Venezuela: ¿Salario humanista? que alcance siquiera para comer cristianamente una vez diaria entre familia

¿Cuál, dónde y cómo es la prédica del cristianismo por el gobierno?

 ¿La comunión familiar y el Estado-Gobierno?

Cristianismo es comunión, comunidad de bienes comunes, cultura moral y Estado de virtudes, no fanatismos sectarios.

Necesaria es hoy una fe sin dogmas. Más amor social, conocimiento y ejemplos de servicios. El milagro humanista a través del método cristiano, misericordia y bondad no solo como misticismo, sino integral discurso teórico metodológico  práctico efectivo como cultura moral nacional.

Pudiendo o no categorizarse como método de doctrinas en justicias hacia el socialismo, entre otras semánticas que pudieran ser adoptadas. Lo importante es no su denominación, sino su contenido epistémico ético, lógico, metafísico, ontológico que determinaría su estética trascendental.

Para que el salarió popular alcance siquiera para comer una vez diaria entre familia.

Efectuando gobierno sin esclavismos autárquicos cómodos en privilegios dogmaticos  ideológicos: democracia con métodos humanista, ciencias, fe, educación, industrias, derechos humanos firmes  y  religión dentro de los límites de la razón, el Estado ideal; la revolución del evangelio humanista contra cualquier tipo de fascismo.

La revolución humanista “evangelización” social  entre los pueblos. Sin plutocracias cómodas en privilegios.

El evangelio humanista: Hechos provenientes de conocimientos prácticos en, y de la certeza de fe, como religión-teología y filosofía de la ciencia. Muéstrame tu fe a través de tus hechos. Ciencias, fe y religión.

¿Metafísica del conocimiento verdadero y filosofía de la religión como política?

La  aclarada teoría y práctica moral cultural evangelizadora doctrinaria socializadora “amor” humanista, “revolucionaria,” como hechos provenientes de y con la fe pura, apelando a las ciencias en,  y  para sus más altos grados estéticos; en cuanto a diversidades de contenidos, epistemologías, metafísicas, ontologías, lógicas, y hasta teológicas, por ello irremediablemente religión crítica  y ciencia conjugadas ecuaciones variables integrales dentro de los límites de la razón para el juicio apropiado en su facultad de juzgar transformadoramente.  Sin esclavismos ideológicos y con más enriquecimiento en virtudes de todo tipo político sociales: La teoría del socialismo efectivo en justicias, como una aproximación a  la revolución del evangelio humanista: amor, bondad, piedad, conocimientos, servicios,  meditaciones reflexivas y misericordias.

Venezuela: ante cualquier figura esclavista de ideologías dogmaticas, neofascistas es necesario el desclase de privilegios, oligarquías, nepotismos, demagogias, estafas, odios de clases, egos y burocracias fraudulentas. Fe y conocimiento la marcada diferencia porcentual para la liberación nacional popular.  

No a los métodos ambiguos de doctrina para privilegios de clases nepotistas, inmunes e impunes, fraudulentos, emulando los criticados ideales fascistas esclavistas colonialistas, precipitando más el subdesarrollo del pueblo y sus políticos.

Metafísica ética política y la religión crítica emergente no positivista solamente

La reflexión continuamente  aclarada práctica moral sin dogmas, como doctrinaria humanista evangelizadora social sistemática  dentro de los límites de la razón crítica y positiva, en cuanto a educación, meritos, capacidades, competencias, psicopedagogías, y necesidades.

Así, justicia empieza por casa, limpiando el lastre espiritual primero, luego el material: ante las estafas como crímenes económicos de oposición u oficialismo cualquiera.

La necesidad actual de estructurar un sistema de gobierno, ético político social, planificado científico político económico humanista, ante propias y ajenas pretensiones fascistas provenientes de cualquier tendencia radical doctrinaria.

A través de la necesaria pedagogía crítica nacional, como método  didáctico ejemplar en el sistema político de gobierno para con sus instituciones y organizaciones sociales en cuestión. Para no acordarse solamente del pueblo protagónico cuando lo necesitan electoralmente, cuando los intereses y privilegios politiqueros del poder por el poder mismo están en peligro la burocracia y sus privilegios clasistas,  el fuero político, sus parcelas de privilegios, las causales de crisis sociales económicas, sino también propiciando el fomento organizacional administrativo del pueblo  nutriendo su democracia concreta –enseñanza aprendizaje en praxis ética humanista institucional ejemplar: Estado, pueblo, gobierno, revolución, educación, economía y gobierno.

Necesario para mostrar ejemplos morales ante el pueblo;  el Desclase de privilegios, la contabilidad administrativa competente, la auditoria contralora como parte de la planificada economía política social para el desarrollo social, es así, un grado de viraje al Timón, verdadera genuina práctica revolucionaria en la categoría contextual del socialismo humanista comunal venezolano. Ante dobles morales, tantas estafas, y ambigüedades; ¿la salvación de la Revolución…?

“Patria para todos”, donde la igualdad es general corporación por deberes responsables;  de  la teoría discursiva al orden estructural nacional, organización, administración y educación productiva  diseños de métodos para evaluaciones en calidad; como procesos entre comunes, políticos  y/o  militares  y comerciantes empresarios. El Estado de derecho y Sistema administrativo  de Gobierno haciendo metódica praxis socialista humanista

“Muéstrame tus hechos y veré tu fe

Hechos en revolución…actuar  según lo que se habla, hechos coherentes con  la ideología, no decir una cosa y actuar de otra, “pequeño burgués,”  en ambigua revolución.

Lo que salva la Revolución;  salvada por su desclasamiento ejemplar de privilegios; desde el Estado, gobierno, militares, políticos, clase media, poder privado económico, entre todos los comunes, el pueblo todo en unicidad, para  fomentar el merito   al desarrollo de las virtudes, la diferencia entre fascismo socialista y real humanismo socialista. La virtud evangelizadora del socialismo desde su perspectiva humanista

Así, la revolución evangelizadora es el amor humanista.

Una salida plausible, antes de tantos chantajes en diálogos o no, para la paz, -que de paso no existe eterna, pues la lucha de clases es histórica,-  es actualmente, el ejercicio ejemplar ante el mundo del liderazgo de las pregonadas “virtudes socialistas,” la moral socialista concreta. Para no seguir desdibujando el socialismo en cualquiera de sus versiones contextuales, sobre todo nacional que nos compete, y para proseguir los avances de la justicia social a través de ese método moral, como lo constituye la pedagogía política como ética socialista, ante los comunes, basada en la  abierta convocatoria a la renuncia a privilegios, burocracias, plutocracias, el nepotismo, la doble moral, la implantación de una fuerza para imponer libertades independientes endógenas, bien por ello, pero no es el camino en socialismo humanista, mientras el pueblo paga los costos de la crisis económica social provocada por los particulares sectores políticos y militares, aprovechada por los criminales fascistas empeñados en recuperar el botín perdido, pues ellos a diferencia no tienen patria

¿Socialismo liberal o socialismo comunal?

Revisando, rectificando para impulsar desde la crítica constructiva socialista las practicas socialistas concretas de justicias sociales, para la paz, su método y sus evaluaciones progresistas sin consumarse aún, por inconvenientes. Cambios tratados de  ser emprendidos y que están pasmados por los vicios egos socialistas, miopes de pequeños burgueses y el infantilismo izquierdista que le precede, presente en gran parte de la visión real política de las  dirigencias

No hablar tanto y hacer más, la magnitud de la fe, si se puede medir, está en los hechos concreto,  es la diferencia entre subdesarrollo auto impuesto colonialista  y el  ejercicio de justicia eficiente para el  desarrollo social, para la paz.

Hace diez y seis años los logros jurídicos conquistados para el eficaz éxito jurídico, fueron progresando exitosamente constitucionales, --seguirlos persistentemente promoviendo como defendiendo va más allá de la escritura y las ofertas en charlas foristas,--  decía, logros versados en reformas constitucionales  orgánicamente para ser debidamente programados desde diversos sectores nacionales, inmersos en el estado humanista de cada individuo en organización social como cristianismo revolucionario en comunión social, lo que erase  el cristianismo primitivo, después suprimido por la iglesia como “política” vulgar del templo hecho por y para el interés carnal del hombre, necesaria es pues hoy, una fe sin dogmas.

Cristianismo es comunión, comunidad de bienes comunes, cultura moral y Estado de virtudes, no fanatismos sectarios.

Hay que seguir operando, programando estrategias como acciones de acciones culturales morales dadas en objetivas  transformaciones para el bien comun, esta vez con espiritualidad, voluntad y educación para la industrialización, el cristianismo revolucionario moderno hechos a derechos humanistas.

Éxitos en derechos humanos, educación, salud, entre otros, pero, las  transformaciones político administrativas organizacionales sociales, no se realizan concretas desde la letra constitucional orgánicas procesales,  no bastan, ni son socialismo aún, dejan mucho que desear en lo práctico desdibujan los ideales propuestos

Dar un claro y evidente ejemplo histórico, con la renuncia a privilegios y los vicios socialistas, -muy parecidos por cierto a los capitalistas-, en todos los sectores políticos, al pueblo y sus detractores, movilizándolos ideológica y materialmente, a favor de que sí hay solución, para proseguir y no desmovilizar el carácter crítico del pueblo, de los comunes, en fin de  la revolución misma, aplicando así de partida inicial, en justicia social, lo que se pregona como principios y fundamentos morales; igualitarios de calidad social “Patria para todos” que vigorizan la teoría doctrinaria del socialismo marxista o de tres raíces venezolano contextual, es demostrando conciencia de clase como la conciencia posible a voluntad política, para el cambio hacia la “civilización socialista” promovida, no hacia la fetiche mercancía, si  hacia la conciencia posible laboriosa docente, desde el nivel práctico de lo ideológico, para la producción económica eficazmente ejemplar lo constituye el desclasamiento en revolución. Ya lo menciono el finado H. Chávez QePD, “colocar lo que te sobra en cada plaza bolívar, dar el ejemplo personal, no el poder por el poder en sí mismo, la revolución es hacer Patria… tenemos Patria”

Ante los comunes. La siembra ideológica

Revolución y desclasamiento de privilegios

 “Patria para todos”, donde la igualdad es general; es la tarea en disciplina y los métodos entre comunes de políticos y empresarios

Hechos en revolución…La producción eficiente de materias y educación en calidad es la garantía de la ideología que se profesa, que se dice al pueblo

No hablar tanto y hacer más, es la diferencia entre subdesarrollo auto impuesto colonialista  y el  ejercicio de justicia eficiente para el  desarrollo social, para la paz

Desclasándose políticamente de privilegios, haciendo lo que se pregona idealmente, por sus hechos los conoceréis, “mostrando los hechos vemos la  fe.” La siembra ideológica de la revolución

No a los métodos para privilegios nepotistas, inmunes e impunes emulando los criticados ideales fascistas esclavistas

Para disminuir las crisis y sus  contradicciones, activando un emergente plan de tareas productivas inmediatas, incorporando fuerzas de trabajo, agriculturas, la comuna productiva de PIB familia, sociedad, educación, Estado, empresas igualmente rentables, planificadas metódicamente productivas, parcelada por tiempos en etapas y gremios en todos y cada uno de los sectores y componentes de los trabajadores. 

El cronograma de actividades comunales contra las distintas manifestaciones del neo fascismo venezolano

Imponiéndose primero; creciendo de abajo a arriba, en toda dirigencia y administrativa del gobierno, protegiendo iniciativas de los comunes, regulando producciones PIB, esa es la igualdad de que se habla, con los empresarios y políticos sin circo, del  Estado sin especularte lucro; es un “golpe al timón” efectivo, de ciento ochenta grados, que trataría de consolidar psicológica y socialmente al motor movilizador a favor del pueblo, -pues el trabajo social educativo es con ejemplos didácticos ; para en corto, mediano y largo plazo, desde allí empezar, para nunca terminar - ajustado a un especifico sistema operativo laboral aprovechando las condiciones subjetivas y objetivas, actualmente que están dadas para la revolución cultural industrial. El estado comunal en acción

¿Cómo? Desde la disciplina por iguales y la planificación llevada con sistema  apoyada en la ciencia metódica; más allá de una bienvenida organización comunal en lo político electoral, más que un reinicio del sistema económico político, activando efectivamente las tareas del proletariado Lenin, como actividades de las empresas básicas, la sustitución de importaciones.

Un sistema económico político integrado, el método y la doctrina coherentes entre comunes, Estado, gobierno,   y empresarios, entendida así como la necesaria ideología humanista básica para el desarrollo social de las relaciones en los  medios productivos…

Para no equivocar la revolución, deponer soberbias y estudiar ciencias

¿Ideología para la producción mixta sin “gamelotes mentales”?

En todos los sectores sociales populares nacionales, una unidad productiva nacional dentro de la heterogeneidad. La diversidad cultural, la unidad dentro de las diferencias. La conciencia es así posible

¿El fascismo consagrado proveniente de cualquier doctrina se participaría del desclasamiento social de los privilegios?

Aprovechando la crisis en positivo y revertir lo negativo dando claros ejemplos éticos, adquiriríamos capacidad a largo plazo, igualdad equitativa de abajo hacia arriba, pero, con la participación incorporada y concurrentemente efectiva y concreta de todas y todos las individualidades nacionales en la utopía posible de la “justica social para la paz” H. Chávez

El giro copernicano realmente humanista es preferible a la corrupta violencia de clases

Deponer los privilegios de clase, del burocratismo insano y,  llevar a cabo con ello concretamente el proyecto industrial interregionales comunales, en igualdad de disciplinas, conductas, méritos con sus  sacrificios, jornadas laborales, de tres turnos de lunes a lunes, con ocho horas y días de descanso, pagos justos proporcionales al costo e inflación económica, pues no puede ser que unos padezcan carestías  y otros se llenes de comodidades,  la condición de proporcionalidad dentro de los derechos económicos imprescindibles  al costo de la vida actual; cada uno en su sector con sus tareas respectivas.

No todos pueden ser conductores sociales “líderes,” se necesitan trabajadores que abonen el camino de la soberanía nacional. A. Gramsci

Perfeccionando en proceso, la ley orgánica del trabajo, el derecho a trabajar circunscrito a  todos unidos, su protección ante medios y sus relaciones, ¿doctrina socialista? hacerla coherente por tiempos a la medida del aparato nacional laboral socialista, la docencia instruccional, dentro del espacio de su práctica, en respaldo de su ¿“doctrina socialista”? para el desarrollo;  laboral, científico, agrario, tecnológico, manufacturero, industrioso de la diversificación petrolera entre otros, con manos y mentes empleadas productivamente, alcanzando un mayor PIB, más allá del unirrentismo dependiente que nos está haciendo distancia de las razones de los comunes, el pueblo desfigurando trivialmente el “socialismo”

La estructura como sistema orgánico cohesionada por los intereses de los trabajadores nacionales

Deviniendo así en cada región la pretendida estructura organizada productiva del pregonado autónomo poder popular comunal legitimo, disminuyendo paulatinamente la delincuencia, unificando con ello la unidad familiar como célula social básica del Estado docente, alentando la disminución de la gran brecha clasista, que tantas contradicciones, lucros, desequilibrios, inflaciones, fascismos, divisiones, foquismos, desmovilizaciones, sectarismos, revisionismos, chismes y antagonismos generan.

Se debe avanzar hacia el desarrollo político social, no solo teóricamente,  sino a través de hechos prácticos; el giro copernicano para las necesarias básicas tareas del trabajo social productivo de bienestar humanista

Con un criterio realmente ajustado  de empleos planificados productores de PIB nacional, los sueldos y salarios son ajustados razonables, acordes a inflación y devaluaciones, al pretendido “bienestar socialista “así es posible,  adaptado al costo cotidiano y real de la vida familiar, pero para ello debe derivar de una estructura laboral planificada para su efectividad eficiente.

La soberanía productiva se consigue con trabajo industrial planificado sin burocracias, ni nepotismo  de privilegios suprimiendo al pueblo

No dentro del divisionismo de una artificial economía rentista, fingida muy presente en las organizaciones de todos los trabajadores de empresas básicas y de otros sectores conexos, donde todo se arregla con derechos laborales, reivindicaciones sociales y nada de deberes, blindadas prestaciones y sus subsidios. En los sindicatos, presentes las divisiones clasistas; en lo político, en lo social y lo  técnico del trabajo  que ha demostrado sus limitaciones reales en escasez de producción, hábilmente aprovechadas y montadas por el clasista ambicioso liberalismo expoliador

Es necesario el desclasamiento en revolución. De lo pensado y dicho, a lo enseñado y aprendido para hacer; la reflexión como la moral y cívica nacional. La revolución planificada coherente productiva de riquezas materiales y espirituales.

Para salvar las conquistas que persiguen justicia social,  que aunque  parcialmente ineficientes,  hasta ahora, en lo práctico de la razón y la voluntad humana en sociedad toman su tiempo histórico, y no dejan de ser un atractivo catálogo de derechos humanos a conservar, una expedita justicia social inéditamente ejemplar, por los cuales vale la pena desclasarse de privilegios divisionistas sujetos a prácticas antagónicas paradójicas de los ideales humanistas pregonados.

Del ideal humanista socialista, sin dogmas a la práctica de la voluntad emancipadora desde el trabajo PIB planificado

Toda la ciudadanía, sin excepciones, a lo concretamente docente laboral, disciplinado para la producción de las demandas sociales en respaldo de su ideología que le sustenta administrativa organizacionalmente eficaz, equilibrada de riquezas espirituales, bienes materiales y servicios públicos eficientemente sustentables. El desclasamiento, para el éxito de la verdadera identidad como  revolución humanista socialista, es un urgente requerimiento actual

 La “fraternidad, igualdad y solidaridad” no como poesía pura y bella letra muerta, el pretexto para el poder que hace  necesario un desclasamiento social. Eso no quiere decir, no mediar y poseer bienes, tecnologías, vivir bien, aspirar en calidad, pero en igualdad del mérito. Pero sí dice, en abundar en organizaciones de administraciones metódicas de justicas sociales, en todos los sectores, crecimiento económico productor de PIB, somos pocos habitantes, mucho territorio, y la renta petrolera mil, mil, millonaria en los últimos quince años, ¿qué ha pasado? ¿Razones de Estado de privilegios?  Ir a las razones amplias para méritocracias disciplinadas en los objetivos de la República,  en  procedimientos expeditos, limpios, trasparentes, es una obligación más que deber

Desclasándose políticamente de privilegios, haciendo lo que se pregona idealmente, por sus hechos los conoceréis, “mostrando los hechos vemos la  fe.”

La siembra ideológica de la revolución, la educación para la economía política planificada

No a los métodos para privilegios nepotistas  de los criticados ideales burgueses, entre corruptelas, ignorancias y dogmas.

Para disminuir las crisis y sus  contradicciones, activando un emergente plan de tareas productivas inmediatas, incorporando fuerzas de trabajo, agriculturas, la comuna productiva de PIB familia, sociedad, educación, Estado, empresas igualmente rentables, planificadas metódicamente productivas, parcelada por tiempos en etapas y gremios en todos y cada uno de los sectores y componentes de los trabajadores. El cronograma de actividades contra cualquier tipología o relación  fascista nacional

Imponiéndose primero; creciendo de abajo a arriba, en toda dirigencia y administrativa del gobierno, protegiendo iniciativas de los comunes, regulando producciones PIB, esa es la igualdad de que se habla, con los empresarios y políticos sin circo, del  Estado sin especularte lucro; es un “golpe al timón” efectivo, de ciento ochenta grados, que trataría de consolidar psicológica y socialmente al motor movilizador a favor del pueblo, -pues el trabajo social educativo es con ejemplos didácticos ; para en corto, mediano y largo plazo, desde allí empezar, para nunca terminar - ajustado a un especifico sistema operativo laboral aprovechando las condiciones subjetivas y objetivas, actualmente que están dadas para la revolución cultural industrial. El estado comunal en acción

¿Cómo? Desde la disciplina por iguales y la planificación llevada con sistema  apoyada en la ciencia metódica; más allá de una bienvenida organización comunal en lo político electoral, más que un reinicio del sistema económico político, activando efectivamente las tareas del proletariado Lenin, como actividades de las empresas básicas, la sustitución de importaciones.

Un sistema económico político integrado, entre comunes, Estado y empresarios…

Ideología para la producción mixta planificada sin “gamelotes mentales

En todos los sectores sociales populares nacionales, una unidad productiva nacional dentro de la heterogeneidad. La diversidad cultural, la unidad dentro de las diferencias. La conciencia es así posible

¿Participan del desclasamiento social de los privilegios?

Aprovechando la crisis en positivo y revertir lo negativo dando claros ejemplos éticos, adquiriríamos capacidad a largo plazo, igualdad equitativa de abajo hacia arriba, pero, con la participación incorporada y concurrentemente efectiva y concreta de todas y todos las individualidades nacionales en la utopía posible de la “justica social para la paz” H. Chávez

El giro copernicano socialista, “golpe de timón” es preferible a la violencia de clases

Deponer los privilegios de clase, del burocratismo insano y,  llevar a cabo con ello concretamente el proyecto industrial interregionales comunales, en igualdad de disciplinas, conductas, méritos con sus  sacrificios, jornadas laborales, de tres turnos de lunes a lunes, con ocho horas y días de descanso, pagos justos proporcionales al costo e inflación económica, pues no puede ser que unos padezcan carestías  y otros se llenes de comodidades,  la condición de proporcionalidad dentro de los derechos económicos imprescindibles  al costo de la vida actual; cada uno en su sector con sus tareas respectivas.

No todos pueden ser conductores sociales “líderes,” se necesitan trabajadores que abonen el camino de la soberanía nacional. A. Gramsci

Perfeccionando en proceso, la ley orgánica del trabajo, el derecho a trabajar circunscrito a  todos unidos, su protección ante medios y sus relaciones, ¿doctrina socialista? hacerla coherente por tiempos a la medida del aparato nacional laboral socialista, la docencia instruccional, dentro del espacio de su práctica, en respaldo de su ¿“doctrina socialista”? para el desarrollo;  laboral, científico, agrario, tecnológico, manufacturero, industrioso de la diversificación petrolera entre otros, con manos y mentes empleadas productivamente, alcanzando un mayor PIB, más allá del unirrentismo dependiente que nos está haciendo distancia de las razones de los comunes, el pueblo desfigurando trivialmente el “socialismo”

La estructura cohesionada por los intereses de los trabajadores nacionales

Se debe avanzar hacia el desarrollo social no solo teóricamente,  sino a través del giro copernicano de 180 grados, “golpe  de timón” para las básicas tareas del estructural trabajo socialista

Con un criterio realmente ajustado  de empleos planificados productores de PIB nacional, los sueldos y salarios son ajustados razonables, acordes a inflación y devaluaciones, al pretendido “bienestar socialista “así es posible,  adaptado al costo cotidiano y real de la vida familiar, pero para ello debe derivar de una estructura laboral planificada para su efectividad eficiente.

La soberanía productiva se consigue sin burocracias de nepotismos  de privilegios.

No dentro del divisionismo de una artificial economía rentista, fingida muy presente en las organizaciones de todos los trabajadores de empresas básicas y de otros sectores conexos, donde todo se arregla con derechos laborales, reivindicaciones sociales y nada de deberes, blindadas prestaciones y sus subsidios. En los sindicatos, presentes las divisiones clasistas; en lo político, en lo social y lo  técnico del trabajo  que ha demostrado sus limitaciones reales en escasez de producción, hábilmente aprovechadas y montadas por el clasista ambicioso liberalismo expoliador

Es necesario el desclasamiento en revolución. De lo pensado y dicho, a lo actuado. La revolución analítica, ética coherente, pensamientos relevantes en  contenidos contextuales.

 Para salvar las conquistas que persiguen justicia social,  que aunque  parcialmente ineficientes,  hasta ahora, en lo práctico de la razón y la voluntad humana en sociedad toman su tiempo histórico, y no dejan de ser un atractivo catálogo de derechos humanos a conservar, una expedita justicia social inéditamente ejemplar, por los cuales vale la pena desclasarse de privilegios divisionistas sujetos a prácticas antagónicas paradójicas de los ideales humanistas de progreso y bienestar social pregonados como único camino en doctrina y método en justicias  hacia la paz establemente posible. La válida “revolución el evangelio” ético humanista; como desarrollo crítico político social posible, ante, para, desde, en, y, con el pueblo. Sin esclavismos autárquicos dogmaticos  ideológicos: La revolución ideal evangelizadora es el humanismo así señalado, como la metafísica política y la religión crítica emergente no positivista solamente.

 

Bibliografía:

Russell, B. Religión y Ciencia

Herrera, José R. La crítica de Hegel al ideal Kantiano de una religión dentro de los límites de la razón



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2345 veces.



Alejandro Álvarez Osuna


Visite el perfil de Alejandro Álvarez Osuna para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alejandro Álvarez Osuna

Alejandro Álvarez Osuna

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a211094.htmlCd0NV CAC = Y co = US