Los errores del Socialismo del Siglo XXI

El punto es dar respuesta a una realidad compleja por la que transita Venezuela, todos las conocemos, ---el mercado paralelo, la economía paralela, la dolarización de los precios, el desabastecimiento, la escasez de divisas, la especulación del mercado que están desangrando el país---tomando en cuenta mi posición de aportar al socialismo de siglo XXI las herramientas necesarias que le permita al país salir de la crisis económica por el camino del socialismo productivo y no del capitalismo productivo rentista y parasitario, a despecho de quienes dudan del marxismo como teoría para la acción, de las enseñanzas del materialismo histórico y de la lucha de clases por supuesto no dudando la transiciones históricas y que el modo socialista de producción también tiene derecho a existir como cualquier proceso social de construir una nueva sociedad, sobre nuevas bases económicas, aquellas que la sociedad decida crear con su propia participación y consciencia.

Para ello me valdré de la revisión críticas de las lecturas de las opiniones ofrecidas de Hernán Luis Torres Núñez, (HLTN) quien pone en duda no solo la validez del marxismo sino también la posibilidad de la existencia del modo de producción socialista. Primero ante todo retomando la idea de que "Marx hizo una descripción detallada y analítica del modo de producción capitalista, e inclusive señaló como se daba la transición de un modo a otro…" (1) y no se quedó ahí demostró de como las contradicciones antagónicas del capitalismo crea las condiciones objetivas y subjetivas para que surja la revolución social de la vieja sociedad, dando paso a la nueva sociedad Bien lo expresa HLTN, "Si mal no recuerdo, para Marx se daba una contradicción entre las fuerzas productivas y las relaciones sociales de producción, esta contradicción tendía a agudizarse y esto desencadenaba una lucha entre la clase dominante y la emergente cada vez más enconada". (Ídem).

Exactamente esa es la razón, porque en Venezuela se ha omitido el camino de la industrialización, la clase emergente no ha apuntado bien ejecutar su tarea histórica, en particular, el de la creación de la industria pesada, la industria capaz de crear máquinas, de crear además una clase trabajadora cónsona con las nuevas fuerzas productivas, que pueda crear nuevas relaciones de trabajo, al omitir las enseñanzas de la industrialización de la URSS, del socialismo del siglo XX, nos hemos estancado, en no superar el rentísmo petrolero, nos hemos reducido al socialismo de Estado, replicando los errores del socialismo y negándonos hacer lo mejor de él, que aportó al mundo una experiencia de industrialización que asombró al mundo, al liberar las fuerzas productivas sociales en tan poco tiempo, convirtiendo a la URSS en un país desarrollado, solo el satélite sputnik nos dio evidencia de la carrera con que la URSS avanzaba.

Entre los errores del socialismo del siglo XXI, se pueden citar lo que dice HLTN dice: "construir una economía socialista en Venezuela ….por algo totalmente estúpido que fue la creación de los mercados de trueque, y la afirmación de que el modelo de trueque era socialista"( http://www.aporrea.org/ideologia/a28262.html) , "los disparos apuntaron al cooperativismo como la punta de lanza para pasar de un sistema capitalista a uno socialista, al parecer esta iniciativa también naufragó miserablemente. Sólo un porcentaje irrisorio de todas las cooperativas creadas está funcionando, gran parte de ellas a niveles de subsistencia, y las exitosas que puedan haber, tienen un comportamiento de empresas capitalistas tradicionales". (http://www.aporrea.org/ideologia/a31059.html), "Otro abordaje ha sido el de nacionalizar algunas grandes empresas, y me parece que el resultado ya se está viendo como no muy bueno. …..una brecha peligrosa entre los trabajadores y el patrono Estado, que puede llevar al enfrentamiento entre el gobierno del pueblo y el pueblo trabajador mismo, podríamos decir que un contrasentido total. O quizás no tanto, al fin y al cabo, no fue eso lo que se dio en la Europa del Este y el estrepitoso colapso de los países socialistas". (Ídem).

Hay mucho que reflexionar sobre la experiencia económica de la construcción del socialismo venezolano, no creo que el capitalismo está exento de errores en el proceso de su surgimiento, menos de que todas los proyectos de empresas capitalistas hayan sido exitosos, se conocen el nacimiento de muchas empresas que bajo la feroz competencia han desaparecido, otras se han arruinado y muchas también terminan por ser absorbidas. Así pues, también sucede con el socialismo, las experiencias colectivas de participación social, no están exentas de errores económicos, sobre todo la administración de la misma, el cambio de los patrones gerenciales, la nueva cultura del trabajo, el cambio de las relaciones sociales de producción, son tareas imperiosas si queremos avanzar hacia el socialismo.

Así que los intentos de construir el socialismo requiere una visión científica sobre el desarrollo, sobre todo de cambiar un país rentista e importador como Venezuela en estos tiempos de dificultades, en la que se demuestra que el socialismo del siglo XXI tiene que emular las experiencias del desarrollo de la industria pesada para alcanzar la independencia de los mercados petroleros, para no depender de los precios del petróleo, de las petrodólares para las importaciones de medicamentos y alimentos.

Necesitamos crear una fuerza productiva, aquella que genera la industria pesada, cambiando las relaciones sociales de producción, colocando al servicio de los trabajadores toda la fuerza del Estado, para dar ese tránsito a la par que se suma la industria de tractores para potenciar la agricultura, la industria de transporte (Yutong), la de construcción de satélites, computadores, tabletas, celulares, etc. Es imprescindible, crear el modo de producción socialista sustentable, de la industria que crea máquinas, que crea fábricas, que crea masa laboral que crea trabajo, esa es la ley fundamental del socialismo, el trabajo social, por ahí debemos comenzar, nunca es tarde para reparar la historia con ello quiero decir finalmente, que pese al fracaso de muchas cooperativas en verdad, ellas fracasan no por sí mismas, sino por el comportamiento capitalistas que privaron en ellas, sobreviviendo pocas de ellas, renunciando a los valores éticos socialistas.

Fuente:

1.- Hernán Luis Torres Núñez, El fundamentalismo de la economía socialista versus el neoliberalismo, Aporrea, 28/07/2009, http://www.aporrea.org/imprime/a83213.html

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5041 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a208101.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO