Crítica ácida

Democracia cojitranca menos en Venezuela

Mientras los resultados de elecciones en México y Perú, nos enfrentan a disposiciones y discordias que acompañan la democracia representativa eleccionaria, se destaca la realidad descubierta al ya antiguo disfraz "representativo" de espaldas al concepto griego poder del pueblo, por el pueblo y para el pueblo. Se exponen las miserias de la desinformación en prensa escrita, radio y TV, con redes sociales haciendo gala de perversidad irracional, ante ello sobresale y brilla en el concierto de naciones el desarrollo de la democracia socialista venezolana universal.

No me venga con el cuento de poner cara de asombro y afirmar que quien esto escribe es un enchufado, adulante, viejo decrépito, atontado y ciego. Aplíquese esos términos y si se atreve a seguir leyendo supere la arrecalentera que le producen este tipo de opiniones, o cuando menos intente abandonar el marasmo que lo mantiene sumido en la conceptualización peligrosamente rabiosa de las descalificaciones al adversario ideológico lindantes en lo irracional, que han provocado muertes a inocentes en Venezuela por inaudita conducta de clase social y racismo.

El mundo de las noticias me había atrapado mucho antes de mi profesión de locutor, luego el periodismo radial y el ámbito de artículos de opinión, en este aspecto pregunto qué país puede sostener una mayor y completa democracia si por encima de las ficticias matrices de conducta sembradas para culpar al modelo socialista venezolano de las desgracias provocadas ex profeso, ignoran o no mencionan los ataques endógenos y exógenos hacia nuestro proceso político valiente e independiente, y aceptan como válido cualquier comportamiento ilegal, si les sirve de propaganda antichavista o antisocialista.

Venezuela en el marco del Plan de Vacunación Masiva a través del Ministerio del Poder Popular para la Salud y la Plataforma Patria, utilizan el número 74224 para convocar progresivamente a todo el pueblo a colocarse la vacuna contra la Covid 19, se indica lugar, día y hora en la que se deben presentar en el centro de vacunación, mensaje incluyente del número de cédula de la persona para la cual fue agendada la cita. Desde la oposición dudan y tienen derecho a hacerlo pero sin mentir, forman alharaca a sabiendas de las diligencias y pese al criminal robo de medicinas a la nación bolivariana en planes homicidas fraguados.

El Vicepresidente del Consejo Nacional Electoral, opositor Enrique Márquez, que hace poco tiempo decía desconocer al Presidente Maduro y afirmó que las sanciones extranjeras son para "funcionarios" y no perjudicarían a la población, firma un comunicado írrito y estólido intentando encender la pradera eleccionaria, respondida la acción por factores de oposición realmente sensatos, indicándole que velan por una conducción política parlamentaria con soberanía por encima de intereses subalternos, realzar el Poder Legislativo sin someter al país a confrontaciones estériles que no le dicen nada a la colectividad.

Entretanto en el campo oficialista y parlamentario el presidente de la Asamblea Nacional, Jorge Rodríguez, acusó al exparlamentario auto juramentado y olvidado, por utilizar criptomonedas para pagar mercenarios vendiéndolas por miles en adquisición de armas, y cancelar a grupos terroristas, Rodríguez anunció que divulgará material audiovisual en el que dirigentes de oposición llevan dinero a sectores populares de Caracas para respaldar francotiradores desestabilizadores.

Más democracia imposible, ver y leer acciones recogidas por la prensa del sector oficial y de hegemonía privada que ha luchado años por derrocar primero a Chávez y luego a Maduro, pero en medio de la pandemia coronavirus andan "contagiados" de disimulo hipocritócrata, vistos por la colectividad que se da cuenta a excepción de una minoría disociada plétora de odio que les perjudica la salud. Quien viva en Venezuela lo palpa y sabe que no existe crisis humanitaria comunistoide archidivulgada al mundo, sino violación de derechos humanos por la oposición que aplaude los altos precios y nos tiene hastiados con su obvia mala fe.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 345 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: