"El presente es de lucha; el futuro es nuestro"

Los enemigos de la Patria de Bolívar a través del poderío económico y el apoyo del imperio buscan a toda cuesta detener la historia. El maniqueísmo del norte que avala la oligarquía apátrida opera en una multifacética `política abierta de intervención militar, de operaciones encubiertas a través de la "sociedad civil", con una retórica aparentemente benigna de sutil persuasión que se sujeta a la propaganda mediática.

Buscan retroceder al pasado pleno del dominio estadounidense tras la aplicación de la "Doctrina del Retroceso". A esta saña se agrega la sobreproducción que, como dijo Marx, es una enfermedad crónica del capitalismo, por su racionalidad económica. En EE.UU. vive el 4% de la población mundial y se produce el 25% del PIB, luego como la mayor parte de la producción está destinada al mercado interno, a medida que baja la capacidad adquisitiva la sobreproducción es inevitable.

De otro lado, lo que llaman los especialistas los ciclos de sobreproducción, estos son más frecuentes, toda vez que la riqueza y el ingreso se concentran cada vez más en pocas manos, esto limita el mercado interno, lo cual ha originado que haya 37 millones de pobres que equivale al 12,3% de la población, con indicadores de desempleo superior al 20%. Y la ampliación del mercado interno está atrapado; la crisis estadounidense se deja entrever, cada día se agrava más por diverso factores y entre éstos está la escasez de recursos energéticos, pues consume el 24% del petróleo del globo y solo tiene el 2,38% de la reservas, y mientras sus reservas no soportarían más de 10 años, el peso de Venezuela en el mercado petrolero es mayor del que se creía, por cuanto solamente con la Faja Petrolífera del Orinoco abastecería cientos de años.

En consecuencia no es casual la arremetida de los vende patria y la campaña desestabilizadora aupada por el imperio contra el gobierno venezolano. Esta perogrullada no arroja dudas. ¡Alerta Pueblo! Aunque el sistema económico de Estados Unidos está decayendo, todavía posee la economía más grande del planeta, posee el mayor poderío militar y el mayor dominio de los medios de control ideológico, sobre todo en los medios de comunicación social privados.

Debemos insistir, ese "tigre de papel" que predijo Mao, se está tambaleando. La venganza de la historia ha despejado el velo imponiendo su realidad objetiva. Esa historia como testigo de la realidad muestra como se impuso en el país durante más de 40 años la violencia y el terrorismo en todas sus manifestaciones, y ahora la burguesía traidora pretende darse baños de pureza y dejar en el olvido todos estos años de miseria y criminalidad.

Otros indicadores ofrecen de manera dramática la sufrida crisis del pueblo norteamericano, en efecto, la realidad estadounidense no es nada halagadora, los gobiernos yanquis han ido convirtiendo al país en una dictadura y sumiéndolo en la pobreza. El 4,3% de las familias norteamericanas con niños sobrevive con menos de dos dólares al día, según un informe de H. Lucas Shaefer de la Universidad de Michigan y Kathryn Endin de la de Harvard publicado en "Social Science Review". Una cuarta parte de ese 4,3% –que equivale al 1% de todos los estadounidenses con niños– ingresa menos de 1,25 dólares al día; un tercio del 4,3% cuenta con entre 1,25 y 2 dólares al día. Y un 0,1% del 4,3% citado sobrevive de alguna manera con " ingresos y beneficios negativos", afirman los científicos.

El citado estudio advierte que "la prevalencia de la pobreza extrema ha aumentado considerablemente desde 1996, sobre todo entre los más afectados por la reforma de la asistencia social de 1996", que fue firmada como ley por el presidente Bill Clinton y sigue aplicándose durante la presidencia del Premio Nobel de la Paz, Barack Obama. El actual presidente es un firme defensor de esta ley y quiere reducir aún más las prestaciones sociales, aunque el nivel de vida del 20% de los estadounidenses haya bajado durante su presidencia y solo el 1% de los estadounidenses haya mejorado sus condiciones materiales desde que se iniciara la "recuperación económica" tras la crisis en 2008.

La medida de "pobreza extrema" utilizada por los investigadores se basa en uno de los indicadores clave del Banco Mundial: dos dólares diarios por persona. El nivel de vida del 4,3% de los estadounidenses está por debajo del indicador de la organización multilateral y, por ende, en parámetros de miseria extrema.

A mediados de 2011, en EE.UU. alrededor de 1,65 millones de hogares con aproximadamente 3,55 millones de niños sobrevivían con dos dólares o menos por persona al día, develó el informe. "Sería erróneo concluir que la red de seguridad social de EE.UU. es adecuada cuando el número y la proporción de hogares con niños que sobreviven con menos de dos dólares ha aumentado de manera espectacular en los últimos 15 años", rematan los investigadores. En estas condiciones el progresismo en EE.UU. morirá, si no hay ni siquiera una opción, una opción viable; ese país transita aceleradamente hacia una cruenta dictadura conservadora: el fascismo en su máxima expresión; que a decir verdad está en pleno apogeo, adiós al "sueño americano".

Por tanto, la oligarquía y su aliado imperialista no vencerán jamás a la historia y mucho menos al Pueblo de esta insigne y gallarda Paria. Chávez retomo la historia de la liberación de nuestros pueblos contra la voracidad de la burguesía y de las distintas administraciones norteamericanas que siempre vieron en este hemisferio una zona geopolítica condenada a ser retaguardia estratégica del imperio.

Obama "galardonado" con el Premio Nobel de la Paz 2009 debe comprender que el "Plan Colombia" impuesto en América Latina así como el complejo militar industrial del Pentágono, ya la historia de la humanidad lo ha rechazado, por tanto ello no deja ser más que una ficción de Hollywood, y que Venezuela definitivamente no está sola en el ámbito internacional.

Por eso en la ofensiva del Pueblo Venezolano contra el imperio y sus lacayos, no es sorpresivo que provoquen amargas reacciones entre las elites tradicionales respaldada por los yanquis. Nuestro socialismo es joven, pero los domesticados no podrán contra él. "El presente es de lucha; el futuro es nuestro", dijo el Che. Esta lapidaria frase cada vez adquiere más fuerza cuando nos percatamos de la realidad política no solamente de esta Patria, sino también en las naciones industrializadas que conforman el G-20, que se están desplomando por el afán del lucro a expensa de los países más débiles. Y están atrapados no en un mar de lagrimas: en las contradicciones del capitalismo que se encuentra alumbrando una nueva era: el Socialismo.

¡¡¡Viviremos y Venceremos!!!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1167 veces.



Alberto Vargas

Abogado y periodista, egresado de la UCV, con posgrado en Derecho Tributario y Derecho Penal. Profesor universitario en la cátedra de Derechos Humanos

 albertovargas30@hotmail.com

Visite el perfil de Alberto Vargas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: