Señores conspiradores: “No le tenemos absolutamente ningún miedo”

Hace 21 años cuando este servidor dirigía la “Brigada Internacionalista José Leonardo Chirino” y hacíamos trabajo voluntario durante el “Periodo especial” en la ciudad de la Habana, pudimos leer una gigantesca valla frente a la oficina de intereses de Estados unidos en Cuba que textualmente decía:” Señores imperialistas, no le tenemos absolutamente ningún miedo.”

Hoy me permito tomar prestada esta frase, para recordarle a quienes quieren someternos por hambre y escasez, que este pueblo no le tiene miedo a los enemigos de la Patria. El presidente Nicolás Maduro fue muy claro y tajante el pasado sábado en el glorioso Campo de Carabobo, allí les recordó al imperio gringo, a los factores económicos de poder, a los partidos de la vieja y la nueva derecha, a los medios de difusión masiva y demás enemigos del pueblo chavista que él y el pueblo no le tenemos miedo a pesar de su bestial accionar.

La actual guerra económica que estamos enfrentando, nos encuentra hoy mejor preparados que el saboteo y la conspiración del paro criminal que sufrimos y derrotamos en 2001 y 2002. Hoy el ejecutivo nacional ha logrado consolidar una red de producción y distribución de alimentos que a pesar de sus evidentes problemas, ha logrado quebrar el monopolio que tenían los factores especulativos que hace 11 años fueron capaces de quitarle el alimento a los niños, la arepa, la leche, el café, los refrescos, las hallacas y demás alimentos básicos a los sectores populares.

Hemos logrado, con el liderazgo del comandante eterno Hugo Chávez y la continuidad del presidente obrero Nicolás Maduro llevar alimentos de calidad, a precios subsidiados a todos los rincones de la patria por medio de la Red MERCAL, sin embargo algunos errores de nuestras políticas agrarias han mantenido un alto grado de dependencia de las importaciones en materia de alimentos, que en la coyuntura actual nos hace peligrosamente vulnerables.

En los días recientes los distintos organismos del Estado han decomisado cientos de toneladas de alimentos, papel higiénico, materiales de construcción y cuantiosos bienes de consumo masivo que de manera planificada vienen escaseando a nivel nacional para producir un escenario similar al que la ultraderecha construyó luego del fallecimiento del comandante eterno para crear malestar, desasosiego y desesperanza entre los sectores populares y la llamada clase media.

El pueblo afrovenezolano, especialmente el que se habita en comunidades rurales como Santa María, San José, Palmarito, Bobures, Taría, Farriar,Palmarejo, Cuyagua, Cumboto, Cata, Ocumare de la Costa,Patanemo, Borburata,Chuspa, Osma, Sotillo, Tapipa, Curiepe, Cumbo, Caripito, Lezama, Campoma, Guiria, Soro,Yoco, El Callao, San Hilario, Macuquita y centenares de comunidades mas, sufre la guerra económica con mayor intensidad, ya que por su relativa lejanía de los principales centros urbanos, el acceso a esos bienes y servicios se hace más complejo en tiempos de conspiración económica.

Pero aquí vamos las y los descendientes de los antiguos africanos esclavizados en Venezuela. Nuestros ancestros construyeron sus cumbes en los lugares menos privilegiados geográficamente, quienes nos antecedieron jamás contaron con un gobierno que los escuchara y los atendiera en sus demandas y necesidades.

Hoy tenemos condiciones infinitamente superiores a las que tenían Andresote, José Leonardo, Juana la Avanzadora, Miguel Gerónimo Guacamaya, Marta Cumbale y demás cimarrones y cimarronas.

Hoy gracias al presidente eterno tenemos patria, hoy tenemos a un presidente obrero en Miraflores y tenemos a un pueblo consciente que a pesar de los desatinos de algunos burócratas enquistados en cargos públicos, empuja y seguirá empujando el tren de la Revolución.

Hoy, a un año de la “victoria perfecta” que obtuvimos con el presidente eterno Hugo Chávez, tenemos razones para conmemorar, pero también para estar alertas, ya que los enemigos de la patria no se cansan y seguirán en su empeño por destruir al pueblo y a su revolución.

Sigamos teniendo presente que para derrotar a los conspiradores enemigos de la patria, debemos recordar a diario el último llamado del comandante Chávez: UNIDA, LUCHA, BATALLA Y VICTORIA.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2269 veces.



Enrique Arrieta Chourio

Militante de la Red de Organizaciones Afrovenezolanas y vicepresidente del Consejo Nacional para el Desarrollo de las Comunidades Afrovenezolanas.

 enriquearrieta@gmail.com      @ArrietaChourio

Visite el perfil de Enrique Arrieta Chourio para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: