El paraíso del capitalismo está en Venezuela

Ningún país  del  mundo  ofrece tantas  ventajas al sistema económico  capitalista  como el  que  se les  se  da en la  República  Bolivariana  de Venezuela.  Veamos  las  razones  por las  cuales  se  podría  considerar  a nuestro país  el  paraíso donde el  capitalista obtiene  las  mayores ganancias a  su  inversión y  en  el  más  corto  tiempo:

Lo   primero a constatar es  que  El Capitalista, de  la  nacionalidad   que  sea,   no  tiene   que hacer  ninguna Inversión en dinero o  bienes  de Capital.  El Estado  le  provee dólares para que  pueda  adquirir las  materias  primas que  necesite, tanto  sea   para  producir o importar   el tipo  de  mercancía que se le pueda  ocurrir.   En todos  los  demás  países del  mundo los  capitalistas  deben hacer inversiones propias, estudios de mercado, crear  infraestructuras, preparar mano  de obra, hacer  publicidad, crear  el  mercado, Seguridad para  sus vidas  y  la  legalidad  para  sus  acciones, Etc. En Venezuela  todo  eso ya  fue  hecho por  el Estado venezolan  durante  los  últimos  56  años.

En todos los demás   países  del  mundo los  Capitalistas entran  en  pánico y sufren  de pesadillas porque  tienen  stock de mercancías  sin venta, por  los  sindicatos  que exigen  mejoras salariales, por los impuestos  que  les pecha  El Estado, por  la  Mano  de  Obra Calificada, por  el  hampa lumpen y por la  corrupción de  funcionarios  públicos.  Todos  esos  problemas que  sufren  los  demás capitalistas  del  mundo, en  Venezuela  ya  fueron  solucionados  y veamos cómo  funciona  la  cosa:

1.-Toda mercancía  producida  e  importada  tiene asegurado  un mercado   cautivo  y  con compradores, preparados  psicológicamente y  poder adquisitivo, capaces de    morir  en una  cola  esperando  y  rogando  que  se las  vendan al  precio  que sea.    En todos  los  demás  países  del  mundo,  los  capitalistas  deben  hacer  inversiones   en  publicidad  para  que  la  gente  vaya  a sus  negocios  a  comprar  y  crean  sistemas  de  bonos  acumulativos  para  incentivar las  compras.  En cuanto  a  los Precios El Estado les  obliga  a colocar  un 30% mínimo  de ganancia  y  de  allí para  adelante los  que  le venga  en  gana. En  todos  los  demás  países del  mundo  los  Capitalistas  tienen  que  competir a  muerte en un Mercado nada  seguro, donde son sometidos  a  las  Leyes  de la  Oferta  y  la  Demanda para  fijar  precios y correr infinitos   riesgos en las  inversiones  que  hacen para  colocar  sus mercancías.

2.-Los Sindicatos  de  Trabajadores aquí   no  son  problemas  y  resultan  los  aliados  más  firmes  con  que  cuentan los  Capitalistas.  Para  guardar  las  apariencias, se colocan etiquetas  de  “bolivarianos  y  revolucionarios”  e  intentan  asustar a los  dueños  de las  empresas, pero estos  se  ríen  de  ellos, pues  saben  que  El Estado los  protege y  ante  cualquier  demanda  salarial inflacionaria, El  Estado les  hace  el  trabajo,  fijándoles   salarios  mínimos,  que   mantiene quietos a  los  trabajadores  durante  los próximos subsiguientes  12  meses, tiempo que  aprovechan los  capitalistas   como excusa, para  aumentar 10 veces más  los  precios   de  las  mercancías, por  encima  de los  salarios decretados.  En todos  los  demás  países del  mundo los  Sindicatos  luchan por  mejoras salariales,  condiciones  de  trabajo  dignas,  seguridad  social y  van  a paros.  En  Venezuela esas  reivindicaciones  son manejadas  por  El Estado y  para  asegurarse  que   así  sea, tanto  El  Presidente  de la  República como  el  Ministro  del  Trabajo  son  sindicalistas y  lo  que  más  les  importa es la  Paz  Social.  

Los Capitalistas que  operan  en  Venezuela muy  pocos  pagan  impuestos.    El  IVA se les  cobra al  comprador y el  empresario No  da  facturas  y  el  cliente no  tiene  forma de hacer  denuncias  ni  reclamos. Gran parte de los   funcionarios recaudadores  viven muy  bien y algunos  son muy   amigos de los  dueños  de las empresas,  es  tal  que  llegan  hasta  emparentarse  en  primer grado  de  consanguinidad.

Por  la  mano de obra calificada los  capitalistas no  sufren.  El Estado tiene  y mantiene las  mejores  Universidades  y  Tecnológicos  del  país para  preparárselos.  Es  tal  que  uno  de  sus  logros  es  tener el reconocimiento  de ser  el  5to. País  del  mundo  con mayor  matrícula  universitaria.  Es tal  la  cantidad  de  egresados universitarios, que  se  han  convertido  en  materia  prima  de exportación  y  gran  parte  de  ellos  son  contratados  por  capitalistas  de  otros  países para  ayudar  al  desarrollo  de  sus  empresas.

En cuanto  al  hampa lumpen y el  matraqueo  que  a veces  incurren  funcionarios  corruptos, El  Estado  los  mantiene bajo  control con OLP y  cambios a  puestos  fronterizos.  Toda  una  política  de Seguridad Integral  para  proteger a los  Capitalistas  y  permitirles  vivir en  El  Paraíso  que  es Venezuela.

Siendo  todo verdadero lo  anteriormente  descrito, ¿cómo  es  eso  que ahora, como  en  los  tiempos  de  Adán y  Eva, los Capitalistas  quieran más   y se  estén dejando  tentar para   probar   el fruto    del  árbol  prohibido  del “Golpismo”,  que  les  ofrece el  demonio  del  Norte y  que  según él,  si  llegan  a   comerlo, tendrán  el  mismo  Poder de   “Dios  Estado”; creador  y  dueño  del  Paraíso?.   ¿Llegará  a tener  éxito el Demonio y como  en  el  pasado serán expulsados  los que  prueben  el  fruto  prohibido?. He  ahí  la  gran  incógnita  que en Venezuela  estamos  dilucidando  en  estos  momentos  cruciales para  la  humanidad.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2398 veces.



Juan Veroes


Visite el perfil de Juan Veroes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a229563.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO