El Arado y el Mar

El madurismo es igual a una terrible invasión extranjera

El madurismo, ya lo anunció el presidente, celebrará como una victoria los patéticos sucesos en el puente internacional que enlaza a las hermanas Repúblicas de Colombia y de Venezuela. Aquello fue una escaramuza que aún despierta dudas, muy lejos de ser un triunfo militar y más cerca de ser una "épica" propia del lumpen que nos gobierna. La celebración tiene como fin engatusar a los militares y a la población con la espera de una posible invasión, y de esta manera distraerlos de la "invasión interna" que estamos sufriendo. Veamos.

Si pensamos las consecuencias de una terrible invasión extranjera podemos imaginar: destrucción de pdvsa; cataclismo de los servicios público, del suministro de agua, de la electricidad; ruina de la infraestructura hospitalaria, decadencia de los centros de educación, universidades, liceos, colegios; millones de refugiados, miles de muertos en los barrios por las faes; problemas graves en la logística de alimentos, de medicinas; pérdida de las vías de comunicación, aislamiento del país… Al leer estas consecuencias imaginadas, caemos en cuenta que no son tan imaginadas, las estamos padeciendo y son hechuras del madurismo, ese daño y mucho más le ha causado al país.

Y surge la asombrosa verdad: estamos sufriendo una brutal invasión interna y, distraídos, no hacemos nada para salvar a la Patria herida. No es la primera vez que ocurre este tipo de acciones contra el país, el sabotaje petrolero fue un ejemplo, sólo que en aquella oportunidad los militares, los obreros, concientizaron la agresión y ese sí fue un glorioso triunfo de la unión cívico-militar. Parece ser que aquí en Venezuela se da esa modalidad: no es necesaria una invasión imperial, sólo activar a las fuerzas internas que ellos forman con antelación para que desarrollen sus planes, lo están haciendo cuando activan al guaidó y al madurismo.

Debemos reconocer que el madurismo es muy hábil en camuflar sus intenciones, sus metas. No es gringo directo como guaidó, se viste de chavista, y en realidad traiciona el pensamiento del Comandante, dice ser antiimperialistas y entrega el país a los imperios, se cubre de socialista y es más capitalista que Cisneros. En realidad, el madurismo es una inmensa operación del capitalismo mundial para liquidar al país que se atrevió a erguirse soberano, ir al socialismo y romper el yugo capitalista.

El país empieza a despertar de tanta mentira, los obreros, los estudiantes se espabilan, primero reclaman sus reivindicaciones económicas, y esas luchas poco a poco se hacen políticas cuando identifican al madurismo como fuerza invasora. Se les cae el camuflaje a los enemigos de la Patria, ya no engañan a nadie, y el madurismo sabe que junto al disfraz se va su poderío, sin camuflaje sus días están contados.

Debemos concluir que la celebración de la escaramuza del puente internacional es un intento burdo del madurismo para distraer a los militares, evitar que tomen conciencia de la invasión interna y se apresten a defender la Patria. Si no se enfrenta al madurismo, corremos el riesgo inminente de la subasta del país.

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1404 veces.



Toby Valderrama Antonio Aponte

elaradoyelmar.blogspot.com

 elaradoyelmar@gmail.com      @elaradoyelmar

Visite el perfil de Toby Valderrama Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a287361.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO