Un viajero anticomunista abortado por el Túnel del Tiempo de la Guerra Fría

Tanta peste del anticomunismo se acumula hoy en el siglo XXI, el aborto de un viajero me dejan perplejo, es asombroso que hayan personas que siguen viviendo la época de la guerra fría, están anclados todavía en los tiempos de posguerra, viven en la trasnochada critica del pasado, la reciclan, se regocijan, se hace circular, para ello emplean una técnica comunicacional vulgar, pasar la crisis inducida en Venezuela como "crisis del comunismo", tanto las consecuencias sociales de la guerra económica como: el hambre, el empobrecimiento, la miseria de la población, la emigración forzosa, como las consecuencias económicas, el bloqueo comercial, financiero, monetario, como es en general, toda "la crisis humanitaria" que estamos viviendo como creadas por lo que califican de "comunismo cubano-venezolano". El viajero del pasado, salido de la maquina del tiempo, vale decir, del "túnel del tiempo" contempla como alienígenas en su visita, a los compatriotas del presente, al mirarlos exclama: "todo está deteriorado, en ruinas, empobrecimiento, ruinas de empresas del Estado, edificios desteñidos por la pintura, etc. Venezuela en crisis", y de súbito, el viajero exclama: "¡tal fachada del "paisaje es el comunismo"! es…."pobreza y miseria en el tiempo, la degradación física y humana, un pueblo flaco, y con hambre".

Un paisaje lúgubre, dejemos que siga el viajero describiendo la imagen del comunismo: "20 años más tarde, la ruina del comunismo comenzó a destruir la patria de Bolívar, primero con el deterioro de todos los servicios públicos consolidados en la mal llamada IV Republica para después implosionar ella misma en el siglo XXI. El comunismo es incompatible con la democracia,…. El legado del experimento comunista, iniciado ahora hace 20 años, y que pretende ser celebrado por la constituyente actual objeto medular de esta reseña, lleva hasta ahora millones de desplazados, muertos, enfermos, desnutridos, y algunos de los episodios más brutales de represión, y degradación humana que el mundo haya podido contemplar". (lo subrayado es mío).

Fantasiosamente el viajero recordando el pasado: "los servicios básicos se consolidaron", asombrosamente en el capitalismo de estado de la IV República, aquí hay algo raro, en este viajero del tiempo, primero porque el agua potable en el pasado no se había universalizado para todos como asi se lograron en las Metas del Mileno en la V República, y reconocidas por la ONU, no llegaban a las tuberías a todos, miles de barrios vivían del contrabando de la electricidad tanto como del agua que no la pagaban, millones de vivienda no se consolidaron en aceras y brocales, habían millones de "hogares marginales de la IV república" en "la otrora rica patria" no tenían viviendas millones de personas, menos el asfaltado de las vías públicas, hay que recordar las huelgas del aseo urbano, por negligencia en el pago del dicho servicio y con la telefonía muchos no tenían acceso a la misma, tenían que acudir a centros privados telefónicos, muchos no gozaba de viviendas dignas". Este viajero del tiempo sufren del mal del viajero, el mareo de la "peste del anticomunismo", delirando en el pasado.

De modo que al "Legado" según lo dicho del viajero, no se ha dado cuenta que ese legado la V República de "millones de desplazados, muertos, enfermos, desnutridos, y algunos de los episodios más brutales de represión, y degradación humana que el mundo haya podido contemplar también se dieron en el tiempo de la IV república, los millones de campesino desplazados del campo, el agro se abandonó, millones de personas en hambre, miseria vivía como resultado del éxodo rural en la ciudad, desempleados, desnutridos, sin estudio, sin cupos, todos ellos atendidos por la gestión de Chávez primero por el Plan Bolívar 2000, luego saldando la deuda social del neoliberalismo, mediante las Misiones, primero Barrio Adentro, y finalmente el esfuerzo de gobierno chavista alcanzando las Metas del Milenio. "la crisis de hoy", no la podemos negar, una crisis inducida por el capitalismo, el cual "sembraron en la gestión de Maduro", comenzaron con una guerra genocida, de desmantelar la ciudad, empezaron por desmantelar "los servicios básicos", grupos de guarimberos, saboteadores,, robándose tanquillas de hierro, tuberías, cables de cobre telefónicos, abriendo huecos en el asfalto, en las principales avenidas, calles, veredas al amparo de la oscuridad de la noche y también del día, el robo de medicamentos en los hospitales y módulos de salud, públicos, saqueo de escuelas y universidades, robos de equipos de computación, laboratorio, aire acondicionados, semáforo, quema de autobuses, colapso del transporte público, de los CDI, etc., todo se hizo planificando el colapso social y político y su consecuente "implosión social" de la revolución bolivariana, pretendiendo derribar desde la guerra hibrida, el gobierno chavista, "el comunismo" según Perdomo.

Sin embargo; pese a todo lo ocurrido, sigue la guerra económica, "las terapias de shock contraneoliberal", los shock de precios, del dólar, como no pudieron con la política de esconder los productos, de negar el acceso a los comestibles y medicamentos, con la especulación, con las colas inducidas, inoculada desde afuera y por dentro, llevandose hasta ahora a "millones de desplazados, muertos, enfermos, desnutridos", victimas de la guerra económica, del genocidio de las política del secuestro, del bloqueo criminal de los Estados Unidos y de los empresarios capitalistas venezolanos apátridas que niegan el acceso a los medicamentos y medicinas al pueblo venezolano en razón de los precios elevados, degradando física y espiritualmente al pueblo, con toda esta panoplia de guerra, el mundo ha sido testigo del ensañamiento de la contrarevolución neoliberal contra la calidad de vida de Venezuela y en especial contra la calidad de la educación.

Así pues no es difícil explicar al mundo como agentes internacionales imperialistas como nacionales capitalistas, confabulados todos creando unos escenarios reales, un teatro de operaciones de guerra, para acusar al comunismo de ser el responsable, el causante de tal genocidio, del "experimento de la barbarie" del neoliberalismo contrarrevolucionario aplicado en Venezuela, para inducir en el gobierno a la represión a toda disidencia, verdadera una política de calculo siniestra que no les ha resultado, han fracasado, y ahora las consecuencia va ser de gran magnitud, un terremoto político se avecina en América Latina, la resistencia en Venezuela es faro de luz, ahora le toca a Bolivia, Argentina, Haití, Ecuador, revelarse frente a la contrarevolución neoliberal.

La oposición venezolana sigue con el "mojón" imperialista de tumbar a Nicolás Maduro, de "tumbar la dictadura", de "acabar con el usurpador", de liquidar con el régimen del chavismo, llevan en eso mas de veinte años, de guarimba, saboteos, terrorismo, golpe de estado, magnicidio, saqueos, especulación, escasez de alimentos y medicamentos, etc., presentándose como "adalides de la democracia", pero tratan de dar un golpe de estado, a la manera del modelo de "imponerse en Chile y Bolivia por la violencia" un cambio de gobierno, medios que quedan justificados a nombre de la democracia y la libertad como en el caso de los Estados Unidos y su doctrina intervencionista, Monroe.

Si Venezuela no cambia, no acaba el régimen de Maduro, entonces cabe "el pecado de la destrucción de Venezuela", no importa que cobren vidas, es el riego, como sea, a diestra y siniestra, no puede haber "logros democráticos", porvenir para Venezuela en otra sociedad que no sea el capitalismo dependiente, endeudado, rentístico y subdesarrollado, debemos vivir esclavizado para siempre al imperialismo de los Estados Unidos,a su modelo vida, creyendo que en dicha sociedad se vive mejor, aún al precio del sacrificio en el altar del mercado, de un "futuro hipotético", a costa del endeudamiento externo, de "la brutalidad de la dependencia", el injusto intercambio desigual, la hegemonía del dólar, la perdida de la identidad monetaria, del bolívar. Tales son los costos políticos que debe pagar el sacrificio de los venezolanos (as), al ideal del capitalismo neoliberal.

Marginalidad, miseria, explotación, atraso, dependencia, despotismo del Estado neoliberal, de las empresas privadas, son entre otras razones, el sacrificio futuro de abandonar la revolución bolivariana, acusaciones falsas endilgadas al gobierno, de convertir una segunda Cuba a Venezuela, con el solo fin de infundir "temor", miedo, hacer creer que todo lo que ocurre hoy en Venezuela es "un experimento comunista" del pasado atribuido al marxismo, y no, a las políticas brutales y deliberadas del capitalismo que clandestinamente socava los logros de la revolución democrática bolivariana.

Así pues tratan de sembrar "el mito del comunismo", de hambre, miseria, forzar la emigración, en la que "La democracia, la educación y el Estado del bienestar no están en el haber del comunismo", por el contrario, es el capitalismo donde los servicios básicos son privatizados, la educación y la salud no es gratuita, es una "ilusión el estado de bienestar", la verdad es en consiguiente de que la democracia no es compatible con el capitalismo neoliberal, éste es autoritario y represivo, altamente concentrador de riqueza y de desigualdad social asi lo prueban en Bolivia y Chile.

No sorprende pues la constatación de los hechos sociales de las masas populares en Chile, Bolivia y Ecuador, donde el pueblo salió a la calle, a luchar por sus derechos, por una Constitución, contra el golpe de Estado, y en no menor medida contra las políticas neoliberales aplicadas en estos países, esto comparado con la relativa estabilidad de Venezuela, en aquellos países se criminalizan las protestas, expulsan periodistas, reprimen fuertemente a la población, Piñera, y Moreno, sus mandatarios prefieren desconocer las demandas de la población, se niegan a renunciar por sus incompetencias, mientras que en Venezuela, ellos piden la renuncia de Maduro, aquí hay Constitución que tiene los mecanismos para superar la crisis, ya sea por Asamblea Constituyente, Referendo, Revocatorios entre otros, además se respeta el estado social, de derecho y justicia.

Así pues; el viajero del tiempo, el anticomunista a nombre de la democracia y del pueblo convierten "la violencia" en su mejor aliado para sostenerse en el poder, una minoría que goza de todos los privilegios, a nombre de la democracia, negando a los trabajadores derechos fundamentales, derechos básicos principalmente, crean la crisis social, la guarimba, la protesta, poniendo en crisis al Estado, creando zozobras políticas, intranquilidad social, angustia económica, todo malestar general con tal de que la sociedad reviente, implosione, esto es una guerra política contra la sociedad, ataques agudos del neoliberalismo contrarrevolucionario.

Veamos otros ejemplos de las tergiversaciones mas vulgares: "En los gobiernos totalitarios comunistas no se acepta ni las opiniones ni las preferencias expresas de la gente. Para el comunista, la clase no es resultado de una identificación subjetiva, sino una posición objetiva en la sociedad. De modo que el partido no debe amoldarse a las preferencias sociales, sino hacer que la mayoría social que encarna objetivamente se convierta en acción política. Como señaló Trotski al comentar la doctrina del partido que aparece en el panfleto de Lenin: "el aparato del partido sustituye a las bases; el comité central sustituye al aparato; y, finalmente, un dictador sustituye al comité central", prácticamente socialismo de estado, deformación del comunismo". Con estos argumentos anticomunistas, es así como reducen el problema político, asi activaron la manipulación del mecanismo de acusar a Chávez y el chavismo de dictadura, la justificación de la tiranía del comunismo, imponer la alternabilidad de la democracia, por encima de la voluntad del soberano, justificar asi el golpe de Estado a Hugo Chávez (Venezuela) como Evo Morales (Bolivia), Daniel Ortega (Nicaragua), como siempre lo hicieron contra Fidel Castro en Cuba, llegando apelar al expediente del magnicidio, toda vez que la voluntad popular, sostienen "preferencias sociales" por el nuevo modelo de sociedad

Otros dogmas falsos en que se fundamente "el credo cismático" comunista en el siglo XXI: aceptar la vía institucional de la democracia para el cambio social; y privilegiar la revolución violenta, el comunismo, para tomar el poder y realizar la revolución social", "la supresión del Estado burgués por el Estado proletario es imposible sin una revolución violenta"; y "la incompatibilidad del comunismo con la democracia". Nada de esto sobrevive en el siglo XXI, la revolución bolivariana es una experiencia sui generis, se esmera en democratizar el Estado, la economía, la educación, la salud, la vivienda, etc., no mediante la vía violenta de llegar al poder, sino conquistando las masas populares, una revolución pacífica en la que paulatinamente el pueblo adopte su hegemonía, igual ocurrió en Bolivia, una revolución pacifica, de igual modo en la ecuador de Correa (interrumpida por la traición política de Lenin Moreno), y en Nicaragua con ortega en el Poder, pronto veremos como se fortalecerán estas revoluciones, le seguirán Argentina y Brasil, como también Uruguay y Chile que demanda una Constitución democrática el pueblo en la calle, solo que la violencia fascista del capitalismo y sus demócratas tratan de impedir, incluso haciendo uso de la violencia.

Fuente:

Perdomo, Edgar (2019). Chile y Ecuador: ¿Quieren el modelo de Maduro?, Aporrea, 31/10/2019



Esta nota ha sido leída aproximadamente 428 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a286345.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO