Conciencia de clase, patria y género

Estamos a las vísperas de un nuevo triunfo, la felicidad del pueblo se hace palpable, es contagiosa, energética e inconmensurable, y todas y todos, ya tarareamos   “vive tu vida dale alegría escucha bien lo que te estoy diciendo, no más barreras al sentimiento. Chávez corazón del pueblo…”. Por supuesto que ello ha encrespado los ánimos de quienes, para hablar en un argot coloquial, “se encasquetan las caretas” de la humildad y el amor por nosotros el pueblo.

Pero olvidan que ya no somos los mismos, ahora estamos claras y claros, sabemos que, a la burguesía no le importa el pueblo, sólo le interesa cuando necesita explotar nuestra fuerza de trabajo. Todo lo demás es una burda careta que se reviste de halagos sinuosos, besos hipócritas y promesas que se quedaran en la utopía, como otrora lo hicieron aquellos de la IV República; sólo hay que retrotraernos, quince (10 o20) años atrás, para rememorar y vivenciar como era nuestro día a día; sin pensiones dignas, dicho de otra forma con pírricas pensiones que además eran pagadas cuando les venía en gana; con mujeres invisibilizadas a la sombra de los machos de turno; donde no existía MetroCable, pdval, CDI, y pare de contar; pues no es mi objetivo explicitar aquí todos los beneficios de este gobierno; además no me alcanzaría el tiempo, el papel y la tinta.

Yo quiero ir un poco más allá, quiero recalcar de nuevo, la necesidad de estar claros en nuestra conciencia de clase, en lo que somos, a qué grupo pertenecemos, y a quien debemos defender, “Somos el Pueblo, hecho hombres y mujeres; pertenecemos a la masa trabajadora (con o sin títulos), y a ellos, sólo a ellos, tenemos el derecho histórico de defender”; Chávez representa al pueblo, al pueblo obrero, a las mujeres y hombres trabajadores y trabajadoras, quienes con nuestra fuerza de trabajo forjamos la sociedad, pertenecemos a la mayoría, no ese minúsculo grupo de personas que se apropian de nuestra fuerza de trabajo para amasar el dinero con el que nos sojuzgan.

El desprecio que nos muestra tanto la burguesía y su fidedigno representante el “señor Capriles”, además de algunos de sus acólitos, es decir aquellos pequeños burgueses o quienes tienen mente pequeño burgués, es decir quienes por tener un carrote, una pequeña cuenta bancaria, una que otra joya, o uno que otro trapo, es evidente; sólo hay que escucharlos, leer entre líneas lo que escriben, o mejor meterse en sus páginas de internet, da escalofrío ver cómo nos catalogan.

Es por ello que desde mi Sentipensamiento, afirmo que hay que ser verdaderamente irracional para faltar a nuestra conciencia de Clase, olvidar o no tener amor a la patria, recordemos que estos señores amán más a Norteamérica que a Venezuela. “La Conciencia es producto de la práctica social”, y si no se hace práctica del amor al país, como le vamos a pedir conciencia de patria, ellos están incapacitados para sentir un amor tan leal, carecen de Conciencia de Patria; la Conciencia de Género, por su parte, es la que me permite escribir de esta manera, entendiendo que como mujer también tengo un papel protagónico en la historia de mi país, pues soy parte de él, y por lo tanto también su defensora y hacedora; las mujeres somos seres sociales, con derecho y votar discernir, luchar y crear. Tenemos conciencia de Género, no somos objetos, somos seres humanos como nuestros compañeros los hombres.

Para finalizar, dejo con ustedes las aportaciones de Sutherland (2010), en cuanto a la conciencia de clase

La conciencia de clase se entiende como un saber objetivo en una situación concreta, que se vincula a la posición que cada clase ocupa en la producción y apropiación de la riqueza en un momento determinado de la historia. Dicha expresión para el proletariado constituye el valor más claro en cuanto a la necesidad de entender a si como sujeto histórico victima de la explotación y de la alienación económica que separa al proletariado de los medios de producción, necesarios para su subsistencia y los obliga a vender su fuerza de trabajo en condiciones desventajosas a la case que los oprime, la burguesía.

*Una Comunista


ibarraelena@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1459 veces.



Elena Ibarra

Licenciada en Educación egresada de la Universidad de Carabobo, Doctora en Psicología Educativa y especialista en violencia de género

 ibarraelena@gmail.com

Visite el perfil de Elena Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: