El pueblo y el socialismo…

He notado que dentro de los medios alternativos parecería existir una competencia por ver quien define mejor el “Socialismo del Siglo XXI”… es un tira y encoje que transita los caminos que van desde Carl Mark, Friedrich Engels y León Trotsky hasta Fidel Castro, pasando por Vladimir Ilich Ulianov Lenin, Mao Tse-tung (Zedong), Ho Chi Min y quien sabe cuantos otros fundamentalistas de Marxismo Leninismo…

Quien esto les escribe, fundamentalista también de la tendencia anterior, no puede menos que esbozar una sonrisa al ver ese esfuerzo en descollar (o hacer descollar) con conocimientos que sobre el tema tienen los diferentes camaradas enfrascados en este pescueceo, el cuál pareciera destinado a apantallar, entre expertos, con profundos conocimientos de la historia del socialismo; y los que (en nuestra crasa ignorancia sobre el tema) los escuchamos, no podemos menos que reírnos, no solo de las metidas de pata, sino el lo absurdo y extemporáneo de muchas de sus apreciaciones y conclusiones…

Al pueblo de Venezuela, y el de esta patria grande que es la América mestiza, raza de bronce, mazapán y de greda, les importa realmente un comino lo que hayan dicho o hecho estos barbados (o de ojos sesgados) señores, muy distantes en tiempo y espacio para poder entenderlos… Le interesa un pepino las comunas rusas o españolas; y mucho menos lo larga o corta que fue la guerra de Mao…

Para este pueblo americano el socialismo deberá llegar a ser una impresión… deberá llegar a ser una forma de vida… una escala de valores, que no sólo se enuncie sino que se cumpla… Deberá ser, sentir el cese de la exclusión, que se le está integrando a una sociedad con justicia social, en donde ha dejado de ser un número en las estadísticas para ser un elemento productivo de la sociedad en que vive y no un instrumento para enriquecer el estrato superior de esa sociedad.

Creo que muy pocos han entendido al Comandante Chávez, cuando habla de ese socialismo… cuando habla de cristianismo y de bolivarianismo al anunciar el socialismo de este siglo… El socialismo en la práctica ha dejado de ser el producto de las discusiones de café (o de cervecería) que quisimos imponerle al pueblo de arriba abajo en forma vertical… aún recuerdo la cara de perdidos de los campesinos de Altagracia y Valle de Guanape en aquellos 60´s cuando le hablábamos de socialismo y comunismo… Nuestra concepción anacrónica de un socialismo fundamentalista se detuvo con el 5 % que alguna vez tuvimos como tope de popularidad; cifra que representa el pirrico triunfo de Petkoff y compañía en sus mejores tiempos, y que representó la inmolación de una generación en aras de la estupidez de sus dirigentes.

El Socialismo del Siglo XXI es algo muy diferente, ya que es un socialismo que nace del pueblo… son los cerros de Caracas bajando a defender a Chávez durante el golpe… es el pueblo aguantando el inclemente paro, sin gasolina ni gas y quemando mesas y sillas para calentar comida… son los pailas frías o los sin tierra brasileños votando por Lula; son los desposeídos argentinos al lado de Kirchner; son los Cholos del Altiplano Andino votando por Morales o Umala sabiéndose en desventaja.

El socialismo actual es la espada de Bolívar caminando por los senderos de la América en las manos cortadas del Che; es el recuerdo ancestral que el cholo tiene de Sucre; son de los cantos de Alí Primera y Silvio Rodríguez; es el inocente fervor cristiano de cura o predicador de aldea… El Socialismo del Siglo XXI nace del pueblo que camina (o que más bien corre) hacia sus dirigentes solicitando un instrumento para lograr un fin; y es la masa popular quien dictará las pautas a seguir por esa dirigencia…

Más que nunca ahora, la dirigencia tiene la obligación de interpretar a ese pueblo… y debe ser, esa dirigencia, el instrumento para alcanzar el fin que el pueblo quiere… y no al revés…

El pueblo, camaradas, no necesita de nosotros para enseñarle el socialismo moderno, es el pueblo el mismo socialismo, y somos nosotros los destinados a aprender de él…

Pienso, que nosotros carcamanes socialistas de vieja data… dinosaurios a quien la historia ha abandonado, deberíamos comenzar a escuchar con más atención a Primera y a Rodríguez; a leer, “entendiéndolos” los escritos del Che; a tratar de comprender más a Sucre y Róbinson (quienes escribieron a las sombras de los Cholos del altiplano); a leer con agnóstiquismo practicante la palabra del Cristo; en fin, debemos actuar tal como, no se cansa de decirlo el líder de esta revolución el Comandante Hugo Rafael Chávez Frías… Pero sobre todo, deberemos conocer de la boca del pueblo sus deseos… sus querencias y sus aspiraciones… Así, y solo así podremos forjar ese Socialismo de Siglo XXI, cosa que no haremos nunca no volteando atrás oteando en el horizonte de una historia pasada que no nos pertenece…

Parafraseo de nuevo a Mario Silva de La Hojilla, los 10 millones no es un problema de números; es un asunto de conciencia, que pareciera por los momentos que está más en la mente del pueblo que en la de su dirigencia….

Camaradas, el autobús de la revolución tiene desde ahora, hasta diciembre, paradas para que la gente se suba a él… pero la puerta de atrás deberá estar abierta… y deberá estar especialmente abierta para que los dirigentes que no entiendan esta nueva realidad se bajen voluntariamente… Pero también deberá estar abierta para sacar a patadas la los rábanos y las manzanas corruptos y a todos aquellos que han hecho del socialismo un argumento de sobre vivencia personal… no importa que juraran en el Samán de Güere, estuvieran en Yare o se rasguen vestiduras recordando a Trotsky o Lenin…

Y recuerden Camaradas…

¡¡¡ADELANTE Y A FONDO CON LA REVOLUCIÓN BOLIVARIANA!!!

JotaDobleVe
JWekker@GMail.com
http://simon-bolivar-org.blogspot.com/


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3876 veces.



Jota DobleVe

Activista venezolano-holandés. Alias Jota Dobleve.

 jotadobleve@gmail.com      @JWekker

Visite el perfil de J.W. De Wekker Vegas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: