2018: A grandes males grandes remedios

Se murió el 2017, atrás dejó logros evidentes y problemas complejos, veamos algo del ciclo histórico revolucionario, de 18 años repartiendo abrazos de feliz año:

En 1997, recuerdo a Chávez indicando que no tenía pretensiones (de momento) para ser Presidente de la República, sin embargo, invitado como fue al Núcleo Canoabo de la UNESR, dio una lección política inolvidable. Presentó un resumen de las líneas de un gobierno que permitiría superar los grandes desequilibrios nacionales, es decir mostró lo que nadie se atrevía mostrar para cambiar el estado deplorable de la vida de la IV República, causantes de tales desequilibrios, diría barrancos. Cuando finalmente todas las investigaciones de opinión lo perfilaban como el personaje de mejor percepción social, arranca victorioso, no sin sufrir los embates mediáticos de la mentira y del acoso político. Perseveró y triunfó arrolladoramente en 1998.

La persecución contra Chávez nacional e internacional se manifestó tempranamente. Ante la vaguada de Vargas, los EEUU ofrecieron (querían imponer) apoyo de los Marines para contribuir con la recuperación de esa zona estratégica, y Chávez les pintó un pajarito; luego Cisneros quiso ofrecerle hacer de Vargas una especie de las Vegas, y le pintó otro pajarito; y vinieron los medios a buscar lisonjas y les pintó una paloma. Ya había suficiente evidencia para la derecha internacional que Chávez no torcería un proyecto para superar los grandes desequilibrios que muy inteligentemente y con ayuda de expertos, elaboró como proyecto matriz en la cárcel de Yare. De allí en adelante, la situación se agravó, golpe de Estado, paro petrolero, conspiraciones dentro de la burocracia, derrota del ALCA (triunfo) y otros signos políticos que permitieron ratificar que no daría marcha atrás. Durante varios años nos jodieron las navidades y los abrazos de fin de año.

Sabemos que jugar a la izquierda es permitido por los grandes centros de poder económico y político, pero tener un proyecto revolucionario de izquierda es un delito que se paga con conspiraciones mayores y con guerras provocadas, a las cuales es difícil escapar. La historia evidenció que Chávez logró sobrevivir a tanto acoso nacional e internacional desde centros lejanos del poder mundial y hasta de vecinos que hemos llamado hermanos, a lo largo de nuestra historia. Chávez superó todo menos la conspiración contra su salud, trabajando en exceso y en un clima de confianza, una enfermedad (dicen que inoculada) se instaló en su cuerpo, y los enemigos ganaron una batalla importante. Sacaron del juego vivencial a Chávez, pero no logaron sacarlo de posicionamiento espiritual en el Pueblo. El año 2013 fue aciago, el 5 de marzo empezó un llanto que no ha terminado.

Ese ciclo del Chávez emergente al Chávez víctima dejó grandes logros en lo político, en lo económico y social. La lista interminable de logros que muchas veces se publicaron compilados por el propio Pueblo demuestran que era incierto que con AD y COPEI se vivía mejor, que la agricultura había crecido casi dos veces y en algunos rubros hasta tres veces, comparado con el cierre del último gobierno de la IV República.

Entre las debilidades, no es necesario escribir todas las que aparecieron publicadas en prensa y en Aporrea, como órgano de defensa de la revolución, como críticas constructivas y contraloría social. Chávez mismo las enunció varias veces. Recurro a la memoria para indicar unas pocas, que el Comandante Eterno consideraba las más peligrosas y sobre ellas construyó teoría política:
1. El burocratismo infértil que no permitía avanzar en los grandes proyectos estructurantes, ni en los novedosos arreglos del Estado. 2. La contra – ética socialista evidenciada en el aumento de la corrupción, en el desgano, la omisión y la falta de compromiso de la gente que tenía en altos cargos en la función pública, para subsanar los nudos críticos de la sociedad, entre otros el sistema de vida consumista, los temas de salud y alimentación, y los problemas propios de las comunidades en materia de servicios. 3. La imposibilidad detectada de lograr una economía donde los medios de producción estén en poder del Pueblo. Las recomendaciones del exprópiese no arrojaban resultados positivos por impericia y confusión.

Desde la siembra del Comandante, hasta el momento actual, bajo la dirección política del Estado por el Camarada Nicolás Maduro, los logros siguieron, las Misiones continuaron; pero, esas tres situaciones señaladas por Chávez continuaron agravándose. Se acentúa el recrudecimiento de los embates nacionales e internacionales que dejó unos 170 muertos. Finalmente triunfa la Paz. Luego de esto, aparece un cuarto elemento muy peligroso: 4. La unión cívico-militar está desequilibrada y en la sociedad se ven signos de discrecionalidad, de cortoplacismo y de autoritarismo muy común en la vida militar. Esto reconociendo que, sin el apoyo de la Fuerza Armada la revolución hubiera claudicado, reconociendo también que no es un problema de la institucionalidad militar, sino de conductas humanas, comunes también en el resto de la sociedad.

Cerramos el 2017 con grandes males pero también con grandes remedios: Una retoma de la lucha contra el burocratismo que impide solucionar los problemas de alimentación , medicinas, organización social, servicios públicos defectuosos, por otra parte se inicia una guerra sincera y esperada contra la corrupción que siempre algunos burócratas señalaban no existía (a pesar que Chávez reconocía su existencia); todavía se mantiene en espera las decisiones sobre los medios de producción, sobre la nueva estructura de poder en la tenencia y uso de la tierra, la alta concentración de tierras en la Fuerza Armada, la activación del capital tecnológico paralizado o de baja eficiencia. No hay visos de detener lo que se ha hecho costumbre de "cada problema un estado mayor para resolverlo" y el Poder Popular se mantiene como un observador incompetente. Nuestras fronteras son una calamidad, hay una pérdida de la identidad local, regional y nacional.

Abrimos el 2018 con una prueba de fuego, arreciará la intromisión internacional, parte de la derecha volverá a tomar la calle, esta vez habrá confusión porque la izquierda también tomará la calle para pedir soluciones a la grave crisis de los precios, la falla en los inventarios del sector comercio, los servicios públicos con base municipal colapsados, etc…. y los benditos perniles. Todo esto debilitaría la imagen de Maduro para una reelección, frente a eso el Presidente continuará aplicando la máxima "a grandes males, grandes remedios. Ya hay adelantos de una sana política de participación para conformar el nuevo plan de la Patria 2019-2025. Sobre el tema escribiremos en otro artículo.

Sabidos lo grandes males, el 2018 debe asumir estos remedios, que no pretenden ser una lista de mercado sino una lista de prioridades:

a/ La corrupción debe ser vista como contraria a los objetivos históricos del Plan de la Patria. Intensificación de la lucha contra la corrupción en PDVSA, revisar CADIVI y sus ulteriores transformaciones, revisar la inversión agrícola y las importaciones en general, presionar sobre el aumento de la eficiencia de uso de recursos de la gestión pública. A nadie se le aguará el ojo por cada corrupto preso, a nadie se defiende por la malignidad contra la cosa pública, que nadie reciba tratos especiales, es mejor crear un hospital para corruptos que enviarlos a sus casas con sus comodidades y fortunas. Ramírez en la cárcel es una meta de Estado. Hay que generar una estrategia de cazadores de mentiras en la gestión pública, ellos, los mentirosos saben que existen y que con buen verbo convencen al más pintado, incluido el Presidente. PDVSA fue así, la casa de las mentiras, pero en muchos ministerios sigue siendo así. b/ Ordenar desde el primer día del 2018 un plan cerealícola que por sus características de elasticidad permita subsanar de una vez por todas la producción de maíz, arroz y sorgo.

b/ Repensar el tema de la criptomoneda desde la perspectiva de la constitucionalidad, la soberanía y enfrentar tempranamente la posibilidad que se convierta en una nueva forma de corruptela; además, se debe generar una mejor información y formación popular sobre este tema tan delicado.

c/ Repensar el sistema de paridad cambiaria porque estaría generando una alta disparidad de precios entre lo nacional y lo importado beneficiando a una estructura cívico-militar que favorece la tendencia importadora.

d/ Priorizar y evidenciar la solución integral a los temas de salud y agroalimentación.

e/ Derivada de lo anterior, hay que trabajar en el marco de los proyectos que deben identificarse en el Plan de la Patria, la producción de excedentes en maíz, arroz y sorgo. Pero, ese proyecto debe arrancar inmediatamente.

f/ Relanzar el Poder Popular y la Contraloría Social.

g/ Mantenerse en vigilia frente a todo lo que acontece en el Arco Minero.

h/ Profundizar en la formación política usando toda la gama de las tecnologías de comunicación e información. Reforzar principios y valores.

i/ Repensar la recaudación fiscal y ajustar los procesos de recaudación ante la evasión y otras malas prácticas del sector comercio.

j/ Repensar la política de fronteras en una visión geopolítica donde veamos los beneficios de una economía productiva generando divisas en frontera y no fuga de productos. Incluye una política formativa en identidad, principios y valores en la vida de fronteras y de la gestión pública en fronteras. Romper la red de corrupción en frontera, se dice que no hay hueso sano en su resguardo.

K/ Organizarnos para triunfar en las elecciones del 2018.

Si no abordamos estos temas neurálgicos existe una gran posibilidad que el pueblo nos pinte una paloma en el 2018 y el 2019 nos sería un Feliz Año.

 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1388 veces.



Miguel Mora Alviárez

Profesor Titular Jubilado de la UNESR, Asesor Agrícola, ex-asesor de la UBV. Durante más de 15 años estuvo encargado de la Cátedra de Geopolítica Alimentaria, en la UNESR.

 mmora170@yahoo.com

Visite el perfil de Miguel Mora Alviárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: