Para Oscar Rodríguez E. - Sacarnos del bosque

No quiero dejar pasar esta preciosa oportunidad.

Creo que ustedes saben que soy severamente disléxico (se me hace extremadamente difícil leer, es un defecto neuronal), entonces por esa razón, leo muy poco, sin embargo, a veces, cuando un artículo de opinión en Aporrea no es muy largo y cuando el autor no utiliza palabras complicadas --- como para lucirse de ser un fantástico sin importarle que el lector entienda lo que lea ---, leo uno u otro, especialmente cuando son diferentes, cuando por ejemplo no son escritos en los típicos estilos de académicos, analistas, e intelectuales, o sea, cuando expresan algo invisiblemente común de manera precisa y sencilla, o de manera frontal, y de manera que aun un niño de 10 años pudiera entenderlo sin mucha dificultad.

Así sí.

Entre algunos de los recurrentes autores aquí en Aporrea que para mí serían buenos ejemplos, se encuentran Toby Valderrama, Javier Santana, José Varela, Rafael Enrique Chacón, Alejandro Álvarez Osuna, y Marcos Luna, sin embargo, de vez en cuando se presenta un nuevos autor, como ayer, así de la nada, quien también presenta sus observaciones e ideas de tal manera que son fácilmente captadas y entendidas.

Este es el caso de un reciente artículo de opinión escrito por Oscar Rodríguez E., quien no conozco --- es la primera vez que veo su nombre ---, donde él hace una observación de gran importancia que poca gente toma en consideración ya que como seres humanos nuestra condición cotidiana es equivalente a la condición donde "los árboles no nos dejan ver el bosque," o sea, estamos tan envueltos y absorbidos por nuestras propias preocupaciones de la vida cotidiana, y estamos tan esclavizados por nuestros propios miedos, y por los medios de comunicación, que no vemos el conjunto, vemos solo algunos detalles, y a menudo, esos detalles son solamente los detalles que nos convienen en el momento.

Bueno …

Oscar Rodríguez E. nos permite ver el conjunto, y lo hace de manera clara y sencilla. Sugiero altamente que lean su artículo, es muy corto además, y muy conciso.

Título: Un mundo sin abuelos

Ver: https://www.aporrea.org/actualidad/a301545.html

Allí, dice:

"Muchos han dicho que la pandemia necesariamente traerá grandes cambios ‘a nivel global’, sin darse cuenta que estos cambios ya están ocurriendo pero en un orden de cosas distintas a los que todos prevén."

Este comentario es precisamente el tipo de comentario al cual me refiero. Este autor ve y entiende las cosas que nosotros no vemos, pero que existen frente a nuestras narices todos los días, en cada momento. En este caso, él se refiere específicamente a lo siguiente:

"Se van los abuelos antes de tiempo. Los abuelos ya no estarán. Los nietos, bisnietos, hijos ya no encontraran la piel arrugada desde donde los miraban. Sus manías, rabietas, ya no molestarán. Solo tendrán un adiós. Es el triste cambio que nos está dejando la pandemia."

Son observaciones inesperadas, pero muy importantes, y que tienen inmensas repercusiones a largo plazo sobre nuestro mundo, pero como dice una vecina mía, "Qué me importa a mí, yo estaré muerta entonces. Ese será problema de mis nietos."

Son observaciones astutas de ocurrencias reales, pero son realidades que se mantienen invisibles debido al lavado de cerebro comunal que experimentamos todos los días, donde este tipo de realidad se subliminalmente clasificada de banal, de algo sin importancia, de daño colateral, como George W. Bush decía cuando se refería a los ciudadanos inocentes, ancianos, mujeres, y niños que morían en Iraq durante la invasión.

Daño colateral.

Eso es precisamente lo que somos ahora los ancianos.

Daño colateral.

Nuestra sociedad venezolana --- desde que Chavéz murió --- ha banalizado el sudor del trabajador con sus salarios esclavistas de miseria, ha banalizado el valor humano de los adultos mayores, nosotros los ancianos, con nuestras pensiones de menos de $1 USD al mes, y simultáneamente ha banalizado la muerte, debido principalmente a haberse negado desde el 2103 a mantener y ampliar el sistema de salud público, hoy hecho un total desastre en todos sus niveles, el cual hoy contribuye directamente al "daño colateral" causado por la pandemia, donde más que nada son los ancianos que mueren, mucho antes de tiempo (dos de mis vecinas murieron así de COVID-19, mucho antes de tiempo, por la falta de medicamentos en el hospital del Estado).

El actual Estado venezolano está haciendo precisamente lo mismo que hizo George W. Bush, pero no lo vemos, no nos damos cuenta, porque estamos metidos dentro del bosque, dentro de nuestros propios bosques individuales, egoístas, viendo solo los árboles frente a nuestras pequeñas narices, sin ver en conjunto (el bosque, o el conjunto de bosques).

No nos damos cuenta, por ejemplo, de lo que ocurre en la Cota 905, pero Toby Valderrama sí lo ve, él sí ve el bosque.

No nos damos cuenta del desastre que el actual Estado hace con nuestro sistema de educación, pero Javier Santana sí lo ve.

José Varela, un adulto mayor, siempre nos hace ver la vida de manera sencilla y muy clara, y Rafael Enrique Chacón es otro adulto mayor que no le teme ni a los árboles ni a los bosques.

Alejandro Álvarez Osuna es una enciclopedia de observaciones de todos tipos, fuera y dentro de los bosques, y fuera y dentro del planeta, pero siempre dentro del Universo, y Marcos Luna es un experto en sacarnos del bosque, desnudos.

Ahora nos llega el señor Oscar Rodríguez E.

Espero que él se quede para colaborar con la Misión de Chávez de sacarnos del bosque.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 718 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscar@oscarheck.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: