Contradicciones en las realidades de la Revolución Bolivariana

Nuestro Comandante en Jefe, Hugo Rafael Chávez Frías, a cada rato y siempre, nos motivaba a leer, a estudiar, a reflexionar sobre la “confrontación de ideas” para contrastar las propuestas socio-políticas y económicas bañadas de ideología capitalistas con origen en las derechas “caprilistas” suponiendo que las hayan expuesto, prístinamente con precisión, en el marco actual de la reingeniería del sistema capitalista globalizado en su expresión neo-liberal globalizador en considerando el importante rol que “juega y jugaría” Venezuela en ese proceso mencionado de reingeniería del capitalismo globalizador obligante e inevitable y/o, en contrario, las estén copiando, repitiendo y sustentándolas en las ideas pretéritas capitalistas criollas (capitalismo colonial-rentista venezolano) y/o también y al tiempo expuestas como “tesis del despiste” a las cuales las estén incorporando, descaradamente, en sus propuestas políticas programáticas capitalistas para la actual Venezuela revolucionaria en inteligentes deformaciones diseñadas por sus ideólogos de derechas y de extrema-derechas, incluyendo a los ideólogos venezolanos adherentes como “siervos de leva” al alienante capitalismo-criollo-dependiente-cultural en objetivo interés político-electoral como al tiempo y a la vez con objetivo “no-electoral” (nos referimos al “golpe [de estado] continuado”, según lo expone Jorge Rodríguez), cuando incluyen importantes y fundamentales paradigmas del ideario bolivariano-nacional-chavista-revolucionario en sus objetivos de beneficios sociales pero con objetivos de derechas en praxis real “no socialistas” buscando ubicarse, ese sub-conjunto social burgués, a lo interno de la sociedad venezolana en las clases sociales ya referidas por Eleazar Díaz Rangel expresándose, políticamente, como solución electoral-temporal como protectores político-económico-sociales (algo así como “Robin Hood” criollo-burgués) de esos sectores socio-chavistas cuales se encuentran en el marco real y objetivo de las contradicciones que se desarrollan, inevitable y cotidianamente, en perfectibilidad, en el seno de toda nuestra sociedad venezolana producto del desarrollo de cambios profundos estructurales que genera, en lógica dialéctica, la Revolución Bolivariana en el Estado venezolano.

En ese marco de ideas propuestas para su profundización tratamos de expresar que todas las clases sociales, sin excepción, que se expresan en todo el territorio nacional y que tienen, además, conjunta y coordinadamente, en sus praxis políticas de derechas, en “escenarios creados y desarrollados” por la contrarrevolución, se expresan, esa política de derechas, en el “golpe [de estado] continuado” (Jorge Rodríguez dixit) cuando en tiempos perfectibles se conjugan todas las circunstancias sociales cotidianas que las políticas revolucionarias bolivariano-nacionalista-chavista expresan sus políticas socio-económicas; como también y al tiempo apoderándose, esas derechas, de las ventajas socio-políticas y económicas que se desarrollan en el marco de las propias contradicciones que se incuban a lo interno de la praxis de las políticas revolucionario-bolivariana-nacionalista cuando se contrastan tanto con la estructura económica nacional “chucuta-heredada” en el marco de los cambios revolucionarios en la arquitectura de las economías nacionales (petrolera, financiera, comercial, agrícola y agro-industrial, buhonerismo) en todas sus expresiones como con y en la super-estructura (ideología) heredada por años de alienación, primeramente, por el carácter ideológico colonial español (estado religioso-monárquico) impuesto como por los paradigmas del capitalismo petrolero en su expresión dependiente del Imperio estadounidense contrastados, ambas realidades históricas, con los procesos de cambios propuestos por la Revolución Bolivariana en su propia definición nacionalista conjuntamente con el ideario chavista con lo cual ello nos obliga a volver a referirnos a los estímulos de estudio que nos conminaba nuestro Comandante en Jefe, Hugo Rafael Chávez Frías.

Pero, también y al tiempo, Chávez Frías, se estaría refiriendo en sus estimulantes palabras revolucionarias a las necesidades de los revolucionarios de pensar y repensar, cotidianamente, la praxis (teoría y práctica) de las políticas revolucionarias que se impulsan desde Miraflores contrastándolas con las objetivas realidades externo-exteriores a nuestro país, Venezuela, según los esquemas en reingeniería de la actual globalización capitalista sobre las bases de los paradigmas en desarrollos históricos del sistema capitalista cuanto mas en estos momentos histórico-objetivos en los cuales nos vemos inmersos y nos confrontamos con realidades históricas similares y/o parecidas a los procesos de transformación del “capitalismo mercantilista-expansivo” (desde el siglo XVI con la expulsión de los judíos sefarditas del Reino de Castilla y León hacia los territorios holandeses que obligó a la transformación de la importancia del Mediterráneo como “espacio acuático comercial” a las rutas directas desde el sur de Asia hasta los mercados bursátiles de Ámsterdam como primera etapa del capitalismo expansivo mundial hasta la Conferencia de Washington cuando los EEUU de América logra el control de las decadencias del Imperio británico) hasta su reordenamiento con las sucesivas guerras de diferentes calidades contra-natura hasta la implementación del “Plan Marshall” y “Breton-Woods” por parte del neo-Imperio estadounidense en plena expansión en su consolidación imperialista supra-mercantilista.

Entrémosle al trapo dedicándonos, particularmente, con el sector revolucionario. Hablábamos de revolución pero ¿de cuál revolución estaríamos refiriéndonos? ¿Hay uniformidad en el pensamiento teórico-práctico en el sector revolucionario? ¿Hemos comprendido en profundidad qué significa realmente la revolución cívico-militar? ¿Estamos conscientes de la naturaleza de las fallas que se expresan en la estructura? Y ¿en la super-estructura? Solo algunas inquietudes que nos darán para expresar nuestras opiniones con sus lógicas fallas y subjetividades por lo cual, ustedes, deberían corregir y ampliar los paradigmas que se vayan expresando a lo largo de este presente texto.

Nos, nos permitimos considerar que, en los presentes tiempos en revolución, se estarían expresando dos (2) tesis revolucionarias; es decir, se podrían estar desarrollando dos (2) conceptos teórico-prácticos en el marco desarrollista de la Revolución Bolivariana; por un lado, hemos titulado a una de esas tesis como la tesis que sustentan quienes consideramos como “los histórico-tradicionalistas”; el otro grupo se conjuga en la tesis de los titulados como “los caribeños”. Ello no obsta que estén presentes otras propuestas de tesis teórico-revolucionarias de nuestro total respeto como serían los “trotskista”, “anarquistas”, los “liberales centristas”, “capitalistas-nacionalistas”, los “militaristas” y los “internacionalista”.

Mucha teoría con poca Historia Patria porque las “tesis euro-céntricas” revolucionarias tendrían que conjugarse con las realidades histórico-sociales coloniales e independentista conjuntamente con las realidades que se desarrollaron a partir de las transformaciones de la estructura económico-nacional del espacio histórico del “café al petróleo” que, necesariamente, tuvieron su importante impacto en lo político, lo ideológico, lo social como en la estructura y super-estructura del Estado venezolano. Temas a desarrollar.

Ante lo anterior expresado, es obligante considerar que no solo lo interno-nacional es de necesidad de estudio cual, por cierto, nuestro Comandante en Jefe, Chávez Frías, no solo nos lo traía a la conciencia social-venezolana revolucionaria sino que repetía hasta la saciedad buscando motivarnos a responsabilizarnos sobre los peligros de la contra-revolución. Decíamos que no solo lo interno-nacional sino que debemos asumir el carácter internacional de la geografía venezolana conjugada y adobada con los esquemas teórico-políticos en el marco de lo geopolítico en su esquema geoestratégico propuestos por Simón Bolívar en Panamá adicionándole las realidades históricas que han significado los más de dos (2) mil kilómetros de costa caribeña que han tenido y tienen una importancia cual ha influido e impactado en los procesos interno-nacionales en los diferentes tiempos históricos venezolanos a referir (ver las tesis sobre los circuitos comerciales en el Caribe de Ramón Aizpurúa Aguirre, texto editado por el Banco del Caribe, y para el llano los análisis de Miguel Izar).

Adicionalmente, es obligante adicionar cuando reflexionemos sobre el carácter de la Revolución Bolivariana las realidades en cuanto a los contenidos nacionales que nos indican la geografía natural, la geografía humana y la económica; es decir, nos referimos a tener, permanentemente, presente realidades como las reservas de petróleo, de gas, bauxita, hierro, fosfato, oro, diamantes, minerales estratégicos, agua, tierras arables y toda las riquezas contenidas en nuestras “aguas territoriales” cuales son variables geoestratégicas con profundo impacto internacional cuando conocemos las vecindades geográficas. A todo ello deberíamos considerar para su reflexión dos (2) tesis internacionales: la primera de ellas es la “herencia histórica” que significó el proceso independentista desarrollado por Simón Bolívar; la segunda es el impacto del “pensamiento Chávez” (chavismo) que se ha venido desarrollando internacionalmente con un impacto, posiblemente, no esperado en sus comienzos pero inevitables en las actuales circunstancias internacionales.

Lo anterior expuesto sería el marco referencial o bien si ustedes así lo prefieren la metodología a ser desarrollada para profundizar en el carácter objetivo de nuestra Revolución Bolivariana y sus consecuenciales desarrollos teóricos; es decir, es la sumatoria de lo “euro-céntrico caribeño” junto a lo “nacional-bolivariano-chavista” que nos pudiera llevar a la auténtica definición de la Revolución Bolivariana para esta segunda etapa de nuestra autentica y autónoma revolución venezolana sin desconocer su carácter internacionalista y, en considerando, el liderazgo in crescendo de Nicolás Maduro Moros.

Pero debemos adobar a nuestra revolución con algo de pragmatismo cuando nos enfrentamos con realidades que han sido bien definidas por Jorge Rodríguez cuando las califica como de “golpe [de estado] continuado”. ¿Cómo enfrentar a la contrarrevolución agregándole otros paradigmas además de los diseñados en implementación por el Presidente Maduro Moros y su “gobierno de calle”? (nos es obligado referirnos y adherirnos a y por la propuesta teórico-conceptual de José Vicente Rangel quien nos ha propuesto la tesis a desarrollar del “contra-golpe [de estado] continuado”)

Es probable que lo que expresemos pudiera “tocar sensibilidades” pero, en las actuales circunstancias, bien “nos mojamos”, bien tendríamos que aceptar que los resultados electorales del próximo pasado 14 de abril cuando la contrarrevolución alcanzó la cifra de siete (7) millones de votos nos estaría señalando directamente las “fuertes e importantes debilidades revolucionarias” que estamos “acunando por desidia, flojera, egoísmos, deficiencia ideológica, alienación esquemática y de otras naturalezas políticas y falta de carácter revolucionario” para no entrar en otras facetas mas delicadas. En ese contexto, sugerimos la lectura y análisis de la columna de Eleazar Díaz Rangel (Ultimas Noticias, domingo, 12 de mayo, 2013, pág. 12ElPaís) titulada: “Los 5 millones de Capriles”. En ese orden, nos preguntamos ¿es la propuesta de Eduardo Fernández descabellada y contrarrevolucionaria y/o nacionalista-centrista? (Entrevistado por Roberto Malaver. Ultimas Noticias. “Viva el diálogo”. Domingo, pp. 4-5)

Por último, además de proponer “un toque de gerencia” en la burocracia desde los ministros hasta el funcionariado que, día a día, atiende al usuario como cuando sean entrevistados, por favor, “no se vayan por las ramas” traten de responder, directamente, las preguntas con la precisión requerida evitando darnos una clase de historia revolucionaria porque, sí analizamos las frases del señor Capriles Radosnki veremos que son “cortas, precisas, directas y mentirosas”.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1911 veces.



Miguel Ángel del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /ideologia/a166228.htmlCd0NV CAC = Y co = US