El 6 motor de la revolución socialista

Atravesamos por tiempos definitorios. Reciente, fue el nuevo triunfo popular del 3 de Diciembre, y más reciente aún las palabras del Comandante Chávez pronunciadas en su discurso de juramentación del nuevo gabinete ministerial el día 08 de enero del presente año. En ellas interpreta claramente el momento histórico que atraviesa la revolución bolivariana como una nueva oportunidad en donde se conjugan las condiciones necesarias (subjetivas y objetivas) que permiten la profundización de la revolución, por la única vía: la vía socialista. En el mismo discurso, ordenó la aceleración de todos los aspectos de la vida económica y política del país que nos lleve por ese luminoso sendero, refiriendo a la activación de los 5 motores fundamentales para la construcción del socialismo en esta nueva etapa, concretados de la siguiente manera: 1.-Una Ley Madre Habilitante; 2.- La reforma socialista constitucional para crear la República Socialista de Venezuela; 3.- Educación Popular; 4.-Nueva geometría del poder sobre el mapa; 5.- La explosión revolucionaria del poder popular. Motores que engloban, entre otras medidas, la conformación de una vanguardia revolucionaria en un solo partido revolucionario Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), que articulado con la acción del poder popular, emprenderán por infundir conciencia socialista en el pueblo, dar la batalla al burocratismo y la corrupción, la transformación del Estado burgués por un Estado socialista, y la construcción de la nueva economía socialista.

Otro de esos aspectos fundamentales para la construcción del socialismo es la relación que en lo adelante se establecen y profundizan entre países que levanten nuestras mismas banderas de la lucha por la igualdad y la justicia social, que pregonen las mismas ideas y principio. Nuestra revolución ya ha abierto senderos en ese camino.

El Comandante Chávez, en unos de sus memorables discursos del pasado, expreso lo siguiente: “Los verdaderos patriotas debemos entender que para que haya un continente verdaderamente libre, requerimos del desarrollo y de la unidad de todos nuestros pueblos”. Y es que, razón profunda posee esta idea, ya que, nuestra libertad se encuentra, ineludiblemente, atada a la libertad de todos nuestros pueblos, como ley de la naturaleza.

Marx lo planteaba como una necesidad imperiosa. El advertía sobre la dificultad de construir y desarrollar el socialismo en un solo país, y que esta tenía que ser simultánea en todas partes, a partir del gran desarrollo de las fuerzas productivas”. Estas prodigas palabras de Marx deberían hacernos entender que nuestro socialismo, nuestras ideas requerirán nutrirse de las ideas y las experiencias de otros pueblos, aprender de sus errores, apoyarse en sus fortalezas e ir creando las condiciones, ser la luz de otros pueblos, y abrir los caminos para que germinen las esperanzas en otros pueblos.

En principio, Las correctas relaciones entre países socialistas como Cuba, y países progresistas o en transito al socialismo, deberán conllevarnos al fortalecimiento de nuestros sistemas. Aquí reside la importancia de esta idea. Está deberán siempre tener en cuenta nuestras particularidades, nuestro nivel de desarrollo, nuestras desigualdades, y asimetrías económicas, nuestro aun vigente capitalismo.

Nuestras relaciones económicas deberán constituir un nuevo tipo de relaciones internacionales jamás conocido hasta el momento por nuestro país, cuyo rasgo fundamental es la ayuda mutua y fraternal, y muy lejos de los métodos capitalistas para construir nuestras sociedades socialistas. Si pregonamos el socialismo, no se pueden concebir las relaciones entre nuestros pueblos bajo las herramientas melladas del capital, como advertía el Che Guevara: el lucro, la ganancia, la explotación. Así, ha hecho referencia nuestro Comandante Chávez en varias oportunidades, cuando dice: “El ALBA no se hará realidad bajo los criterios mercantilistas y los intereses egoístas de la ganancia empresarial o del beneficio nacional en perjuicio de los otros pueblos”.

Para nadie es un secreto que Cuba y Venezuela, hoy juntos a Bolivia y Nicaragua, nos hemos convertido en la vanguardia de la América toda y del mundo. La luz de muchos pueblos. Un compromiso que implica grandes sacrificios de trabajos y de comprensión.

Las Nuevas relaciones con los países hermanos, son, si lugar a dudas, el 6 motor de nuestra revolución Socialista.

“Patria, Socialismo o Muerte”


Esta nota ha sido leída aproximadamente 12118 veces.



Basem Tajeldine

Marxista. Investigador de temas geopolíticos internacionales en el Centro de Saberes Africanos. Moderador del programa VOCES CONTRA EL IMPERIO, RadiodelSur y RNV.

 basemtch@gmail.com      @BasemTajeldine

Visite el perfil de Basem Tajeldine para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: