Aristóbulo

¡Gracias profe!

Estaba escuchando el programa La Hojilla cuando de repente fue interrumpido y se dio la fatal noticia. Quedé impresionado y me invadió una tristeza porque de todos los revolucionarios y funcionarios públicos con una claridad ideológica era el Profe Aristóbulo. No podía creerlo. La primera vez que conocí al profe fue en su campaña electoral para la Alcaldía de Caracas. El invita a la gente a botar, lo hacía por la TV. Para ese momento yo ya estaba comenzando a interesarme por la política de izquierda, de hecho en mi ingenuidad buscaba en la prensa algún aviso donde se reunía la guerrilla.

Cuando vi al Profe fui y voté por él, recuerdo que la Causa R, cuando era revolucionaria, ganó todas las parroquias de Caracas y la Alcaldía. Vivía para entonces en la parroquia San Juan, averigüé hasta que llegué a dar con el electo Concejal el profesor Thelmo Henríquez quien fue uno de mis primeros formadores políticos. Así comencé a participar en política de izquierda, después me asignaron enlace cultural de la Alcaldía con la Parroquia. Un día cuando el Profe Aristóbulo visitaba la parroquia en el Colegio República del Ecuador, había gente que lo rodeaba alegre, en eso escucho un ¡HOLA, JULIO CESAR! cuando volteó era el Alcalde saludándome, eso me impactó, desde entonces creí más en él y desde siempre lo consideré un maestro de formación ideológica.

Otro momento fue cuando la tormenta Breck, el profe entregado solucionando los problemas que dejó esa tormenta. Recuerdo que hasta él se desmayó en la Alcaldía por el estrés y el esfuerzo máximo que dio. El profe un día a la semana se reunía en la Alcaldía con nosotros para formarnos como líderes de base, me sorprendían sus conocimientos y sabiduría. Muchas veces lo vi en acción. La última vez que lo vi fue en el Lobby del Hotel Principal donde estaba su comando de campaña en su reelección. Era una noche triste porque estaba ya perdiendo ante Ledezma, él estaba sentado allí, y yo le dije al Profe que él había ganado, que esos pillos de adecos de seguro hicieron trampa, que saliéramos a protestar el fraude, pero él dice que aceptaba la derrota.

Pasaron los años y le hacía seguimiento por radio y TV al profe siempre viéndolo y escuchando sus conocimientos, análisis y sabiduría. Hoy deja un enorme vacío que nos duele a profundidad. Este año hablando de política con algunos contrarios a la revolución me molestaba por sus argumentos simples y fofos inmersos de descalificativos y chismes diciéndome que el Profe tenía un gran Yate, cosa que jamás les creí. Esa política malsana, intestinal, maliciosa que en nada aprovecha, esa comparsa de ataques a todo revolucionario de verdad porque les incomoda con su ejemplo y tenacidad.

El profe siempre estará en mi corazón, le extrañaré en el programa Radial DANDO Y DANDO. No quiero redundar ya al escuchar a mi Presidente Nicolás creo que fue extensivo y preciso.

¡Mil gracias profe, mil gracias!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 587 veces.



Julio César Colmenares

Comunicador alternativo.

 juliocesar1221@gmail.com

Visite el perfil de Julio César Colmenares para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Julio César Colmenares

Julio César Colmenares

Más artículos de este autor