Mi Palabra

Conversación con un profesor admirador de Maduro

"Comienza a manifestarse la madurez

cuando sentimos que nuestra preocupación

es mayor por los demás que por nosotros mismos"

Albert Einstein

 

Casi a punto de doce del mediodía, me consigue a un profesor; viejo amigo, quien parece cargar la eterna juventud en su delgado cuerpo, y solamente las canas lo delatan, para no poder ocultar la edad, aún, cuando en muchas personas no es vejez, sino lo que llaman: herencia de familia. Mi saludo, una pregunta de manera muy efusiva: ¿Qué hace bajo este sol tan fuerte? La respuesta con la sabiduría de una persona, que pasó muy años dando clase en la educación media, y de ahí aprendió una lección, que solamente se asimila conociendo la pobreza, desde cerca viviendo los problemas de los alumnos, como si fueran de la propia familia ¡Nada en estos momentos me impresiona, en mis años dando clase, aprendí a vivir mi pobreza al lado de los pobres con tanta dignidad, que de lo presente nada me es extraño, y no me convierte en un generado!

En poco menos de 45 minutos, me pareció encontrarme en un salón de clase, recibiendo las enseñanzas de este humilde hombre del pueblo, trasmitiendo a todo el que se le acerca, un manantial de sabiduría, con tanto humor y bondad, que uno termina haciéndose dos reflexiones a la vez ¡para qué necesita este profesor, dinero! Con razón, hace años le escuche a un amigo, de esos que llegan, como los pájaros, se detienen muy poco tiempo, para luego marcharse y nunca más los volvemos a ver ¡Una buena conversación, sirve para aprender, lo que no enseñan en ninguna escuela!

En la acera de una muy transitada avenida, y colmada de transeúntes, que parecen no vivir en carne propia la asfixiante situación económica, intercambiamos un ameno diálogo, y en todo momento el amigo, estuvo haciendo referencia del gobierno del Presidente Maduro, a quien admira con tanta idolatría, que en un momento de la conversación, hizo un paréntesis para señalar el único temor que albergaba, cuando el Comandante Chávez, lo nombró para que asumiera las responsabilidades que tiene: "Yo, creía que el hombre se podía chorrear, cuando los gringos apretaran las tuercas, como han hecho tantos disfrazados de revolucionarios, pero está firme, y a mi edad puede contar conmigo, y por eso voy a votar con la tarjeta del PSUV, a pesar de muchos corruptos que se encuentran y han salido de ese partido"

De esta conversación en pleno sol, fui oyendo las observaciones y críticas de una persona, a quien no pueden desmentir ninguno de sus colegas jubilados, y pone a consideración de los activos, la mayoría de ellos atrapados por los macabros anuncios de Elliot Abrams ¡Vamos arreciar las medias, con más sufrimientos para el pueblo, para forzar la salida de Maduro! Mayor cinismo imposible, y quien apoye semejantes ataques contra un pueblo, se convierte en un cómplice, el cual merece el repudio y desprecio de quienes mantienen la vergüenza y dignidad a toda prueba, aborreciendo a los que se pone del lado de los verdugos.

El profesor, muy claro en sus apreciaciones recordó con cierta tristeza, parte de su experiencia vivida: "Yo, tuve alumnos tan pobres, que terminaban y no podían ir al acto de graduación porque no tenían un par de zapatos; y modestia aparte, se hicieron buenos profesionales por la mística y responsabilidad de la mayoría de los maestros y profesores, que se alegraban con el buen resultado de los discípulos" Más adelante, dejó un comentario, por si acaso, porque nunca faltan la voces mala intencionadas, para desvalorizar la verdad y ponerla al nivel de sus malsanos propósitos: ¡Nunca he sido político, estoy sufriendo, como cualquier educador, pero por dignidad y vergüenza estoy con el Presidente Maduro"

Llegó el momento de cada quien agarrar por su lado, pero antes de la despedida mi amigo, quien se encuentra, como lo repite él, a cada momento: "Estoy arrancando las últimas hojas de mi calendario personal" Para luego hacer una advertencia, el cual suena a una crítica contra el gobierno: "Si, Maduro no mete en cintura a cuanto corrupto y traidor se presentan todos los días, lo van aprovechar los gringos, no para un comando de campaña de un candidato, sino que van montar un gobierno, presidido por uno de estos "angelitos": Guaidó, Borges, Ledezma o Freddy Guevara, y eso representa la muerte moral de muchas personas, y entre ellos me encuentro yo; porque la pensión la acabaron con el dólar, ni pregunto, ni me preguntan, cuándo la pagan, porque ahora es raro lo que se puede comprar con ella"



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1442 veces.



Narciso Torrealba


Visite el perfil de Narciso Torrealba para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: