El infierno que quiere imperar

Al sentir la clase adinerada que su sistema de explotación por fin le toca desaparecer, le apareció su horrible y llagado rostro y con una perversidad sin límites, continuamente atacan inoculando su ponzoña venenosa a través de su terrorismo comunicacional.

La multiplicidad de nuestro Presidente Hugo Rafael Chávez Frías es tan, pero tan grande, que ha servido no solamente para reivindicar a los tradicionalmente excluidos, si no también para descubrir las infectas vilezas y malas intenciones de aquellos que tradicionalmente se oponen al bienestar de la fuerza de trabajo.

Qué horror de tanta mezquindad y odio enfermizo. Es casi inconcebible que el ser humano, noble en esencia, pueda rebajarse a tanta bajeza.

Afortunadamente a Chávez lo protegen y guían las fuerzas del bien que prevalecen y prevalecerán de cualquier miseria que intenten los que siempre lo han intentado.

¡NO A LA IMPUNIDAD!

¡VIVA CHÁVEZ POR SIEMPRE Y PARA SIEMPRE!!!


monicahernandez007@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1784 veces.



Mónica Hernández


Visite el perfil de Mónica Hernández para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Mónica Hernández

Mónica Hernández

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Ideología y Socialismo del Siglo XXI


Revise artículos similares en la sección:
Oposición