Un Dios a conveniencia

Ya que los creyentes de las religiones y cuánto grupo de manipuladores usan lo medios para penetrar la inocencia imponiendo dogmas; voy a tomarme la libertad para proponer a los lectores de este portal, sin que sea imposición; conocer la fe que me carga por caminos de reflexión y por la que me estimulo a ser un predicador de mi verdad, invitando a conocer a Spninosa.

No es una figura anodina como el de la mayoría, que está colocado en un altar, o es de la boca para fuera (como la revolución en muchos) y la usan de acuerdo a conveniencia sin medida; porque el de los justos, es el mismo de los injustos.

El ser por el que profeso fé para reforzar la vida, fué de carné y hueso: sus convicciones sobre el bien y el mal, están por encima de lo efímero: decía >el ser es el centro de la fé, del respeto<
Baruch Spinoza: Fue el ser cuestionado por los dogmáticos de su tiempo, la religión lo excomulgo, por ser un común trabajador pulidor de lentes, que vivió compartiendo la alegría constante con sus iguales.

Mi dios se caracterizó por su exagerado amor por la humanidad; fue discípulo entre muchos de Cervantes.

Uno de los primeros en el mundo que enfrentó la manipulación religiosa; anteponiendo al ser pensante en el centro: basado en la filosofía la materia y el espíritu: estudioso del Antiguo testamento, frecuentó los medios intelectuales de la época.

Con el estoicismo desarrollo en su ser la calma espiritual, la austeridad y la sencillez.

La alegría estaba por encima de la tristeza; dándole un trato especial al ejercicio mental en busca del dios en lo interno; practicó el ascetismo, para alimentar la mente y el cuerpo.

En fin, el dios que me acompaña, no tenía nada que vender ni comprar; se dedicó por completo a la plenitud de la vivencia, en armonía con la naturaleza; dedicando su existencia a la búsqueda del saber, apoyándose en el arte y el entendimiento con la naturaleza.

Vivió para la vida sin odviar lo material, nada hizo merma en su espiritualidad.

Eso es en cierto modo el amigo, acompañante de mi fe; que no da ni pide nada; solo atraviesa contigo el paso del tiempo que toca vivir, haciéndote sentir que el propósito de la vida es eso, vivir placenteramente el tiempo que toca.

Spninosa me acompaña haciéndome sentir hasta ahora, que viví y no me mataron, porque PATRIA O MUERTE, VENCEREMOS Y HASTA LA VICTORIA SIEMPRE.
SIN PATRIA NO QUIERO VIDA.
HAZTE CONCIENCIA.

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 743 veces.



Antonio Machuca

Actor y militante revolucionario

 machucamelo@cantv.net

Visite el perfil de Antonio Machuca para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Antonio Machuca

Antonio Machuca

Más artículos de este autor