Señor Presidente

Empresas nacionales e internacionales, son llamadas a explotar las entrañas de nuestro suelo, para extraer de el nuestros ricos minerales. Ahora 35 países y 130 empresas están interesadas en la extracción del oro venezolano, coltan, diamantes, hierro, bauxita, a más del petróleo.



Vienen cual pirañas a terminar de desangrarnos. Este no es el camino señor presidente, de nuevo se equivoca al tomar el camino más fácil.

Cual es el camino. Usted lo debería saber mejor que yo, lo dijo una vez Pérez Alfonso, “sembrar el petróleo”.

Lo que aparentemente no se ha hecho en forma eficiente en estos pasados 17 años. De lo contrario ahora no estaríamos haciendo colas, y arañando los bolsillos en busca de los centavos para comprar lo poco que encontremos.



El camino señor presidente es diversificar la economía, la investigación, la agricultura, la pesca, las fábricas de fábricas como prometió Chávez, la producción de alimentos, la ganadería, como cuando Chávez importó ganado en pie de Argentina, Uruguay, y otros países para fomentar nuestra ganadería, que pasó con este ganado, un barco se accidentó y murieron antes de llegar a nuestra tierra, pero y los otros, que tal con la inseminación artificial de los cubanos, las fabricas de queso, de leche pasteurizada, de pastas y de alimentos, pasó supongo como la de helados Copelía, o el café Fama de América ahora Venezuela, y lácteos Los Andes, o como la re potenciación de los ingenios de azúcar por los cubanos e iraníes, para así poder aumentar la producción de azúcar, y ¿qué pasó con la construcción de los nuevos centrales azucareros?, las gigantescas siembras de arroz de los chinos e iraníes, las fábricas de automóviles y tractores, las de medicinas. Que no producen. Eso parece que se fue en un sueño, los dineros aprobados por el gobierno de Chávez para estos proyectos como que se fueron por pozos hondos.



Ese sí es el camino señor presidente Maduro Moros, hacer de Venezuela una potencia industrial, científica, agrícola, pesquera. Productora de tecnologías de punta propias. Da vergüenza que hoy una lata de atún Eveba de producción nacional de 400 gramos este costando Bs. 5.963,44. Que la de 170 gramos cueste Bs. 2.981,72 y la de a40 gramos Bs. 1.490,86.

Esos precios están fuera del alcance del pueblo comunitario, y ustedes bien lo saben.



Sin duda, hoy nos hemos devaluado tanto, que ya no podemos adquirir lo que producimos debido a sus altos precios de venta. No somos competitivos dentro de nuestro territorio. Cosa contraria sucede con aquellos empresarios que tienen hoy alcance a los dólares baratos de Bs. 6, de Bs. 10, y guardados en bancos de paraísos fiscales, o invertidos en fábricas en países extranjeros como hace la empresa Polar al diversificarse en Colombia y Estados Unidos, gracias a esos dólares baratos que por millones este gobierno les ha entregado a estos industriales.

Señor presidente no sigamos sacando la sangre a nuestra tierra de esa manera tan fácil e irresponsable, pensemos en nuestro futuro, el de nuestros hijos y nietos. Sembremos el petróleo aunque ahora cueste $ 20 el barril.

Lo inteligente y sano sería invertir en agricultura, ganadería, pesca, tecnologías de punta, investigación, fabricas para producir insumos, electrónica, instrumentos médicos y poder exportar diversificar nuestra economía. Este es el camino que nos permitirá a salir de este hoyo. Así en un futuro podremos exportar, cosa cada día más difícil en un Mundo que se precipita hoy de guerra en guerra, hacia un tercer conflicto mundial entre las potencias imperiales.

Señor presidente, no siga el camino de devaluar el bolívar más y más cada día, para pagar la deuda interna, “grave error este” de nuevo el camino más fácil”. Cada vez que esto sucede el pueblo pobre es más pobre, y los productos escasean más, aumentan los precios y se incrementa el contrabando y el bachaqueo que ya es un hecho endémico entre nosotros y un modo vivendi de gran parte del pueblo.

Señor presidente, sin duda usted ha escogido el camino más fácil, el entregar nuestras riquezas minerales a cambio del papel verde de dólares. De nuevo está equivocado esos 14 motores no serán capaces de sacarnos a flote.

Sus asesores no lo asesoran bien.

Quizá le siguen mintiendo como lo hacían con Chávez, y le dicen que todo está color de rosa.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1741 veces.



José Juan Requena


Visite el perfil de José Juan Requena para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Juan Requena

José Juan Requena

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social