Sincretismo seudo revolucionario

La aceptación por parte de los otrora “fanáticos” del materialismo dialéctico y el socialismo científico de una suerte de recetas para el apalancamiento del voto como arma “revolucionaria” del pueblo. Contempla la toma de cualquier superstición ,brujería o afín en aras del socialismo del siglo XXI por demás indefinido precisamente para facilitar la entrada en el mismo saco de todo cuanto se les ocurra a los “ideólogos” de este tiempo donde no atacando las necesidades básicas con el trabajo y la producción de manera suficiente y eficiente para llevar a las masas los bienes y servicios que la burguesía produce para beneficio del dueño del capital pero que dan el bienestar de la abundancia a muchos exceptuando claro esta a los marginados del sistema lo cual como contradictorio es propio de este supuesto proceso revolucionario donde se consolida la diferencia abismal entre los muy ricos de la burochorocracia y los miserables muchas veces misioneros del sin futuro.

Sin embargo en este tejido sincrético se enmarañan las mas variadas locuras del pensamiento para darle el opio de la esperanza en el suspiro de la criatura oprimida (por el Estado o por el Burgués) a las mayorías quienes a veces si, a veces no, se sienten tomados en cuenta y se les satisface por lo menos la subsistencia alimentaría por la vía de algunas MISIONES las cuales se han convertido en objetivos de la caridad cristiana en forma permanente lo cual contradice la construcción de una sociedad industrializada , autónoma y vigorosa pues estas soluciones no son productoras de nada nuevo ni suficiente para sacar de la miseria a sus participantes .La MISION lejos de transitorias llevan en si el germen de la aportación gratuita del Estado permanentemente y no la transitoriedad para un mañana con empleo y recursos para salir de ese estado de subsistencia que pende del hilo inestable y azaroso del precio del barril petrolero en el mercado internacional.

Es difícil en estas escaramuzas por permanecer en el Poder entender como el Che Guevara, Said Baba y José Gregorio Hernández pueden entenderse y escribir siquiera una línea coherente para darle cuerpo a este disparate donde el Dios de los creyentes comulga con el Diablo marxista leninista. Esta trama como trampa jaula para agarrar incautos esta muy bien en el marco de la demagogia tradicional pero para los “dirigentes” de una transformación es una descalificación peligrosa saber que son ellos y no el pueblo quien sostiene estas ideas contrapuestas en la mente como parte de la actividad diaria porque de estas divagancias existenciales no puede obtenerse un resultado positivo y optimo para el avance en el siglo XXI hacia el desarrollo económico necesario para la riqueza y abundancia de recursos para los habitantes de esta Nación. A veces parece que han escogido el camino del “mas allá” por desconocer “el mas acá” como única forma para progresar bajo el trabajo concreto, material, tangible alejado de asuntos espirituosos propias del mundo de las fantasías.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1574 veces.



Antonio Rivera Chávez


Visite el perfil de Antonio Rivera Chávez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Antonio Rivera Chávez

Antonio Rivera Chávez

Más artículos de este autor