Gobiernos totalitarios imperialistas están llenos de fascistas, borregos y mercenarios

En la ciencia política los sistemas totalitarios son aquellos donde se limita la democracia, el libre ejercicio de los derechos de los ciudadanos y ciudadanas, un lector incauto podría errar si cree que nos referimos únicamente al socialismo del siglo XX, como si la democracia liberal (capitalista), no fuera totalitarista o se comportara como tal en el mismo siglo, tanto el uno como el otro sistema llegaron a imponer con más o menos eficacia su hegemonía política o totalitaria como gustan llamar los defensores del capitalismo en el siglo XX. El totalitarismo como política se explica de acuerdo con I. Mészarós con "el establecimiento de una jerarquía de estados más o menos poderosos que disfrutan o padecen la posición que le es asignada por la relación de fuerzas prevalecientes", a nivel mundial.

Veamos; el socialismo del siglo XX, se lleva a cabo una revolución antimonárquica, contra el régimen imperialista zarista, ella nace en 1917, en la Rusia revolucionaria, bajo la dirección del partido comunista y de Vladimir Lenin, se hizo realidad el poder obrero-campesino, por primera vez en la historia se realiza el sueño de la Comuna de París de 1871, el sueño de Carlos Marx y Federico Engels, padres del comunismo científico. Por supuesto esta revolución le restaba espacio al capital, era inminente la realidad de otro poder social, el de la clase trabajadora, la posibilidad de poner fin al control del capital sobre el trabajo, a la expansión, al sistema de dominio y subordinación internacional del capitalismo, el cuestionar la jerarquía de Estados más o menos poderosos que disfrutan del privilegio de saquear las naciones por las relación de fuerzas prevalecientes del sistema mundial.

Inmediatamente los líderes de la democracia liberal capitalista del mundo, no podían aceptar un modelo de poder político diferente al régimen capitalista, al poder de los representantes del capital, y menos llevado a cabo por trabajadores, sus explotados, de modo que "EEUU, junto a otras 13 naciones y sus respectivas oligarquías emprenden un primer, feroz y bestial ataque militar, contrarrevolucionario contra aquella Rusia exmonárquica zarista (Romero, R., 2021). ¿Por qué lo hacen?, sencillamente no admite otro régimen político diferente a su estructura política de los tres poderes clásicos, no admiten otra democracia que no sea bipartidista, no aceptan otra libertad que no esté mediada por los medios privados de comunicación, ni otra sociedad igualitaria donde el trabajador sea la figura central del poder.

Era la lucha abierta entre la democracia capitalista y el socialismo a inicios del siglo XX. "Woodrow Wilson, vigésimo octavo (28) Presidente de los EEUU, envió contingentes y apoyo armamentístico contra Vladivostok, puerto ruso del océano Pacífico. Durante tres años de guerra sangrienta, tratan de aniquilar el primer ensayo teórico-práctico de aquel gran salto cualitativo, no esclavista salarial de transformación socioeconómica del siglo XX. Dicha alianza anticomunista, fue derrotada por las fuerzas proletarias bolcheviques del campo y la ciudad" (Ibídem). Esta política militarista totalitarista se corresponde a los intereses capitalistas de pretender mantener un control mundial, mantener el proceso reproductivo del capital a nivel global, de allí que su expansión militarista esté abocada a controlar los territorios para seguir replicando el mecanismo metabólico del capital.

¿Qué se demostró con esta derrota del capitalismo y su régimen imperialista que a nombre de la defensa de la democracia liberal representativa, no pudo con la revolución participativa y protagónica del socialismo de los obreros y campesinos?. Se comprobó, que la nueva sociedad y el "Estado dirigido ahora, bajo una orientación filosófica, ideológica y política, PROLETARIA y no aristocrática y burguesa o pequeño burguesa como había sido desde mucho antes de esta relevante experiencia" (Ibídem) es superior al capitalismo y el imperialismo, y esto apenas nacido la nueva organización de la sociedad.

No contenta con su derrota militar, los imperialistas invasores contrarrevolucionarios cambiaron de estrategia, ésta vez optaron por otros métodos de lucha, "La Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), sufrió penetraciones del imperio mundial, duros atentados, asesinatos a obreros y campesinos, bloqueos, saboteos y campañas de descrédito y mentiras en el exterior. John Reed, el revolucionario periodista estadounidense, lo denunció y explicó en muchos momentos…" (Ibídem).

Pero no, siguen los defensores del capitalísmo diciendo que el socialismo es totalitario a trocha y mocha, de manera prejuiciada pese a que el socialismo y los gobiernos que lucha por soberanía son víctimas del capitalismo, está claro que el capitalísmo y el imperialismo de los EE.UU., en particular son sociedades totalitaria, intolerantes con otras formas de sociedad que no sean su espejo de la democracia liberal, representativa, y clasista (burguesa), pero no satisfecho con su derrota militar, procede de otras formas más solapada, mas cínica, menos diplomática agredir a los pueblos.

Según Romero R., "En 1923, la burguesía y la aristocracia imperial europea como respuesta, promueven el ataque filosófico-ideológico, desde Alemania, crearon la llamada ESCUELA DE TEORÍA CRITICA-IDEOLÓGICA DE FRANCFORT, para penetrar, enfrentar y distorsionar la filosofía e ideología de la Revolución Bolchevique el marxismo-leninismo, proponiendo al mundo nuevas políticas que harían fracasar a muchos revolucionarios y revolucionarias y sus revoluciones en el mundo…" (Ibídem).

Asimismo: "Los fundadores de la ESCUELA DE FRANCFORT, Max Horkheimer y Theodor Adorno, se instalarán posteriormente a la 2ª guerra mundial en Nueva York y los Ángeles, desde donde con el apoyo de los imperios del mundo dirigidos por EEUU, desplegarán numerosas acciones distorsionadoras de la esencia de la Revolución Proletaria en la URSS. Como no pudieron destruirla en una confrontación directa, la penetraron para acabarla desde adentro, infiltrándola y distorsionándola en su esencia revolucionaria, hasta lograrlo en el año 1.991" (Ibídem),

Los totalitaristas imperialistas de los EE. UU, quienes se niegan a llamarse a si mismo totalitaristas y acusan a otros de totalitarista resultando ellos desenmascarados, lograron su cometido, disolvieron la Unión Soviética, y no solo eso, disolvieron el llamado campo socialista a finales del siglo XX, lograron salir vencedores aparentemente de la Guerra Fría, disolver el socialismo en muchos pueblos del mundo no solo de la Europa del Este sino también de la Europa Oriental. Sin embargo; a no todos engañaron por fortuna.

Recuerden que el totalitarismo real, el de los Estados Unidos fue derrotado por la revolución bolchevique de Rusia, por Cuba, por Corea, por Vietnam, por China, entre otros que usted califica de "totalitarios" y que según usted, países que "están llenos de fanáticos, idiotas, cobardes y borregos" y ahora amenaza a Venezuela con desestabilizarla, destruir la revolución chavista y bolivariana, su propia existencia, el derecho a un régimen alternativo, distinto, democrático, participativo, plural, nunca en la historia se ha visto triunfar una revolución por vía pacífica, resistir y derrotar diplomáticamente al imperialismo como lo viene haciendo ésta revolución bolivariana, primero en la OEA, en las Naciones Unidas, en la OMS, en OMC, en toda tribuna Internacional que demuestre sensatez y sentido común objetivo.

Sin embargo el sistema imperialista y sus corporaciones harán todo lo posible de impedir la quiebra del sistema global de dominación, el orden global del capital, los principios monopolistas del imperialismo totalitario pese a vociferar "libre escogencia política" del sistema político, "libre escogencia económica" del modelo de desarrollo y hasta "libre comercio", "libre competencia", no son más que consignas vacías, frases para encubrir la diplomacia de los cañones contra los países que enarbolan sus derechos a la autodeterminación y el ejercicio de la soberanía. Concluyo pues que en función de lo arriba expuesto no se puede poner en la balanza de la igualdad, el capitalismo y el socialismo, el totalitarismo nace con la globalización del capitalismo para conquistar mercados.

Bibliografía

.-Meszárós, I. (2001). Mas allá del Capital. Ediciones de la Vicepresidencia del Estado plurinacional de Bolivia. La paz, Bolivia.

.-Romero, Peña, Ronald. (2021) "Rusia antecedente histórico fundamental". Aporrea, 26-03-2021.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 658 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: