“La democracia de élites, representativa, es contrarrevolucionaria”. Hugo Chávez

Elitismo ≠ Revolución

Según la real academia española de la lengua: Elitismo es el sistema favorecedor de las élites, élite minoría selecta o rectora, elitario relacionado a las élites, círculos elitarios grupo minoritario de personas que se benefician mientras una de ellas dirige una institución del estado.

Desde el mismo instante que se comenzó a construir el futuro de nuestra patria para el pueblo, se predijo la historia de muchos en el mundo, un grupo de hombres y mujeres luchadores labraron la única forma de hacer llegar a todos lo que las élites le negaron por siempre, se basaron en la eliminación de los mitos creados en necesidades insertadas en la mente del pueblo mediante la adicción al consumismo y el capitalismo.

Venezuela fue punto de partida, en esta tierra donde en doscientos años nacieron dos Libertadores, uno que es reconocido en el mundo entero como El Libertador de Pueblos, quien lucho para liberar países del yugo imperial y conquistador, y el otro, quien con gallardía asumió las consecuencias de sus fallas y a su vez las riendas del triunfo, guiando a millones en el mundo para ser libres nuevamente, a pesar de todas las bombas atómicas desestabilizadoras e imperialistas que se lanzaron sobre nuestra patria y sobre esta Revolución.

Uno de los principios fundamentales de los ideales sembrados por los libertadores venezolanos, fue y sigue siendo el acabar con el elitismo, desmembrar esa corriente incoherente que solo tiene resultados positivos para unos, encontrar la fórmula de llevar más a muchos, convirtiendo el egoísmo singular en el socialismo plural, estudiando cada vez más las necesidades comunes, pensando en resolverle a muchos con una sola decisión y así poder recoger una cosecha con beneficios sociales.

En ese camino encontramos revolucionarios entregando su vida por generar felicidad para grandes masas, capaces de no ver sus necesidades fijando la mira en las del pueblo, revolucionarios reales, consientes, humanistas, sociales, que revivieron el venezolano real, el que es pleno, lleno de paz y amor. Pero así como estos luchadores también encontramos un grupo de contrarrevolucionarios enquistados que solo demuestran con sus actos que aun sus pensamientos están dominados por el Capitalismo y el Elitismo, lo peor es que están como cabeza de instituciones, ministerios, gobernaciones, alcaldías, direcciones regionales y nacionales, rectores universitarios, presidentes de fundaciones, en fin, son parte de las tomas de decisiones que afectaron y siguen afectando el camino a la libertad suprema.

Liberar este proceso de los enquistados es un trabajo cuesta arriba, ya que al otorgarle el poder en las instituciones REVOLUCIONARIAS que manejan, se les da un cheque en blanco que les permite implementar su criterio individualista, poco ético y bien alejado de la realidad de cambio en nuestro país, son incapaces de consultar al poder popular que hacen vida en dicha institución, toman decisiones que benefician a su círculo elitario, ilegalmente acaban con el presupuesto fijado para el desarrollo del ente, incluyendo el crecimiento del personal, de la infraestructura y la promoción, les interesa más ver su nombre que el de la institución mostrando su egocentrismo.

Parte de esta batalla nos corresponde a todos nosotros, denunciando, dejando a un lado el escepticismo, creando espacios de discusión y debate, para desenmascarar con pruebas a estos infiltrados, llenando las redes sociales de denuncias, afianzados en la Ley Habilitante que se le aprobó al Primer Presidente Chavista Nicolás Maduro para eliminar a estos enquistados.

Este poder que se concedió con mucha responsabilidad y esperanza, podría resolver problemáticas en nuestro país, entre estas dificultades tenemos la corrupción de los círculos elitarios, basado el Plan de la Patria y en REFERENDOS CONSULTIVOS INSTITUCIONALES, el Gobierno Nacional podría conocer de buena fuente (el Poder Popular) quiénes y qué hacen, para luego extirpar a este grupo cancerígeno, que está destruyendo poco a poco las bases de la Revolución Bolivariana y Chavista.

CON LA HABILITANTE…

SE ACABARÁ CON EL CANCER DEL ELITISMO


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1900 veces.



Igor Aranzazu


Visite el perfil de Igor Aranzazu para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: