Nuevo pensamiento

¡Qué 20 años no es nada! Si los son y bastante. Lo malo es que muchos venezolanos, tanto de los que están con Chávez y de los que están en la acera del frente, no han querido, o por ignorantes o fanáticos, darse cuenta.

Son dos décadas de la aplicación de una dinámica político arto cambiante. En la que el pueblo por primera vez participa de manera participativa y protagónica y recupera su carácter de visibilidad. Ya el pueblo no está pintado en la pared.

Hay un denso sector revolucionario que está pensando diferente a cuando comenzó el Proceso, tanto dentro del PSUV como en el Gobierno, así como del pueblo que es chavista, pero que no participa en el partido ni el gobierno. Uno, porque es chavista por convicción, o porque le da su perrísima gana. Esa gente que vota siempre a favor de Chávez y que no anda desgañitándose diciendo que es chavista ni se viste rojo. El mismo fenómeno cíclico está ocurriendo en la Oposición.

Pero a lo que vamos. A la esencia del artículo. Al tuétano de estos humildes garabatos. Está surgiendo una nueva clase media, consciente de su rol, que sabe que la felicidad está en el trabajo constructivo y en el quehacer en función del colectivo. Y está surgiendo tanto dentro del chavismo como en la Oposición. Son los Gerentes Políticos del presente y del futuro. Son esos que exigen un cambio más profundo. Que rechazan las actitudes individualistas, personales; de los que piensan con su estómago, de los que teniendo su cobijo y su alimento les importa un carajo las calamidades de sus vecinos.

Son jóvenes líderes que piensan en el bien común y no en el egoísmo, la envidia, la corrupción ni en el egoísmo. Son críticos de los “yerros”. Pero no para lucrarse políticamente de los errores cómo lo están haciendo muchos “izquierdosos y oposicistoides” que han llegado a calificar “Presidente de Adeco” a Maduro sólo porque “movió la mano zurda”, porque llamó a la godarria a dialogar en Miraflores.

Noté en mi visita a las oficinas de la Dirección Comercial de Sidor ese sentimiento de Nuevo Pensamiento. Mucha gente joven echándole un camión de bolas al trabajo. Enamorados de su trabajo, gente humilde y sencilla, con unas oficinas modestas, sin mucho boato. Tuve la oportunidad de compartir con el Dr. Jesús Natera, director comercial, y con el doctor Miguel Martínez, gerente comercial. Me obsequiaron un ejemplar de Sidorito, una especie de periódico de esa institución. Y me enteré de cosas que debe conocer el país: instalación del lavador de gases; asignación de 50 buses para el transporte colectivo de los trabajadores; Venta semanal de 200 toneladas de cabillas semanalmente a los trabajadores; recuperación de la Planta de Regeneración de Acido Decapado; activación de máquina dieléctrico de transformadores de potencia; arribaron 30 mil toneladas de dolomita fina y gruesa y caliza parea las acerías; Ministro Cabello supervisa procesos de producción de ferrosiderúrgicos y avanza implementación del Software Libre. Entre otras noticias. Pero de eso, la prensa privada no dice ni pío. Sólo se ocupan de reseñar los lunares.

Pero antes en Barcelona, un amigo opositor, columnista ácido me dijo “qué te parece el acalde de Barcelona, Guillermo Martínez, (vivo ejemplo de Nuevo Pensamiento) "caotizó" la vialidad de Barcelona. Abrió como cuatro frentes de trabajo y la ciudad está trancada”. Me dio pena ajena que el pana pensara de esa forma. Ignorando que el resultado de ese trabajo redundaría en un mejor flujo del tráfico automotor barcelonés.

Guillermo, le dije, es ese ese nuevo dirigente político que representa fielmente lo que es trabajar en función del bien común. Y hombres como él son los que van a llevar el timón de mando en los años por venir.

TINTERO

En mi tercer día en La Capi. La cosa sigue igual: tranquilidad absoluta. La gente haciendo su cola sin alterar el orden público. El transporte colectivo, funcionando bien. Todo en sana paz.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1432 veces.



Américo Hernández


Visite el perfil de Américo Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: