Hagamos honor al Comandante Supremo Hugo Chávez

No hacer honor al comandante y a su memoria, atacar con ligereza su legado y a sus sucesores, es una gran falta a su memoria. Muchos contrarios y algunos camaradas letrados  hoy lo irrespetan al atacar su obra despotricando de sus órdenes y del equipo de gobierno que él formó, para sucederlo con garantía de éxito y, liderado por el hijo que  designo: el Presidente Nicolás Maduro.

Todavía estaba caliente el cuerpo sin vida del comandante cuando ya personas, que antes nunca se hubieran atrevido a oponerse abiertamente al comandante comenzaron a establecer diferencias entre Chávez y su sucesor, no se sabe  que los impulsó a asumir esa actitud, ya que antes parecían aceptar y asumir todas las sugerencias y ordene del comandante, pero ahora, que su presencia física no estaba entre nosotros si eran capaces de oponerse a ellas. Todo ello sumado al hecho de olvidar que ese hombre entregó su vida por defender al pueblo y trabajar duramente para dotar al pueblo de importantes beneficios que le produjeran una  gran suma de felicidad en aspectos en los cuales no le habían favorecidos en la cuarta república y que significan un sublime acto de justicia social es la mayor traición y ofensa que se puede hacer a la memoria de un hombre que llegó a la excelsitud de hacer tan sublime sacrificio de consumirse por un pueblo, como lo hizo el Comandante Chávez.

Resulta muy difícil entender, ¿Por qué?, en las siguientes elecciones, en las cuales perdimos importantes plazas y  no pudimos conquistar otras que son víctimas de malos ejercicios de gobierno, solo por ser flojos y débiles a la hora de cumplir agradecidamente a la gesta heroica de un hombre a que sacrificándolo todo y exponiendo solo una actitud firme e irreverente contra el imperio hegemónico y sin disparar un tiro ni siquiera ofender directamente sino exponiéndolo todo, hasta su integridad física, fue hasta la misma guarida del imperio opresor y depredador a decirle la verdad de la justicia que él exigía par su pueblo. Entonces es difícil entender, cómo, aquí donde estamos los sujetos y objetos de esa formidable entrega vital del más sublime amor por un pueblo nos somos capaces de honrar esa actitud, haciéndole el  honor de elegir a los patriotas para regir los destinos políticos de nuestras gobernaciones alcaldía, legisladores y concejales.

No olvidemos la angustia y la tristeza expresada por el comandante cuando se lamentaba que el Libertador hubiera muerto solo y abandonado sin un pueblo que lo honrara  y que le abriera la puerta de su lar natal para entregar su cuerpo desgastado por la lucha para dar la mayor suma de felicidad, soberanía,  libertad e independencia a ese pueblo que  lo abandonaba en tierras traidoras y desagradecidas. Pero al mismo tiempo reconociendo con hidalguía y humildad, el hecho que él, si había disfrutado del acompañamiento de un pueblo y reflexionaba que, si el Libertador hubiera tenido el acompañamiento y amor del pueblo que le había tocado al Comandante Chávez en los momentos difíciles vividos, el Libertador hubiera sido feliz al partir hacia otro plano. En estos momentos, que nos preparamos para elegir nuestros candidatos revolucionarios a la asamblea Nacional, debemos realizar un gran acto de reivindicación a ese amor sublime y a esa entrega que el comandante supremo nos regaló sin esperar nada a cambio, Convocando a las bases para acudir en masa a escoger los candidatos, con la mayor votación que se haya visto en la historia republicana  en una elección primaria, trabajemos muy duro y, luego cuando el CNE indique la fecha de la   elección de los diputados a la Asamblea Nacional, vayamos en la misma condición masiva a elegir una Asamblea Nacional totalmente roja rojita como regalo pleno de agradecimiento y amor por nuestro eterno Comandante.

Ha llegado la hora y los tiempos de hacer justicia a tan importante entrega. El Comandante Supremo nos dejó Patria, demos entonces la vida por defenderla, no avalemos a los traidores. Chávez nos dio amor entonces no le demos odio ni olvido, no debemos aliarnos con el enemigo negativado, así sea para salvarlo de su propio veneno, la lealtad al Comandante Chávez debe expresarse en todos los hechos de la patria, realizados para exaltar y mantener su obra.

¡INDEPENDENCIA Y PATRIA SOCIALISTA Y SOBERANA!

¡CHÁVEZ VIVE!

¡LA ¨PATRIA SIGUE!

¡VIVIREMOS Y VENCEREMOS!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1617 veces.



William Castillo Pérez


Visite el perfil de William Castillo Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



William Castillo Pérez

William Castillo Pérez

Más artículos de este autor


Notas relacionadas


US mp N Y ab = '0' /ideologia/a204032.htmlCd0NV CAC = Y co = US