¡Sorprendente! ¡Parece mentira! ¡Se inició la campaña electoral!

Abro un medio informativo o mejor un diario, por supuesto por internet, porque aparte de lo tanto que ellos cuestan me ahorro la basura, no la del papel, que es útil para muchas cosas, como recogerla, sino la informativa de la que me veo obligado a embarrarme aunque sea con los titulares, y me entero que hoy domingo se inicia la campaña electoral. Luego en televisión, uno de los candidatos dice que "en este momento doy comienzo a mi campaña". Al día siguiente los medios repiten lo mismo y publican titulares sobre el tema y a estos acompañan con fotografías de los candidatos, por lo menos de aquellos que, por una razón u otra, más impactos causan.

Por cierto, con respecto a lo de la basura informativa, es asqueroso como periodistas, en programas que exhiben como en ejercicio del periodismo, dicen todo lo que desean suceda, no lo que transcurre, con tal de imponer sus matrices de opinión y sus deseos; a veces hasta macabros. ¿Qué hizo de ellos su escuela?

Aquel despliegue informativo me sorprende y me causa estupor por comprobar mi pobre coeficiente intelectual. No soy capaz de saber distinguir, en mi propio país, dentro de mi cotidianidad, cuándo estamos y no en campaña electoral.

Hoy lunes reviso los medios habituales y me sumerjo en una gran preocupación. Busco detalles en cada titular y en una buena cantidad de cuerpos noticiosos y no sé distinguir, no encuentro ninguna referencia que me indique que hemos comenzado una campaña electoral. Todo lo que ahora leo y veo es exactamente parecido a lo de ayer, respetando por supuesto aquello de la dialéctica, desde la mecánica de Heráclito que nadie puede bañarse en el mismo río, pasando por la hegeliano, su conflicto de contrarios y arribando a Marx, con la lucha de clases como motor importante del movimiento social, la que supone al mundo en constante movimiento. Desde que las guarimbas, esas que ahora asoman su cabeza en Nicaragua, quizás como una muestra que hemos iniciado una etapa particular y atractivamente importadora, enterraron la cabeza para que transcurriese con tranquilidad el proceso electoral que eligió la ANC, hasta hoy y quizás también mañana, el paisaje parece ser el mismo. Por supuesto, como ya dije, salvando la dialéctica, y tomando en cuenta que nuestros instrumentos son muy rutinarios y hasta obsoletos, todo nos parece igual.

El CNE, organismo al cual respeto y reconozco sus cifras, no las pongo en duda, porque no tengo mucho que buscar en ese entierro y lo que sé bien de la calidad de proceso y más por el juicio mismo de Jimmy Carter, en cierto modo pareciera comportarse como el gobierno. Este sentencia sobre algo, en su carácter de conductor del Estado, como por ejemplo en materia de precios y nadie le hace caso y hasta le interpretan al revés. Y todo queda complementado cuando ignora lo que hacen quienes deberían atender su mandato.

Cuando el CNE pone fecha para el inicio de la campaña, pareciera no percatarse que esta está desatada. Los candidatos si es que ya están nominados recorren el país y los distintos medios promoviéndose y si no lo están, los partidos y grupos de apoyo de cada bando hacen igual. Por esto mismo, uno no sabe del inicio de la campaña electoral y lo que es más, tampoco cuando termina. Desde 1998 para acá, salvo los momentos cruciales del golpe del 2002, aquella larga huelga que a Carlos se "le fue de las manos" y las recientes guarimbas, Venezuela ha estado siempre en campaña electoral. El gobierno y los grupos opositores no saben cuándo deben terminar o parar y siguen haciendo exactamente lo mismo, como quien se mueve por un impulso inercial tan contundente que se une al siguiente, tanto que la marcha se mantiene en igual ritmo. No hay pues posibilidad de tomar un punto referencial para que uno, el del común, sepa cuándo empieza la campaña y termina. O mejor nunca llegamos a saber los instantes sin campaña como para descansar de tanto alboroto y mediocridad.

Hay políticos por montón que tienen años en campaña, sólo que son pre. Pues han andado en eso, buscando la candidatura. Uno de los problemas de la MUD, aparte de la intromisión gringa con sus líneas políticas inflexibles y hasta ortodoxas, es la excesiva cantidad de pre candidatos que dentro de ella anidan. Y cada uno de ellos no cesa de hacer campaña. El rompimiento del diálogo, la fingida solidaridad de Manuel Rosales y Ramos Allup, con Borges, que no fue tal, resultó de ese estar en campaña buscando la candidatura. Quien se mostrase "blando", según la apreciación de cada quien, sin importar se fuese coherente o no con el interés nacional, sería denunciado como vendido al gobierno ante un universo que en demasía han radicalizado y sacarlo de ese estado no es fácil y menos rápido, porque si algo funciona con lentitud es el acomodo de la conducta humana.

El gobierno, desde el presidente mismo, quien desde que se inició como tal, se desató en campaña no se sabe hasta cuándo, no vaya a ser que Diosdado, como dicen los hípicos se le meta por la baranda, no sabe cuándo es momento de campaña y menos pararla. Pues nunca ha tenido que hacerlo. Es como una máquina que arrancaron y nadie se ha acordado de apagarla, hasta que por el exceso de trabaje se pare y entonces, quienes nos valemos de ella, nos beneficiamos con sus servicios o favores o sufrimos sus efectos, como el excesivo ruido, por ejemplo, nos percatamos, al pararse que ella estaba encendida.

Por eso que descrito usando el ejemplo de la máquina, como el aire acondicionado, no sé cuándo en Venezuela estamos o no en campaña electoral. Estamos todo el tiempo en eso o no estamos nunca, uno no tiene punto o momento de referencia. El anuncio del CNE, no pasa de eso, un anuncio, pues el barullo, discursos, ofertas y hasta amenazas, propias de las campañas electorales, según la intelectualización que uno años atrás hizo, continúan, permanecen, nunca cesan.

De todos modos es bueno que el CNE haya dicho que comenzó una campaña electoral y fijado una fecha para votar, pues de no hacerlo, uno ese domingo pudiera quedarse en su casa, no salir a votar, dado que el paisaje es el mismo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 509 veces.



Armando Lafragua


Visite el perfil de Armando Lafragua para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Armando Lafragua

Armando Lafragua

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a262310.htmlCd0NV CAC = Y co = US