Ni fusiles Kalashnikov, ni sangre: la ideología

La derecha de oposición está acumulando fuerza, mientras el Chavismo languidece. El gobierno es víctima de sus propios errores; negar esto, evadirlo con frases efectistas, profundiza la gravedad de la situación de las fuerzas chavistas. Se impone una discusión seria, con rigor, ya las disculpas y los discursos llenos de frases huecas divorciadas de la realidad demostraron su inutilidad. Veamos.

Altos voceros del gobierno, los que dieron la cara en los últimos conflictos, arengaron a las masas hablando de fusiles Kalashnikov, de defender con sangre a la Revolución, con movilización permanente. Laudable la pasión, plausible la lealtad; sin embargo, el esfuerzo es vano, no resuelve las dificultades de la Revolución. Al contrario, y aunque parezca paradójico, la entrega inerme en las fauces de los enemigos.

Hay que tener en cuenta, aprender de la historia, que toda Revolución vencida lo fue antes en la ideología, en la conciencia, es allí donde se escenifica la principal batalla, es allí donde se decide la suerte de un proceso. Las Revoluciones han caído derrotadas desde adentro, sin disparar un tiro. En la Unión Soviética, en China, hoy países pilares del capitalismo mundial, se desploma el Socialismo sin una barricada defendiéndolo; les falló la ideología, lo mismo sucede con todo el campo socialista.

Por esta enseñanza debe pasearse la dirección del PSUV, la honesta, la verdaderamente chavista. Aceptar que algo falla en el gobierno, en el Chavismo. No es falta de coraje, de valentía, no es ausencia de capacidad de entrega, no es lealtad con Chávez. La falla principal está en la ideología: esta derrota que hoy se asoma, comenzó con las tesis de la alianza con los capitalistas para elevar las fuerzas productivas, esa tesis debe ser revisada. Otra falla fue sustituir al PSUV por unos difusos clap y un carnet, fragmentadores de la sociedad y de la organización política. Esta falla se desprende de la tesis de aupar al capitalismo que significa en la practica abdicar del Socialismo, estimular al egoísmo, al individualismo.

Son momentos de urgencia que no los resuelve el camarada fusil, que sin dirección política adecuada es inútil. La batalla no será exitosa si a ella se va sólo a defender lo material, sin razones sagradas, con conciencia egoísta que eso es lo que estimula el capitalismo. La batalla revolucionaria se gana con conciencia del deber social, fraternidad, razones sagradas, espirituales, para luchar.

La suerte de la Revolución, del Chavismo, depende hoy como nunca ha dependido de la inteligencia de la dirección del PSUV. Es necesaria la valentía de rectificar, de dar a las masas un corrientazo que revierta la caída por el despeñadero a que nos conduce el reformismo, del que tanto nos alertó el Comandante. Es necesario que convoquen una Dirección Nacional ampliada para discutir la rectificación de los extravíos ideológicos del gobierno, regresar a la ideología revolucionaria que nos legó Chávez. El primer punto sería cotejar el Plan de la Patria con la acción de gobierno, hacer los ajustes necesarios, desechar las ilusiones capitalistas. Esta es la forma de retomar el camino del éxito.

Debe hacerse con urgencia. Ojalá aún se esté a tiempo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3553 veces.



Toby Valderrama y Antonio Aponte

elaradoyelmar.blogspot.com

 elaradoyelmar@gmail.com      @elaradoyelmar

Visite el perfil de Toby Valderrama Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Toby Valderrama Antonio Aponte

Toby Valderrama Antonio Aponte

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a243860.htmlCd0NV CAC = Y co = US