El Partido y la Revolución Cívico-Militar Bolivariano-Chavista

En el marco referente de la historia revolucionaria venezolana se presenta una curiosidad política cuando conocemos el importante rol que han desarrollado partidos políticos como movimientos sociales de centro-izquierda e izquierda dependiendo del momento revolucionario al cual nos acerquemos como curiosos investigadores y académicos. Cabría la curiosidad de preguntarnos, sopesando, cuál ha sido el momento de mayor importancia de un partido político y/o como movimiento de masas en el proceso revolucionario venezolano. Para ser más precisos en el marco de nuestras inquietudes académicas cuando, comparativamente, proponemos marcar las diferencias entre el partido comunista venezolano, el movimiento al socialismo, el MBR-200, Ruptura, Liga Socialista, Movimiento Electoral del Pueblo, el PSUV solo por mención de algunos referentes.

En el marco de la seriedad académica más que política, el propuesto análisis comparativo nos llevará, obligadamente, a incluir en nuestro esquema de trabajo incorporar cuáles ideologías han cursado, transversalmente, a todos y cada uno de los partidos políticos y movimientos de masas venezolanos en sus diferentes tiempos históricos para, en ese marco de seriedad analítica, podamos precisar “aciertos y errores” con los cuales se han podido enfrentar dichos sectores políticos en sus propias realidades ante una sociedad con propias características venezolanas y con sus “demonios internos” de confrontación por las más variadas razones que podrían abarcar desde lo personal a lo ideológico hasta los propios intereses de clase que “han navegado” en el seno de esos partidos políticos y movimientos de masas venezolanos.

En el marco de lo anterior expuesto, cabe la obligada pregunta de cuál es el momento histórico por el cual está caminando la Revolución Bolivariana bajo la batuta direccional de Nicolás Maduro Moros y todo el equipo revolucionario que lo está acompañando inmediatamente posterior al viaje eterno de nuestro Comandante en Jefe, Hugo Rafael Chávez Frías. En ese orden de ideas, nuestro Comandante Chávez Frías dejó en mesa tres (3) realidades a considerar obligatoriamente: el PSUV, el Gran Polo Patriótico y el carácter de Revolución cívico-militar de la Revolución Bolivariana. En esa misma línea de discernimiento debemos precisar cuál y/o cuáles son las ideologías que “giran” alrededor del movimiento revolucionario venezolano y sí ésta (la ideología y/o ideologías) están en coordinación y concordancia con las variables histórico-culturales, las realidades geo-humanas y etno-sociales, con las realidades geopolíticas y geoestratégicas y con las inevitables por realidad histórica de nuestras obligaciones histórico-socio-económicas heredadas por Historia de Independencia.

Es decir, lo que, evidentemente, está en mesa para su discusión sin limitaciones es cuál y cómo se expresará y será el movimiento revolucionario que sea permanente referencia del proceso perfectible del proceso evolutivo de la Revolución Bolivariana en esta etapa liderada por Maduro Moros en considerando el obligado entorno geopolítico que limita y obliga al gobierno revolucionario venezolano. Es decir, ante la necesidad de la profunda reingeniería del movimiento revolucionario venezolano en los factores político-sociales arriba en referencia se debe considerar las objetivas realidades que significan los partidos políticos y movimientos sociales de las derechas venezolanas, de los sectores contra-revolucionarios aún en el marco de sus comportamientos democráticos y pacíficos, de los sectores socio-económicos que están, militantemente, contra el y los esquemas socio-económicos propuestos por la Revolución Bolivariana, por los entornos externo de carácter capitalista que están profundamente involucrados con la idea y necesidad del control del territorio venezolano en función de sus permanencias como países-modelos del sistema capitalista en actual desarrollo para el periodo histórico hasta el 2020.

Pero en el marco arriba expuesto debemos considerar muy seriamente el factor militar como factor fundamental de la Revolución Bolivariana. Hemos leído diferentes opiniones sobre el denominado “tema militar” desde las opiniones de las derechas venezolanas que sustentan sus tesis en el denominado como “el descontento en el seno de las fuerzas armadas” (en plural y no en singular). Es decir, dichas opiniones mantienen la tesis de la 4ta. República de no reconocer, en toda su totalidad, la letra de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela ni las leyes referentes aprobadas e implementadas. Es decir, mantienen el factor sicológico de seguir “machacando” la matriz de opinión de la subyugación de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) a los esquemas impuestos en el continente americano por la ideología sustentada tanto en la “Doctrina Monroe” como en su actual reingeniería que nos hemos denominado como la “neo-Doctrina Monroe” en el marco referente de las nuevas políticas militar-ideológicas post-George W. Bush calificadas por José Vicente Rangel Vale como la “nueva política Obama”.

Conversamos sobre el sector militar venezolano por su profunda importancia no solo para el Estado venezolano y el “Plan de la Patria” sino por su permanente participación en las políticas sociales que se vienen desarrollando en lo que se ha definido legalmente como “las Misiones”. Pero no solo es importante su participación en los referentes anteriores sino por la realidad objetiva de la obligada, necesaria y profunda transformación de la FANB enfrentado la tesis de su transformación en “policías de punto” y/o “guardias nacionales” para el control tanto del tráfico de estupefacientes como el de la represión social cuando las masas revolucionarias se hubieren expresado en protestas de calle. Es decir, el Comandante Chávez Frías tomó, agresivamente, la decisión de llevar a cabo la profunda transformación de la fuerza armada venezolana no solo imponiendo de nuevo su carácter como fuerza armada-militar sino también en la modernización y obligando al estudio y análisis de las teorías militares y sus correlaciones con el marco histórico venezolano cual es el heredado por los contenidos del proceso de la Independencia de Venezuela y países hermanos como por el marco referente del cuerpo de ideas expresadas por don Simón Bolívar. Es decir y es obligado expresarlo, la FANB tiene su propio sello inamovible, no copiable y no transferible.

Bien, nos preguntamos: ¿cómo podríamos analizar el componente social revolucionario que se ha denominado como “revolución cívico-militar? Como podríamos también inquirirnos: ¿durante la 4ta. República se propuso la “unidad cívico-militar” en función de los intereses de la República de Venezuela? Pero ¿qué significa, realmente, el carácter “cívico-militar” para la Revolución Bolivariana y cómo ese carácter está inmerso en el proceso de participación de las masas en el proceso revolucionario? Son algunas inquietudes que se deberán analizar en función del proceso de discusión propuesto por Nicolás Maduro Moros (“Nicolás Maduro Moros. El Congreso del Psuv discutirá el socialismo del siglo XXI”. Últimas Noticias. elPaís. Lunes, 23 de diciembre de 2013, pág. 14) no solo para la reingeniería profunda del PSUV sino, también, para las reflexiones de los diferentes componentes políticos que integran el Gran Polo Patriótico en función, todo ello como conjunto, con el actual proceso revolucionario bajo la batuta del líder chavista, Nicolás Maduro Moros.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2265 veces.



Miguel Ángel Del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /ideologia/a179681.htmlCd0NV CAC = Y co = US