La perrita flaca de Chávez, Alicia Suárez y la manera de ver la IV y la V en armonía

Chucha, uno va entendiendo, cómo van llenando de escombros el ideario de Chávez. Si tratas de ver los hechos y entenderlo, lamentablemente te encuentras con el montón de escombros que le vienen echando al proyecto de Chávez. Esto puede lucir, como una forma no muy fina de describir la situación, pero es una manera gráfica de entender la distorsión que ha tenido el proyecto.

Chela, las ramas de las matas son mi espacio natural. El tuyo es la tierra, puedes dejar de estar por las ramas y explicarme mejor la situación.

¿Te acuerdas Chucha, de aquella anécdota o pequeña historia, en la que Chávez y una de sus hijas se encontraron con una perrita flaca?

No Chela, tal vez en ese momento yo estaba en los cerros de Macanao y no pensaba. Simplemente vivía comiendo las frutas del cardón. Cuéntame Chela, cuál fue la historia.

No me interesa mucho Chucha, decirte exactamente lo que Chávez dijo esa vez, cuando nos relató esta anécdota. Interesa ver a través de ella, la profundidad y el sentido del proyecto POLÍTICO de Chávez y la situación de hoy. En esa ocasión Chucha, Chávez nos contó que venían por una carretera del país y su hija María (creo) vio una perrita abandonada y muy flaca. La perrita flaca, estaba además golpeada y de esta historia Chucha, rescato una situación que Chávez plasmó cuando trató públicamente el caso de la perrita flaca y abandonada. Chávez dijo más o menos:

"Ese grado de sensibilidad uno puede desarrollarlo. La capacidad de amar es infinita. Es infinita. Infinita. Desarrollémosla. Creo que esos son valores esenciales para poder construir el socialismo. Sin esos valores todo sería mentira, todo sería falso".

Sabes Chucha, que hubo un momento en el proyecto de Chávez que los niños se fueron de las calles y los indigentes casi desaparecieron. Todo eso fue una acto de amor. Si te has dado cuenta Chucha, por el conuco desfilan diariamente niños buscando un poquito de arroz, de harina, aceite, una neña. A veces no tenemos y le damos un pedazo de yuca, un tomatico, topocho, mango y otras frutas. Nunca se van con las manos vacías.

Esta anécdota de Chávez con la perrita, permite entender, la profundidad de su proyecto, pero también Chucha, es una vía para ver los escombros que le vienen colocado a sus ideas y proyecto de país. Acabo de leer el caso de Alicia Suárez. En sus 55 años, la señora Alicia ha conocido la enfermedad y la pobreza. Ha vivido en la calle y según la información, Alicia pasó tres años a las puertas del "palacio" de gobierno (o desgobierno) del Zulia y la llevaron para un sitio donde estaba una familia también en situación de abandono y pobreza. La solución fue peor que la enfermedad porque en pocos días Alicia, volvió a su estado normal de pobreza y enfermedad, que es la única cosa que ha conocido en sus apenas 55 años. Puedes observar Chucha, que Alicia Suárez es una manera de entender y explicar, cómo la IV y a la V se van pegando en perfecta armonía. Claro, tenemos que restarle los años en los cuales Chávez se preocupó y ocupó de este problema, pero la señora Alicia, que pudo venir a este mundo en 1965, puede ser un retrato de la IV y la V sin los años de Chávez. Es como una foto de esas que se piden en las carreras y se ven a los atletas pegados. www.aporrea.org/regionales/n362985.html

En la nota de prensa puede leerse sobre este caso Alicia, que es muy distinto o totalmente distinto a la manera como Chávez le dolió la situación de abandono de la perrita. Chávez asumió lo de la perrita con amor y el caso de Alicia Suárez fue tratado con un gran vació de amor. En la nota se lee:

"En esa oportunidad, funcionarios de la Gobernación del Zulia la trasladaron al cuarto de pensión donde habita su sobrina Nelsy, quien tiene su propio vía crucis, ya que sobrevive en condiciones de hacinamiento.
Según les informaron quienes movilizaron a Alicia, pasarían en unos días a buscarla. Al cabo de una semana, Alicia volvió a quedar a la intemperie, ya que su sobrina no pudo alojarla por más tiempo.
Actualmente, se encuentra a las puertas de la emergencia pediátrica del Hospital General del Sur, donde ha sido tratada con hostilidad por el personal de seguridad." www.aporrea.org/regionales/n362985.html

Chávez trató a la perrita flaca, como a una persona porque los animales son personas con otra forma de ser. Alicia Suárez, como se lee en la nota, fue tratada con hostilidad.

Apuesto Chucha, que este "socialismo" es chavista y está en plena sintonía con las ideas del Che. Hay muchos que andan con su figura en el pecho, pero tiene vacía la cabeza y el corazón. No olvidemos Chucha, que el Che dijo cosas que Chávez plasmó a su manera. Por ejemplo, el Che dijo una vez esto:

"Sean capaces siempre de sentir, en lo más hondo, cualquier injusticia realizada contra cualquiera, en cualquier parte del mundo. Es la cualidad más linda del revolucionario." En otra oportunidad, el Che expresó: "Déjeme decirle, a riesgo de parecer ridículo, que el revolucionario verdadero está guiado por grandes sentimiento de amor". Así se porto Chávez con la perrita flaca y con los pobres.

Hay un déficit de amor en este "socialismo" Chucha. Es muy lamentable, pero es una realidad que puede verse en los escombros que van colocando en el ideario de Chávez.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 884 veces.



Amaranta Rojas


Visite el perfil de Amaranta Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: