Querido Niño Jesús

Primero te doy gracias infinitas por permitirme matricular este diciembre y darme fuerza, salud y ánimo para incorporarme el 2015 de nuevo a mis actividades como periodista y mantener sanos y salvos a toda mi familia, a todos mis amigos y, por supuesto, a todo el pueblo sin distingos de razas, credos y clase social, muy especialmente a nosotros los pelabolas.

Gracias también por darle fuerza y esperanzas a todos por intentar vivir en un mundo feliz y mejor todos los días, sin exclusiones y con todos los derechos y deberes ciudadanos. Fuerza y salud también a mis enemigos gratuitos para que no desmayen en su intento por hacerme infeliz porque esos infructuosos actos por desdicharme me dan más bolas para seguir construyendo Patria Bonita.

Ahora paso a mis humildes peticiones. No pido nada para mí. Solo salud y más vida. Pero si te pido humildemente que hagas que el Imperio cese en su empeño de bajar el precio de petróleo y que la Oposición Venezolana seria y democrática mande palca a los Oligarcas domésticos e internacionales y se enrumbe en una lucha de ideas, democráticas, que incursione en una oposición constructiva y no destructiva. Te pido que acabes el bachaqueo de los alimentos con precios subsidiados. Que la educación, la cultura y el deporte lleguen con más fuerza a los barrios para que esa juventud descarriada estudie y se forme en sana paz, a mil millas de las drogas, se haga profesional universitario, técnico medio, obrero especializado, se integre a la Generación de Oro.

Niño Jesús. Sé que son muchas las cosas. Pero cómo tienes todo el poder del mundo y te das la lija de ser hijo de Dios, sé también que estas cosas para ti son unas papayitas.

Te pido también para que destierres definitivamente del coco venezolano ese consumismo que los está matando. Por ejemplo con esa venta masiva de motos que está acabando con la vida y la salud de unos cuantos jóvenes motorizados. Te pido asimismo, por favor, que esos carrazos baratones de origen asiático llenen las agencias para que los humildes venezolanos pelabolas los adquieran sin vacunarse. Que ayudes a sacar del gobierno a las quintas columnas que lo sabotean, incluyendo a aquellos disfrazados de chavistas. Que acabes también con los policías y comisarios en puestos de comandos que actúan en complicidad con los delincuentes. Que ilumines el carcomido cerebro comercial de los comerciantes fenicios que solo piensan en hacerse ricos sin importarles un comino las necesidades del pobre.

Te pido también que bajen los precios de los libros, que surjan fábricas como las chinas que elaboran productos con bajos costos y los venden a precios de golilla. Que acabes con la mafia de la venta de repuestos, de los equipos informáticos, con los altos precios de los celulares. Que ayudes a que los celulares de Movilnet hagan nido en las agencias, y los usuarios los adquieran a precio justo, sin vacunas Qué Polar deje el permanente guarimbeo y elabore más alimentos que aguasucia (cerveza). Que “alumbres” a los dueños de los bancos privados para den créditos con tasas bajas, sin exigir tanto papeleo engorroso, a los pequeños y medianos empresarios.

En fin, querido Niño Jesús, hasta aquí llego. Pero viene otra cartica. Cerrando esta te pido que sigas con la Revolución, beneficiando a todos, especialmente al pelabola y que cuerees a los que la usan para amasar fortunas. Saludos a Papá Dios.

TINTERO

Desde esta humilde barricada, deseo Feliz Navidad y Próspero 2015 a toda mi familia, a mis amigos, a mis enemigos gratuitos y a todos mis amables y pacientes lectores. Albricias.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1137 veces.



Américo Hernández


Visite el perfil de Américo Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: