Tengo confianza en Malhechor

Esta carta es para los tres reyes magos ya que el Niño Jesús me dejó como la guayabera

Yo no sé leer pero me escriben; tú nunca ves al hombre, el hombre siempre está por ser, es inacabado y a veces en alza, en el buen sentido de la expresión, otras veces, en contrario, el hombre se desmoraliza y da en el suelo como una ruina.

Mas, prefiero obviar lo segundo y poner énfasis en lo primero, el estar en alza, moralizado, firme, sin guabineo y con la vista segura, prefiero la duda a la certeza porque soy un sempiterno inconforme, tal o cual cosa podría estar mal -pienso- pero, ¿qué hice yo para intentar arreglarla, en tal caso?, y de ordinario procuro aportar mi pequeña cuota de bien, sea en lo material, que cuenta, ora en otro sentido, pero mi lema es tratar de aportar un ladrillo para el bienestar de propios y de extraños.

Yo no le pedí al niño Jesús que me aliviara la carga de trabajo personal en pro de mi patria sino que me concediera un poco más de fuerza para remar en ese sentido, pero tuve un quebranto físico que si bien no me priva, me retrasa en algo, ahora que se necesita emprender una lucha tenaz para recuperarnos de la trapisonda enemiga, hemos perdido la Asamblea Nacional.

Muchos se abocan a expresar pistoladas y a intentar echarle la culpa al Presidente de la República pero no dan fe de sus respectivos trabajos para que no ocurriera el malestar, y hasta abundan en plantear soluciones agoreras y estúpidas porque agua de lejos no apaga incendio, lo que hay que hacer es trabajar cada quien en lo que sabe y puede hacer, a la vez que respaldar al Presidente Maduro para que reoriente las cosas y podamos salir airosos del marasmo, no despotricar.

Más de uno de los habladores de bolserías hizo suyo el discurso del enemigo y contribuyó a descarriar a nuestros compañeros, me consta, pero ya eso es clavo pasado; y aunque soy un hombre sin religión alguna, apelo a la imaginería popular, al Niño Jesús y a los tres Reyes Magos para que le aporten un poco de sindéresis a tanto loco suelto y que escribe estupideces en las redes.

Antes le pedí en secreto, no obstante, al Niño Jesús, que a pesar de la crisis le diera entendimiento a la gente para votar bien, y no fue así mayoritariamente, creo que el Niño no puso nada de su parte, y eso que él es “Bienhechor”, así que ahora pido lo mismo pero a “Malhechor”, para ver si la pego.

Propiamente, no es que tengo, como al principio dije, sino que pongo mi confianza, en “Malehechor”.

Ah, y de ser posible también pido a Gaspar y a Baltazar, que metan su mano en bien del pueblo venezolano.

Y si es pecado lo que he dicho, ya estoy confesado ante el pueblo y en consecuencia no me sale penitencia en la V Paila en donde seguramente arde más de un cura sin cura, de esos que celebraron el golpe de Estado el 12 de Abril de 2002 y adónde irá, seguro, un manganzón de esa calaña y que anda por ahí, ufano, chingo por silvá; no obstante, y en función de lo que digo al principio, no descarto que “Malhechor” meta su mano y haga cambiar para bien al aludido cofrade eclesial y sinvergüenza, por todos conocido.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1520 veces.



Guillermo Guzmán


Visite el perfil de Guillermo Guzmán para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas


US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a220403.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO