La dieta de Nicolás Maduro sacude a Venezuela y que él no hace

El venezolano siempre busca el lado jocoso a las situaciones más críticas para sobrellevar la carga y haciendo de tripas corazones constantemente logra mantener la frente en alto además de una noble sonrisa y en estos momentos oscuros de terrible escasez ALIMENTARIA no es la excepción y es así como la chispa criolla que nos caracteriza se activó EN EL PUEBLO como de costumbre y se invento una forma mucho más original de protestar que el concierto desafinado del golpeteo de las cacerolas vacías... ideó una manera de señalar el Responsable de esta horrible situación con una frase que se hizo VIRAL primero en Radio Bemba, de boca en boca, luego en las redes sociales y ya echa raíces en los demás canales del espectro radio eléctrico.

Si aun no sabes de qué te hablo no estás en nada Ya que todos hablan de lo mismo, en la cola de los supermercados, en el trabajo y hasta en las escuelas… las comadres se encuentran y se saludan: hola manita ¿viste a Luisa? Como que la agarro la Dieta de Maduro, esta flaquiiita; en el trabajo los compañeros durante el almuerzo conversan: yo traje yuca con hígado de pollo mi pana y tú que trajiste? El otro sonriendo le responde: ando en esa misma dieta compadre, puré de Ocumo con paticas de pollo… y hasta en la Universidad cuando chalequean: coño gordo Alfredo te agarró la dieta del Maduro o todavía estas esperando la bolsa de la Comuna.

Es verdad, el pueblo no se equivoca y hoy el pueblo venezolano desde Maracaibo grita "Vergación primo pa que voz veáis aquí todos estamos con la dieta de Maduro ya ni huevos chimbos se consiguen", y ahora no me van a decir desde la superficial VTV y su Hojilla que se trata de una estrategia comunicacional del imperio porque hasta los orientales exclaman "hijo er diablo he bajado como 20 kilos con La Dieta de Maduro y ando todo jipato".

Esta Dieta de Maduro es como el Zika o la Chikunguya no ha pelado a nadie y nos ha dejado escoñetados, adoloridos y sin atamel… pero tranquilo no pasa nada Diosdado como reciclando el estilo campechano de Luis Herrera Campin pero sin Torontos -porque los produce La Polar- y exhibiendo su voluminoso abdomen nos dirá desde su programa de TV con las tribunas llenas de generales y comandantes militares barrigones y bien gordotes: "quien no buscó amigos en la alegría, en la desgracia no los pida"mientras nos recomienda tomar Moringa para calmar los nervios por la escasez y el hambre pero luego él es quien explota en cólera y de forma desesperada, altanera desafía, pelea y llama a la guerra contra los pelucones sin embargo estamos claro "Loro con Alas Cortadas es el que más Aletea pero igual no vuela"

"No te escondas Quintero" le gritan a un trabajador de una distribuidora de alimentos que no tienen nada que vender: "ven a pesarte en la báscula y te des cuenta en kilos de los estragos de la Dieta del Paisa Maduro".

Y es que esta dieta impuesta de manera dictatorial como si estuviéramos todos reclutados en un viejo cuartel militar de los años 70 a parte de saltarse una o dos comidas diarias el menú no es muy variado: platos hechos con vísceras como hígado, corazón, bofe, mollejas, acompañados de yuca, ocumo, plátano o topocho aunque también hay sopas de cabezas de sardinas, de carapacho y cuellos de pollo o pavo…

¿Cuánto falta para llegar a comer perrarina? Pues no falta nada, seguro ya hay gente comiéndola porque si hoy es fácil ver grupos de personas hasta revisando las bolsas de basuras de establecimientos de comidas rápidas como pizzerías, macdonals y pollos arturos en busca de algo en buen estado; también podemos ver gente recogiendo desperdicios de legumbres y hortalizas en el Mercado Mayorista de Coche, juntando huesos, pellejos y otras cosas que desechan las carnicerías y que ni sus propios trabajadores mal pagados son capaces de llevar pero quien los recoge lo usan para preparar algún tipo de guiso caliente y aguantar otro día de la dieta del Obeso Autodenominado Presidente Obrero, Nicolás Maduro.

Pero lo que más da dolor son los niños sometidos a esta dieta de Hambre que imponen con decretos y sentencias manoseadas… ¿cómo se le pude dar a un bebe una compota si cuestan doscientos bolívares? ¿Cómo se le hace un tetero a un niño si un litro de leche cuesta más de la mitad de un día de salario mínimo?. En la cuarta hacían tetero con el agua de los espaguetis hoy ni pasta se consigue... ¿donde estan las papeletas de leche en polvo de Lácteos los Andes para atender esa población tan necesitada? ¿Donde estan las Barritas de mantequilla de industrias Diana? Simplificación de la producción gobiernera?...

La verdad es que esto más que una Dieta desquiciada es un régimen de Hambre, es una política sistemática de chantaje masivo para acabar con nuestras ganas de cambio, para quitarnos las fuerzas necesarias para resistir esta nefasta política despiadada de excusas y violencia discursiva que solo invita al conformismo y a la resignación… así que NI UNA DIETA MAS: ARRECHATE!, denunciemos la estafa de eso que llamaron "soberanía Alimentaria", señalemos a los periodistas regordetes del canal 8 que ocultan la realidad, a los ministros y diputados del PSUV que cada día menos caben en las sillas desde donde hablan del hambre como cosa del pasado amenazando la cámara con el estallido de los botones de esas camisas que ya no aguantan, reclamemos nuestro derecho y el de nuestros hijos a una alimentación saludable y balanceada, exijamos nuestro derecho a una vida digna, a la libertad y dejemos de pensar que esta situación pasara sola como si se tratara de un fenómeno climático y no de una circunstancia que podemos enfrentar y resolver con los basamentos legales estipulados de forma clara en nuestra constitución sin necesidad de interpretaciones raras y traídas por los Cabellos...

Cuando la noche parece más oscura es que ya es inminente un nuevo amanecer.

 

 Pablotx77@hotmail.com

 

 


Esta nota ha sido leída aproximadamente 16784 veces.



Pablo Jiménez Guaricuco


Visite el perfil de Pablo Jiménez Guaricuco para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social