¿Cuánto vale un dólar?

La respuesta al interrogante planteado en el título parece sencilla. Basta ir a una de esas páginas que antes eran perseguidas y encontrar allí el valor diario del dólar, el sicad también ofrece esa información. Sin embargo, este texto no trata de ese valor, se refiere al valor en conciencia, al costo moral, ético. A cómo una política económica, que se fundamenta en la restauración de los equilibrios capitalistas, que podemos resumir, en el precio del dólar, afecta la conciencia, el espíritu de la base social chavista, a los humildes.

Hagamos un poco de historia: con la llegada del Comandante Chávez, y he allí su fuerza, los excluidos encontraron razones sagradas por las cuales luchar. El Comandante les devolvió la autoestima, les dio sentido colectivo a sus vidas, los rescató del egoísmo, del sálvese el que pueda, de la guerra de todos contra todos. Así los desposeídos adquirieron la mayor posesión que puede tener el humano: el sentido de pertenencia a la sociedad, el dotar de un objetivo a su vida, luchar, vivir por algo trascendente, el amor. La solidaridad iluminó sus caminos, esos valores hacen invencible a un pueblo.

La Revolución fue Revolución porque despertó a la masa irredenta, la lanzó a la calle pero no como retórica sino como fuerza actuante, eso fue lo que vimos en Abril, en Diciembre, en las grandes marchas de apoyo al Comandante, en las elecciones ganadas.

Después del asesinato del Comandante, el gobierno comete el error de atender a la economía a costa del deterioro de los valores morales adquiridos en los años de Revolución. Puso el énfasis en lo meramente económico, se preocupa por los índices capitalistas. Es así que se reúne con los que antes se decían enemigos, los apoya, los oye. El Socialismo, pilar de la nueva ética, se paraliza, se convierte en una palabra vacía, en contradicción con la práctica revolucionaria.

La política se banalizó, dejó de ser la batalla por construir una nueva sociedad y devino en mero escarceo entre iguales. Se produjo un vacío, una pérdida de los objetivos sagrados, y ese vacío lo llenan soluciones egoístas.

El capitalismo potenciado, la confusión de valores en la masa irredenta, produce el debilitamiento de la Revolución. Los valores egoístas, de las salidas individuales, toman cuenta de la sociedad. Se perdieron las contenciones morales, la ética revolucionaria, el sentido del deber social es sustituido por la ley del capitalismo: “si da lucro es bueno, no importa su origen”. Puede ser desde raspar los cupos, especular con el dólar, ser corrupto, o atracar un banco, a una viejita. Se perdieron las razones para no hacerlo, o mejor, las razones que se esgrimen se perciben farsantes, embustes. Volvieron los tiempos de los avispados.

En estas condiciones, con una Revolución seriamente debilitada, las oligarquías se disputan la dirección del capitalismo. El gobierno, inerme, que no ha podido construir una estrategia diferente del capitalismo, sufre los embates de un golpe frío y de un golpe caliente, el caliente apela a la violencia y el frío a la seducción, ya tienen al gobierno sentado con los mismos actores del golpe de 2002: con un cardenal, con delegados internacionales, estamos aplicando al pie de la letra el plan propuesto por cisneros, nada bueno saldrá de allí, sólo se puede esperar más debilitamiento de la Revolución.

Las dos variantes se afincan, se aprovechan, en la pérdida de la ética revolucionaria. De allí que es un error buscar la solución a este asedio golpista en el interior del golpe, en su componente militar o guarimbero, o en la negociación con el enemigo. Al contrario, la solución está en el rescate de la ética revolucionaria, la conciencia del deber social, devolverle a la masa el sentido de su vida, la razón de estar luchando por una causa sagrada, inmensa, regresar a la relación fraterna, sincera. No sólo de palabra, respaldar esa relación fraterna con economía también fraterna. Dejar claro, definido, al enemigo oligarca, al capitalismo. En pocas palabras: rescatar el espíritu de Chávez, volver al Socialismo.

¡Viva Chávez y su legado original: el Socialismo!


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5813 veces.



Toby Valderrama y Antonio Aponte

elaradoyelmar.blogspot.com

 elaradoyelmar@gmail.com      @elaradoyelmar

Visite el perfil de Toby Valderrama Antonio Aponte para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Toby Valderrama Antonio Aponte

Toby Valderrama Antonio Aponte

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /ideologia/a185498.htmlCd0NV CAC = Y co = US