Debemos comprender el andamiaje de la historia

El pensamiento único en el que pretende introducirnos el capitalismo salvaje no es otra cosa que el dominio total de la humanidad. Un pensamiento que busca anular nuestra identidad, nuestra historia, nuestra cultura, nuestros saberes, es decir, quedar absolutamente –como borregos—a merced de su dominio.

Si no somos capaces de conocer al enemigo y si no somos capaces de conocernos desde nuestra perspectiva individual, el enemigo nos devorará. Antonio Gramsci, alertó: "No basta conocer el conjunto de las relaciones tal como existen en un momento dado, en un determinado sistema, sino que importa conocerlas genéricamente, en su movimiento de formación, pues el individuo no sólo es la síntesis de las relaciones existentes sino también la síntesis de la historia de esas relaciones".

Historia es más que sangre en las venas, es conciencia, conocimiento, que nos proyecta pasión, amor, por la visión e intencionalidad y el compromiso que debemos asumir por la patria nueva, por la patria grande, por la humanidad. Desde nuestros orígenes hemos tenido una historia que es una referencia ética y moral, que alimenta nuestro espíritu, al alma si es que existe, y le imprime latidos acelerados al corazón.

Estos combatientes emancipadores, libertarios e independentista nos acompañan en esta lucha por la transformación de este infrahumano capitalismo salvaje. También Gramsci, sentenció: "La historia no es un cálculo matemático; no existe en ella un sistema métrico decimal, una numeración progresiva de cantidades iguales que permita las cuatro operaciones, las ecuaciones y la extracción de raíces…".

La historia para el neoliberalismo, como bien lo asienta Eduardo Galeano "es la vitrina donde las clases dominantes exhiben sus viejos disfraces"; sobre la historia también Voltaire, dijo que "son las mentiras con las que estamos de acuerdo"; entre tanto, Federico Engels, afirmó que "la burguesía convierte todo en mercancía, y por ende también la escritura de la historia forma parte de su ser, de su condición para la existencia, al falsificar todos bienes, también falsificó la escritura de la historia. Y la historiografía mejor pagada es la mejor falsificada para los propietarios de la burguesía". He aquí el andamiaje.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 350 veces.



Alberto Vargas

Abogado y periodista, egresado de la UCV, con posgrado en Derecho Tributario y Derecho Penal. Profesor universitario en la cátedra de Derechos Humanos

 albertovargas30@hotmail.com

Visite el perfil de Alberto Vargas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alberto Vargas

Alberto Vargas

Más artículos de este autor



US Y ab = '0' /ideologia/a265828.htmlCd0NV CAC = Y co = US