¡Ni un afiche más!

Son muchas las derivaciones del por qué Venezuela hoy se encuentra en un callejón sin aparente salida, decimos aparente porque bastaría solo el consenso social para ponernos de acuerdo en objetivos comunes, objetivos que no dependen de nuestros gobernantes ni de ningún sector o subsector, objetivos que están sumamente claros en la constitución de la república en cuanto a garantías sociales, económicas y políticas.

Los grandes cambios arrancan desde los más chicos, así como los grandes males, preguntamos ¿De qué nos vale consagrar en nuestra carta magna, así como en todo nuestro derecho, la participación protagónica del pueblo sí la estamos partidizando? ¡No nos vale absolutamente de nada! Basta solo caminar por las calles de cualquier pueblo o ciudad de Venezuela para enterarnos que lo común es sortear aceras descompuestas, pavimento lunar (por los cráteres), penumbra, calles y paredes sucias, además de los problemas generales del país que ya todos conocemos, lamentablemente la excepción es encontrar escenarios ajenos a esta lamentable realidad.

Fíjense: En la constitución aparecen taxativamente instancias de participación municipal y regional donde obliga a que las gestiones de los municipios y las gobernaciones sean adelantadas de manera conjunta entre los alcaldes, gobernadores y el pueblo, obliga que al menos el 30% del presupuesto de inversión de estas entidades locales sea decidido entre las comunidades, sectores sociales, las alcaldías y las gobernaciones, con el único propósito de satisfacer las necesidades sentidas y así incrementar sostenidamente la calidad de vida. Por otra parte, los consejos comunales y comunas cuentan con recursos aparte, proveniente de otras instituciones públicas, donativos y aportes del sector privado.

Ahora bien ¿Saben que es lo realmente lamentable? Que existiendo mecanismos legales y abundantes recursos la participación ciudadana no esté brindando los frutos que debería, como consecuencia de la nefasta partidización de su ejercicio. Así mismo, es lugar común observar como organizaciones del poder popular no asisten a las sesiones de los Consejos Locales de Planificación o Consejos Estadales de Planificación y Coordinación de Políticas Públicas porque determinado alcalde o gobernador es de una u otra tendencia política, e incluso, no asisten a estas instancias siguiendo lineamientos partidistas para posteriormente invalidar planes y presupuestos que realizados conforme a la ley (sin el veneno partidista) darían extraordinarios frutos a todos los habitantes, a nuestros hijos

¡¿Qué nos estamos haciendo?! Igualmente, apreciamos cómo en estas comunidades donde el servicio de aguas servidas es fuente de foco de enfermedades, donde no hay canchas deportivas, ni un poste de luz funcionando en vez de discutir en sus respectivas asambleas el abordaje y soluciones de estas problemáticas lo que hacen es discutir el 1X10 de cara a unas elecciones o temas emanados por lineamientos partidistas desde lugares remotos sus las comunidades ¿Se da cuenta que el principal responsable de nuestros males es el pueblo y no los gobernantes? Aplique este último ejemplo a las jerarquizaciones de nuestras necesidades como país que realizan los gobernantes nacionales y se dará cuenta que nada tienen que ver con lo que realmente es apremiante para el pueblo, como la solución definitiva de los problemas económicos, de salud, de seguridad y pare de contar, eso ocurre porque lo permitimos como pueblo y no exigimos soluciones a lo que realmente nos afecta ¡Basta ya de ser borregos electorales y maduremos políticamente!

La participación protagónica del pueblo es para el pueblo, no para los gobernantes ¡basta ya de forrar nuestras organizaciones comunitarias con afiches de partidos políticos o gobernantes! que allí solo se realce la identidad comunitaria, identidad exigente de soluciones con el apoyo de nuestra participación, participación que tenga como único fin el bienestar de nuestras comunidades, de nuestras ciudades y que no acepte excusas de ningún tipo por parte de gobernantes a los que solo les hace falta que el pueblo se ponga bien puesto los pantalones patrios, no camisetas de partidos ¡Ni un afiche más!

*Politólogo


leandrotango@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1793 veces.



Leandro Rodríguez Linárez

Politólogo / Analista político / Articulista de opinión, con más de 1.200 artículos publicados nacional e internacionalmente.

 leandrotango@gmail.com      @leandrotango

Visite el perfil de Leandro Rodríguez Linárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Leandro Rodríguez Linárez

Leandro Rodríguez Linárez

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a196320.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO