Nigel Barrolleta: El de hoy, me Avergüenza

Uno, muy en su interior, como que desea ahora, que el bipartidismo hubiese continuado en su carrera de saqueo del país. Pienso esto, que no podría ser tan absurdo, bajo unas consideraciones: 1) No estaría hoy muy salpicado con la situación que vive el país y tan sorprendido por la descomposición de los cuadros políticos revolucionarios 2) El imperialismo, habiendo invertido sumas considerable de dolares no ha podido imponer y alcanzar sus objetivos 3) Este pueblo que ha resistido tanto, no se merece los lideres que tiene. La falla en la dirección y la calidad de de sus dirigentes, ha sido un factor de perversión y probablemente con más impacto, que los propios ataques ejecutados por EEUU y 4) cuesta ver, a líderes regionales a los que uno le tiene afecto y consideración, hacer uso de un discurso quebrado, desubicado y desclazado: ¡Lumpen!

Tuve en la pantalla de mi monitor en estos días, un texto enviado por Nigel Barrolleta a un grupo y sentí vergüenza. Mucha vergüenza porque él es una persona a quien le tengo mucho afecto. Observo en el texto una cosa que la izquierda cuestionó duramente en otro momento. El doble discurso. Un discurso en el teatro diario de la demagogia y otro, al momento de explicar en privado una situación.

Además del doble discurso en Nigel, la criatura de la demagogia que pensaba que moriría a mengua en revolución ya es adolescente y crece hermosamente. ¡Linda! Si es que esta criatura puede ser estimada como linda.

Hoy para el camarada Nigel, la suerte de un ser está indisolublemente amarrada a una estricta responsabilidad individual. Se le olvidó a Nigel Barrolleta principios políticos y teóricos, que problamente ayer compartió, según los cuales, la situación confrontada por un ser o segmento de la sociedad, podía dársele otra explicación y no reducirla a una cuestión estrictamente individual. Para el "marxista" Nigel Barrolleta, el gobierno es responsable de la economía nacional pero de la "economía personal" no. Esa situación donde una persona o varias personas, pueden encontrarse con la miseria, pobreza y riqueza, es de cada persona. Casi que dijo el camarada, que la pobreza por ejemplo es algo que se trae en los genes o uno la hereda por tradición familiar. Se le reventó a Nigel un tapón y le voló el concepto de sistema y aquello que probablemente memorizó sobre las relaciones sociales.

Ante el reclamo de unos camaradas del grupo a los cuales el salario no le alcanza para subsistir; Nigel Barrolleta los abofeteo con la siguiente "idea": "Deja de quejarte y asume las riendas de tu vida" Extraordinariamente revolucionario. (las negritas no son mías)

En esto de la suerte; el camarada Nigel digamos que no perdió terreno. Sabe que la mala suerte no existe, pero se le extravió o tiene una razón muy chucuta a la hora de revolucionariamente entender hoy, la relación causa-efecto. En esto, el camarada Nigel conserva una tesis "marxista" muy particular. "Esto que llama mala surte -dice Nigel- , es la consecuencia de no prepararse. Nunca coges un libro ....". A Nigel se le borró del disco duro, esa conclusión tanta veces mostrada en la realidad venezolana, que no muchos tenían la oportunidad de leer y escribir y que en un tiempo, en el que Nigel salía del Bachillerato y quería entrar en la universidad habían en todo el país una lucha por el cupo. Se le olvido a Nigel, que la comisión pro-cupo era un frente de lucha en las universidades. Sin un cupo y sin poder entrar a la universidad, esto de coger un libro era una ilusión. Un virus le borró a Nigel este hecho tan patéticamente real en la Venezuela democrática.

Se le olvidó a Nigel, que fue la izquierda la que se fajó en un tiempo por una escala móvil de salario, cuando AD y Copei con sus políticas hacían del salario nada.

Nigel Borrolleta, es hoy miembro mudo de la ANC y jefe regional (Anzoátegui) del Congreso de los Pueblo. Esto no es un chiste, es una soberana ironía de la vida.

La sugerencia, muy revolucionaria por cierto, que recomendó el camarada Nigel en este texto fue: Cambia el chip. Sencillo tu situación es tu peo. Resuelve tu peo de pobreza, explotación, miseria, corrupción porque esos son TUS PEOS.

En lo que ayer fue la conciencia de Nigel Barrolleta, se le metió un Jefe que además es policía y con esa figura metida en lo que ayer fue su consciencia, pretende patear y atropellar al que no cuadre con su modo de ver hoy las cosas, que definitivamente se apartaron de una visión revolucionaria.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 922 veces.



Claudio Dominguez


Visite el perfil de Claudio Dominguez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: