De la revolución alineada a la revolución alienada

Hemos considerado que este texto será el último de "pajita dialéctica" sobre el cual nos avocaremos en su desarrollo intelectual, evidentemente, por ahora, visto los escenarios globales por los cuales están transitando los espacios internacionales en el marco del desarrollo de la actual y profunda crisis por la cual se encuentra caminando el sistema capitalista mundial como un todo global al cual ningún país se encuentra exento de afectación y de evitarse tamaño drama shakesperiano cuando, con el objetivo detenimiento académico, observamos las profundas y muy serias preocupaciones de Washington ante sus propias "decadencias romanas" cuando "los bárbaros" han irrumpido en el escenario mundial sin la obligante "moral y ética" de la guerra. Nos encontramos ante una realidad ante la cual tanto tirios como troyanos nos veremos profundamente involucrados pero, en particular realidad inevitable, nuestro querido país, Venezuela, por las razones conocidas que van desde nuestras ubicaciones geográficas hasta las geografías físicas dejando en la cesta de la basura intelectual esa supuesta "intelectualidad alineada y alienante" revolucionaria, claro, por ahora, ante escenarios de soberbias y egoísmos que pululan sin descanso por los pasillos del Poder estatal.

En este marco de "pajita dialéctica", nos atrevemos, como lo hemos expresado más arriba, a redactar nuestras últimas letras referidas a un intento de acercamiento intelectual y académico en el marco de nuestro proceso revolucionario sin dejar nada en el tintero de la revolución bolivariana y nacionalista actual porque, pareciera, aún no nos hemos percatado que estamos inmersos en un proceso revolucionario sobre el cual se emiten diferentes opiniones tanto desde los lares de las derechas mal llamadas "sectores de oposición" pasando por las clases medias arruinadas demostrativamente hasta alcanzar los continuos clichés y frases impresas de carácter justificativo que no alcanzan a exponer en su fondo y carácter de nuestro proceso revolucionario nuestras propias realidades objetivadas, realmente, nos comportamos como excelentes avestruces australianas. Nos explicamos.

Cuando tanto desde el estudio de los procesos revolucionarios aliñados por las experiencias personales revolucionarias nos adentramos a objetivar los diferentes escenarios actuales en curso en Venezuela, es evidente que nos tropezamos con profundas inquietudes político-ideológicas tanto de aquellos sectores contra-revolucionarios como nuestros sectores revolucionarios. Permítasenos exponer una muy reciente experiencia ante la cual nos encontrábamos en el Instituto de Altos Estudios Diplomáticos "Pedro Gual". En invitación pública pudimos disfrutar de unas excelentes conferencias en dos diferentes días dictadas por sendos economistas y profesores de la UBV. La idea central de las exposiciones fue la de demostrar la íntima correlación entre la "guerra económica" con la "economía rentista", claro, según nuestros pareceres. Es decir como en consecuencia, la "guerra económica" está en perfecta sintonía con esa economía rentista tan bien explicada por Batista. Es decir, sí aún estamos inmersos en una "economía rentista" a pesar de las políticas revolucionarias, es inevitable la permanencia de la "guerra económica" independientemente de la producción nacional y de que las "fábricas echen humo". Es decir, en nuestros pareceres, pareciera que aún no hemos definido con la crudeza de la objetividad y el análisis dialéctico de los escenarios nacionales dónde nos encontramos en la actual etapa revolucionaria y es, en ese marco, que hemos decidió exponer, reiteramos, por última vez, claro, por ahora, algunas letras salidas del tintero de las preocupaciones de alguien que trata de ser un "revolucionario nacionalista" porque "lo internacionalista" lo hemos conocido.

En esa línea de desarrollo es de obligación académica tratar de exponer alguna definición referida tanto a "lo alineado" como a "la alienación" y ahí va eso a continuación.

Alineación sería el vincular una persona o un colectivo a una tendencia ideológica, política o de otro tipo; "…los partidarios de la izquierda moderada se alinearon en un frente…". Según Marx en la sociedad capitalista el hombre está alineado.

¿Qué es la alineación? "…La alineación para Marx consiste en que algo del sujeto se hace objeto. En este caso la alineación indica una deshumanización. La causa de la alienación es el modo de producción de la sociedad capitalista, donde los medios de producción son de propiedad privada. Además la alienación es histórica, es decir, ha existido y existe, pero debe desaparecer…".

Es decir, antropológicamente, la alineación sería el desarrollo, posiblemente, inconsciente de la voluntad hacia paradigmas ajenos a su propio fin como "ser creado" en sus funciones como "ser social" y es, en esa instancia, que Karl Marx expone que para que el "ser creado" se convierta, en algún momento y en alguna expresión como tal, en objeto, debe encontrarse en perfecta comunión con el factor catalizador que lo convierta en ese "objeto" para poder así "alinearlo" social y, por supuesto, política e ideológicamente. Es en perfecta claridad que Marx nos expone que para que ese escenario se exponga debe de darse la perfecta relación con los medios de producción en el sistema capitalista nacional. Es en este punto donde nos tropezamos con nuestra realidad económica como "economía rentista" cual, inevitablemente, sin que podamos confrontarlo pero si entrar en conflicto con los escenarios consecuenciales que se desarrollan gracias a esa economía rentista cuya expresión natural es la realidad actual en curso en nuestras realidades nacionales aún cuando se confronten esos escenarios con inteligentes propuestas como los CLAP.

Pero ¿Qué es la alienación? Sería "…causar o provocar la pérdida de la personalidad o de la identidad de una persona o de un colectivo...La alienación o enajenación es el fenómeno de suprimir la personalidad, desposeer al individuo de su personalidad o deshacer la personalidad del individuo, controlando y anulando su libre albedrío, para hacer a la persona dependiente de lo dictado por otra persona u organización. El alienado permanece dentro de sí, ensimismado por su desorientación social. Es, en última instancia, un proceso que puede ser auto-inducido desde los factores del Poder…".

En estos pasados días, en texto remitido a un excelente amigo, le comentábamos sobre las realidades socio-sicológicas que habíamos observado en las permanentes colas que hemos analizado en los espacios urbanos correspondientes a la parroquia de La Candelaria. Antes de entrar en actos, debemos exponer nuestros reconocimientos a la PNB y a la GNB por sus actuares en tratar de controlar escenarios sociales cuales consideramos como de "altamente sensibles" para así evitar se desarrollen consecuencias que serían factor de propaganda para las derechas anti-humanistas.

El escenario sociológico ante el cual nos confrontamos con delicadeza y respeto a la sociedad presente nos impactó profundamente como revolucionarios desde las barricadas de la "revolución permanente" dejando de lado los textos académicos de la dialéctica e histórica del "socialismo real" en perfecta realidad nacional.

Podríamos exponer que las denominadas "colas" se expresan de diferentes formas sociológicas. En primera instancia, es preciso precisar que ellas, las colas, tienen sus orígenes cotidianos en aquellos momentos anteriores a "la hora del burro", ese momento sicológico cuando el "ser social" se encuentra en lo más profundo de su sueño, es el momento de los experimentados ladrones. En segunda instancia, hemos percibido los orígenes sociales de los componentes sociológicos que conforman las colas; son personas provenientes, generalmente, de los denominados como "los barrios popular" que en lenguaje chavista se corresponden con los "invisibilizados" claro con "acá y allá" algunos exponentes de las clases medias adscritas al "sector servicios" de la economía nacional. En tercera instancia, posiblemente la que más nos ha impactado, es conocer, de primera mano, las realidades sociales y sociológicas que se expresan en los "barrios de Caracas". Nos estamos refiriendo a las "muy jóvenes familias" que se constituyen por jóvenes de ambos sexos de no alcanzar, legalmente, la mayoría de edad, es decir, no llegan a tener más allá de los 15 años cumplidos. Jóvenes, padres y madres muy jóvenes en edad, con sus hijos e hijas cargados haciendo sus correspondientes colas para poder adquirir un "pote de lecha materna", los necesarios pañales, y cualquiera otra necesidad para sus infantes neonatos. Pero curiosamente lo más dramático es la necesaria presentación de la "partida de nacimiento", la "copia de la cédula de identidad" del progenitor y, claro, los churupitos para poder pagar lo aspirado.

Es evidente que lo expuesto por ambos profesores de la UBV en la "Pedro Gual" sobre la "economía rentista" tiene su actual expresión en la realidad sociológica antes descrita como realidad inevitable social y política.

Ello nos lleva, inevitablemente, a una serie de inquietudes revolucionarias frente a las realidades consecuenciales de esas realidades sociológicas a futuro. ¿Dónde estamos fallando revolucionariamente?



Esta nota ha sido leída aproximadamente 859 veces.



Miguel Ángel Del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /ideologia/a231721.htmlCd0NV CAC = Y co = US