La primera gran estafa del Siglo XXI (II)

¿Es el socialismo bolivariano del sigloXXI otra mutación del capitalismo?

En la entrega anterior nos hicimos la misma pregunta colocando la actual Pandemia del Conavid-19 como elemento de análisis y prometimos analizar, en esta segunda entrega, mediante el método comparativo, el comportamiento de los imperios Romano y el Norteamericano. Revisando las categorías que están participando en esta estafa programada nos dimos cuenta que es una perdida de tiempo hacer este tipo de análisis histórico- comparativos, pues no aporta nada al desmalezamiento que debemos hacer para escudriñar sobre la realidad que estamos viviendo los venezolanos del siglo XXI.

Nos dimos cuenta que mientras más se habla del Socialismo del Siglo XXI o de Revolución Bolivariana se cimientan mas las bases del Capitalismo Salvaje Rentístico y la acción del Poder Popular o la instauración del Estado Comunal se aleja más. Algo hay allí que no cuadra. Toda las acciones y programas sociales de protección, implementados por el Gobierno Revolucionario, se revierten en favor del sector capitalista y debilitan el espíritu de lucha de las clases populares. Un personalismo enfermizo se ha instalado en la presidencia de la República y no permite ver ninguna acción revolucionaria que surja del mismo pueblo defendiendo sus derechos y logros obtenidos por las luchas libradas en los últimos dos siglos. Es de allí que nos surgió la interrogante del título de este artículo que esperamos contribuya al debate clarificador necesario que oriente a nuestra militancia.

Lo primero que encontramos es que en ninguna parte (Constitución Bolivariana, Plan de la Patria, entre otros documentos históricos-políticos) está previsto la sustitución del actual régimen económico capitalista por uno Socialista. Lo más que se llega es a visualizar la superación del capitalismo rentístico mono productor por un capitalismo industrial productivo. A lo más que se ha llegado, después de 20 años de Revolución Bolivariana, es a la constitución en las empresas del Estado de los CTP (Consejos Productivos), donde los Trabajadores y los gerentes de las empresas se reúnen con el fin de mejorar los sistemas productivos de bienes y servicios.

Lo segundo, es que no se sabe a ciencia cierta que es El Socialismo Bolivariano del Siglo XXI y cuáles son los pasos a dar para su implementación científica. Allí encontramos dos corrientes, una que lo define como un sistema opuesto al capitalismo y por lo tanto hay que hacer lo contrario y el otro es como un largo camino a recorrer por la clase trabadora consciente, la cual deberá revertir el orden imperante mediante sucesivas revoluciones progresivas hasta llegar al Estado Comunal. En lo que si coinciden todos es en la adjetivación que hacen del Capitalismo como sistema perverso fundamentado en la explotación del hombre por el hombre.

Como ya explicamos en la anterior entrega, ningún sistema tiene vocación suicida y El Capitalismo como tal menos, pues cada vez lo que hace es mutar y adquirir nuevas formas para cumplir su ciclo vital de reproducción y sobrevivencia. Lenin nos señala que El Imperialismo es la etapa superior del Capitalismo, pero no dice que esta sea su última etapa y que de allí vendrá algún tipo específico de Socialismo. Por eso no nos asusta que nuestro Capitalismo pueda estar mutando a nuevas formas asociativas, entre las cuales se puedan encontrar El Socialismo Bolivariano, boliviano, ecuatoriano, cubano, chino, iraní, coreano, Ruso, Nicaragüense, etc que sin perder su esencia evolucionen creando nuevas formas de explotación para maximizar sus ganancias corriendo menos riesgos. El caso venezolano merece ser objeto de estudios, pues en los últimos 20 años el Capitalismo ha logrado posicionarse y tomar el control total de la economía sin una sola huelga de los trabajadores y con el apoyo total del Estado. Allí se destaca El Grupo Polar y todo el sector alimenticio. Derivaciones menores como El Sindicalismo y El Cooperativismo fueron sacados del juego económico y archivados.

El Capitalismo ha logrado superar las crisis cíclicas derivadas de la sobreproducción, la falta de mercados y la carencia de materias primas y los problemas sociales que de ellas se derivan como son el desempleo y la pobreza. Ahora es El Estado quien se ocupa de solucionar esos problemas con el apoyo tecnológico del sector privado para crear condiciones ambientales y de salud aplicando la eutanasia a los pobres y viejos y a la vez reconduciendo los presupuestos que antes se dedicaban al bienestar social de la población.

Durante la IV República la estafa consistió en hacernos creer que El Capitalismo y Democracia eran compatibles, ¿será que ahora nos van hacer creer que Socialismo Bolivariano y Capitalismo son hijos de la misma madre? . Amanecerá y veremos.

Chávez Vive, la Patria sigue. Leales Siempre, Traidores nunca. El Sol de Venezuela nace en El Esequibo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 782 veces.



Juan Veroes


Visite el perfil de Juan Veroes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: