finalmente evite lidiar con el problema más urgente que realmente importa: la explosión de la desigualdad bajo el sistema económico capitalista.

La pobreza, las penurias y la letanía de problemas sociales, incluido el impacto de la pandemia Covid-19, que se derivan de la grotesca desigualdad que produce el capitalismo son, y deberían ser, el desafío número uno para todas las naciones, particularmente aquellas en Occidente donde el El problema es más agudo.

Sin embargo, en lugar de abordar lo que debería ser deslumbrantemente obvio, Biden y otros supuestos líderes occidentales están enmarcando los desafíos de una manera despreocupada. Eso significa que el problema de la desigualdad capitalista se acumula y empeora. (Y, sin embargo, los expertos de los medios de comunicación estadounidenses de derecha tienen la estupidez ignorante de describir a Biden y su partido Demócrata como "izquierdistas radicales" y "marxistas". ¡Dios, danos un respiro!).

Al escuchar a Biden y los demás en la cumbre del Grupo de los Siete durante el fin de semana, uno pensaría que el mayor desafío de nuestro tiempo es el supuesto choque entre "democracias y autocracias". Es decir, entre Estados Unidos y sus aliados occidentales por un lado, y por otro lado Rusia y China.

En lo que es la gestión de la percepción o el control narrativo, Biden y los otros políticos occidentales promulgan la supuesta adversidad de Rusia y China como de alguna manera un problema existencial de nuestro tiempo.

Mientras tenía lugar la danza de exageraciones en el G7 en busca de un enemigo a quien culpar por los males de nuestro tiem po y que justifique el gasto de millardos de euros en armamento norteamericano la prensa denunció un hecho que justificael deseo de seguir presentando la sociedad y el sistema económico de Estados Unidos como el modelo universal a copiar. Justo durante el G7 hubo un escádalorevelado por la prensa que reveló que tres de los más notorios millardarios de Estados Unidos no pagan impuestos

Se informó que los capitalistas millardarios de Estados Unidos no pagaban impuestos. Personas como Jeff Bezos, Warren Buffett y Elon Musk pagaron impuestos insignificantes o nulos sobre cientos de miles de millones de dólares en que aumento de riqueza.

Esa es solo la punta del iceberg. Los directores ejecutivos estadounidenses y toda la clase dominante capitalista han visto crecer su riqueza en los últimos años y han pagado poco o nada a la sociedad en forma de impuestos. Esto es mientras los trabajadores y sus familias pagan cada vez más impuestos, con impuestos al consumo en que gastan íntegramente sus salarioa; pierden empleoss, hogares y su salud y deben soportar la parte más pesada de los confinamientos causados por la Pandemia porque no tiene jets privados, donde puedan viajar donde quieran,sin mascarilla.

Esta patológica deformación de la economía destruye el bienestar del 95 % de la población y esinsostenible. La historia muestra que ese tipo de cáncer social se autodestruye provocando una guerra.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 562 veces.



Umberto Mazzei


Visite el perfil de Umberto Mazzei para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: