Camarada Nicolás Maduro (Los CLAP muy bien, Peerooo)

Primero que nada y, antes de ser considerado un enemigo acérrimo del gobierno revolucionario, por mis tantas críticas mal sanas sin tan siquiera un aporte, para la solución de los problemas que planteo, debo pedirle mil disculpas por mi atrevimiento, al emplazarlo públicamente, para hacer de su conocimiento algunos desmanes de las personas que están encargadas en algunos sectores para lo que la aplicación de los “CLAP”. Una vez expuesta mis disculpas, y esperando de todo corazón, que mis palabras solo sirvan para tratar de contribuir, al buen desarrollo y a la efectiva y positiva aplicación del plan o proyecto CLAP, me voy a permitir invocar un artículo de la constitución, para con ello, tratar de justificar la razón, por la cual recurro a emplazarlo, mediante este escrito o artículo de opinión. Cito.

Constitución de la Republica Bolivariana de Venezuela:

TITULO III

DE LOS DERECHOS HUMANOS Y GARANTIAS Y DE LOS DEBERES

Capítulo I

Disposiciones Generales

Articulo.- 26. Toda persona tiene derecho de acceso a los órganos de administración de justicia para hacer valer sus derechos e intereses, incluso los colectivos y difusos; a la tutela efectiva de los mismos y a obtener con prontitud la decisión correspondiente.

El estado garantizara una justicia gratuita, accesible, imparcial, idónea, transparente, autónoma, independiente, responsable, equitativa y expedita, sin dilaciones indebidas, sin formalismos o reposiciones inútiles.

En este punto, debo reconocer, que si, cualquier avezado o aventajado intelectual jurista o tratadista, llegara a leer este escrito, seguro estoy, que se manifestaría de manera muy ajustada a derecho, que el artículo está muy bien y perfectamente redactado, pero que, para el área del tema tratado, para el cual se ha citado dicho artículo, no es la es la más adecuada. Y si, seguramente tenga muchísima razón el jurista, tratadista o jurisconsulto que lo dijese, y no tendría argumentos para rebatirlo, pero, como quien suscribe nunca se ha adaptado muy bien a los estrictamente doctrinario, debo, por razones imperiosas de estilo y conveniencia, buscar una estratagema para abordar el tema, para que nada quede al azar.

De los CLAP, y los “sin formalismos o reposiciones inútiles”

La creación de los Comité Locales de Alimentación y Producción (CLAP), desde mi muy particular punto de vista, representa una muy buena alternativa estratégica de nuestro camarada presidente Nicolás Maduro, para contrarrestar lo que es la guerra económica y el sabotaje con el desabastecimiento inducido por los grandes empresarios que tienen en monopolios de la elaboración y producción de alimentos y las transnacionales importadoras de alimentos, y disculpen las resonancias redundantes, pero es necesario enfatizar las cosas.

Al respecto del asunto planteado, y ya adentrándome de lleno en la problemática, puesto que no todo es color de rosas, debo informarle a nuestro camarada, hermano y amigo presidente Nicolás Maduro Moros; que si bien es cierto, que los CLAP, como media de emergencia estratégica, está muy bien logrado, no es menos cierto, que los que tienen a su cargo la distribución y aplicación efectiva de dicho plan, no están acorde con el momento de emergencia en que nos encontramos y por la cual se diseño y se creó el proyecto de los CLAP; y digo esto, porque esas personas continúan atropellando, vejando y humillando al pueblo, con sus aptitudes y actitudes. Explico.

Formalismo inútil

En las comunidades, urbanismos y sectores, existen voceros y voceras, que se esmeran en realizar como Dios manda, el debido censo de los habitantes de esas comunidades, urbanismos y sectores, pero resulta que, digamos que PEDRO PEREZ, esta recién mudado, digamos que sector o comunidad, pues, resulta que, a PEDRO PEREZ, por pajas locas de algún exquisito cumple orden de los encargado o encargadas de los CLAP, se les da por darle la interpretación que se le venga en ganas a la órdenes impartidas, y a PEDRO PEREZ, como todo hijo de pueblo, lo dejan sin recibir su ración de alimentación correspondiente, por partida doble, porque, ni se la dan en el sector, en donde en la actualidad esta habitando y para lo cual fue censado, y ni se la darán en sector donde habitaba, porque ya no forma parte de aquella comunidad. ¿Se entendió?

Reposiciones inútiles

Luego entonces resulta que al señor DON PEDRO PEREZ, lo ponen a pasar trabajo realizando diligencias; para que puedan los señores y señoras responsable de los CLAP, entregarle, para dentro de 21 o 30 días, la ración de alimento que le corresponde; pero que, ni por el carrizo, les entregan “El Botin” que le dejaron de entregar en la jornada anterior, porque, a mi manera de ver las cosas, esa bolsa que no percibió nuestro camarada PEDRO PEREZ, debió haber quedado en custodia, para su justa retribución, una vez culminadas las diligencia correspondientes para su reconocimiento como integrantes de aquella comunidad, urbanismo o sector, al cual ahora pertenece. Pero pregúntame, si de verdad se mantuvo la cadena de custodia de la bolsa de comida de PEDRO PEREZ, para su reposición. ¡Siiii Luiiiiss! Esa bolsa de comida, seguro que se la llevo un familiar de los cumple ordenes e interpretadores a capricho de la intención del que las dio.

Desde la perspectiva de este humilde ciudadano, considero que, de no realizarse los correctivos a tiempo, la figura de los CLAP, tendrán el mismo fin que los mercales, pedvales, ente otras, de las figuras de las políticas públicas que ha diseñado en gobierno revolucionario para favorecer a los más necesitados; pero como siempre lo han manifestado los expertos, y hasta el propio PUEBLO, y no es más que:

Se pueden cambiar las estructuras de los organismos, se pueden diseñar y crear los más avanzados mecanismos para el mejoramiento de las instituciones, pero, mientras que las personas que van a llevar a cabo, la aplicación y desarrollo de todos esos proyectos, sigan siendo los mismos que desboronaron los anteriores, las cosas continuaran en las misma condiciones, y en los CLAP, siguen estando los mismos que destruyeron los mercales los pedvales, y las otras instituciones.

Y acudo a usted camarada presidente, porque los demás como que no quieren escuchar al pueblo, a ese pueblo que solo invocan, cuando el enemigo los tiene acorralados por su falta de sensibilidad

A medias de emergencia, aplicaciones drásticas, para que el organismo funcione.

CHÁVEZ vive, en la consciencia y en la memoria de todos los pueblos pobres del mundo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3707 veces.



Jesús Chua Espinoza


Visite el perfil de Jesús Chua Espinoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social